imagen - el cuarteto de nos (Foto: Facebook de la banda)

“Habla Tu Espejo” Entrevista a Roberto Musso de El Cuarteto De Nos

El Cuarteto de Nos se prepara para la presentación de su disco “Habla Tu Espejo”, una obra con una singular emotividad dentro de su catálogo. La gira conducirá al grupo por Paraguay, Uruguay, Argentina, México, Colombia, Costa Rica y Ecuador.

Roberto Musso (autor de nueve de los diez temas del disco) explica que buscan renovar su set en vivo, y transportar al público por una pluralidad de estados que construyan un clima único, equiparable a un espejo continuo que refleje la vida misma, con todos sus altibajos emocionales.

Mantuve la siguiente conversación con el vocalista y guitarrista de El Cuarteto de Nos luego del último ensayo de la banda en Montevideo.

Hablemos sobre espejos. Hablemos sobre espejos que hablan, una categoría aparte dentro del rock.

Quizá el más famoso (y mi favorito) es el de Tommy, la ópera rock de The Who – un espejo en base al cual uno crea su identidad, pero a partir de lo que uno quiere ver.

Y en el caso del Cuarteto, la cuestión de la identidad siempre ha estado muy a flor de piel – desde su manager ficticio “Emilio García” y la localidad de “Tajo”, a “Los Bedronclos y Tuquito & Sus Cowboys”, banda con la que alguna vez se auto-telonearon.

Este espejo que habla, ¿se puede entender como un modo de hegemonizar o al menos redireccionar las miradas exteriores?

Sí, capaz que cuando compuse la canción lo que buscaba era escribir una canción en la que el yo… ¡no fuera yo! [risas]. Que hablara de mí, pero que no fuera yo. Y entonces dije, “bueno, puede ser un espejo que me hable”.  Eso fue un poco la punta de la madeja de esa canción, esa contradicción, un” yo y no no”… pero cuando me voy queda Roberto plasmado en el espejo  igual.

 

Y ocurre que en algún momento posterior hay que “volver a recoger la imagen”, como diría Benedetti.

Tal cual.

¿Eso intenta este disco en su conjunto? Es extremadamente personal, nueve de diez temas son de tu autoría. Ya has señalado que tiene un efecto fuerte en las personas, que tu esposa lloró al escuchar el primer corte de difusión, al igual que la gente de la discográfica y parte del público.

Igual, me pregunto si esta etapa compositiva en la que te encontrás es realmente tan sorpresiva… hay una frase que dice, “el que insulta siempre, no ofende nunca”. También se puede razonar que el que siempre hace bromas, realmente no es tan feliz. ¿Verlo de ese modo ayuda a desentrañar el significado de estas canciones para vos?

Mirá, el músico de ahora vive más que nada de lo que son los shows en vivo, porque un disco tiene otro valor. Para nosotros, este disco lo que hace es incorporar nuevas canciones al repertorio. Y por más que uno vea que las canciones en el idioma discográfico tengan una unidad, las que se seleccionaron no quiere decir que El Cuarteto de acá en adelante sea eso. Son canciones que tienen el cometido de incorporarse a otras más viejas en el show.

En el aspecto que señalás vos, nos parecía ya antes de sentarnos a pensar el nuevo show del Cuarteto que había una veta – canciones como “Cuando Sea Grande” y “Todos Pasan Por Mi Rancho” tenían una cuestión emotiva muy fuerte, y a su vez convivían muy bien con otras canciones que son más para arriba, por decirlo de algún modo.

Y eso es lo que está pasando ahora con estas canciones. Cuando empecé a componerlas, yo ya me imaginaba a “No Llora” sonando después de “Yendo A La Casa De Damián”, porque no es que no vaya a tocar nunca más esa canción. Y también pensaba que se puede contraponer “Habla Tu Espejo” con “El Hijo De Hernández”, por decirte otro ejemplo.

Reflejos distintos en la sucesión de un mismo cristal, ¿no?

Sí, exacto. Para mí, el show representa un fragmento de la vida misma. Como decías recién, no es sano una persona que siempre se ríe, o que siempre llora. O que siempre piensa mucho. Y nuestro nuevo show con este tipo de canciones a lo largo de dos horas transita por emociones más balanceadas. Hay canciones para que la gente se ría a carcajadas, canciones para que la gente piense, canciones para que la gente rockee, baile, llore… y me parece que esos son ingredientes que le aportan como una multidimensionalidad al show.

¿Sentís como un alivio o una liberación por finalmente poder mostrar esta faceta de vos tan plenamente?

Fue todo muy paulatino. Es cierto que en este disco mi desnudez emocional es mayor, como si estuviera en el medio de la plaza. Pero yo todo esto ya lo venía experimentando. No era una presión, ya habíamos demostrado que podíamos hacer una canción que no tenga humor, y que estaba buena. De hecho, “Cuando Sea Grande” es una cancón con cero humor y fue la que terminó ganando el Grammy. Entonces, me gustó explorar esa veta. No me sentí para nada incómodo, al contrario.

Yo solía creer que un artista hace lo que siente, pero después me di cuenta que uno hace lo que puede con lo que siente…

Sí, hay algo de eso… mirá, yo me había auto-impuesto nunca hacer una canción como “No Llora”, me parecía cursi escribir un tema sobre la paternidad. Y salió solo. ¡Avancé con botón de “abort” encendido por las dudas, pero salió lo más bien! [Risas]

¿Y cómo se dispone la gira del disco? ¿Qué países van a recorrer?

El cuatro de abril nos presentamos en Asunción (Paraguay). Es un lugar al que vamos por segunda vez. Después, el 18 tocamos en el Velódromo y el 24 en el Luna Park. Y el 30 arrancamos por Argentina , tenemos como 16 shows. Y a fines de mayo presentamos el disco en México, Colombia, Costa Rica y Ecuador.

Contame un poco más del show Velodromo, que va a ser la presentación oficial del álbum en Uruguay ¿Cómo lo vive la banda? ¿Les preocupa descubrir qué imagen les devuelve el espejo del otro lado?

El Velódromo tiene el plus de ser la presentación de un disco en un recital multitudinario. Siempre te da cosa, pero te digo la verdad – por más que fuera un lugar chico pasa lo mismo. Es ver cómo se asientan las canciones en la gente, eso es toda una interrogante por más que ya lo hemos visto en algunos shows de verano. Pero ese es otro tipo de show, el Velódromo y el Luna Park son algo muy distinto.

Y también están por estrenar un nuevo video, esta vez del tema “Roberto”.

Roberto” era una idea que teníamos nosotros de un guion, lo hicimos grupalmente. Y justo cuando hablamos con el director Martín Sastre y le contamos la idea, nos dice que le copaba y le gustaría hacerlo. Pero en esos días estaba trabajando en Manhattan. Así que no era posible, “salvo que Roberto quiera venir”. ¡Y ahí me fui para allá! Y justo coincidió que hubo una tormenta de nieve impresionante, y eso tiene mucho que ver con la idea del guion de una tormenta interna en mi cabeza que se va contagiando para afuera. ¡Y aparte después me dijeron que fue la peor tormenta de nieve en ochenta años! [Risas] A ver cómo queda el video, pero pienso que eso lo enriqueció.  En unos diez días ya debería salir…

Y como cierre, volviendo al tema de los espejos dentro de la iconografía del rock… hay una canción que le escribió Lou Reed a Nico que se llamaba “I’ll Be Your Mirror(Seré tu Espejo).

Hoy, en este momento puntual de tu vida, ¿quién te gustaría que fuera tu espejo?

[Piensa unos instantes]

¡Yo! [Risas]

Sí, yo… Porque hoy me miro al espejo, y me da una imagen que me gusta. Y el espejo me deja conforme.

Imagen portada: Facebook de la banda

 

   

 

(Visited 433 times, 163 visits today)



Emilio Pérez Miguel

Emilio Pérez Miguel

(Montevideo, 2 de diciembre de 1979) Traductor público de idioma inglés, periodista cultural y organizador de eventos a beneficio de hospitales pediátricos en Uruguay y Argentina. Su labor periodística comenzó en junio de 2009 con la fundación de MusicKO, un sitio dedicado a la reseña de artistas emergentes. En la actualidad colabora con diversos portales entre los que se incluye Cooltivarte, al cual se integró a inicios de 2011. Como escritor, publicó dos libros de poesía en 2009 y 2010 (“Once” y “Ten”) y uno en prosa que vio la luz en 2013 (“Ayer La Lluvia”). "Once" y "Ten" fueron libros híbridos, con una propuesta enraizada en igual parte en la música y la poesía. "Ayer La Lluvia" aunó esta pluralidad de formas, y se presentó con los artistas que lo inspiraron en un festival de música y literatura que se extendió durante dos años, al término del cual Pérez Miguel se retiró como escritor. Las experiencias vividas durante ese tiempo fueron entonces sintetizadas en la "Campaña Del Juguete", una gira de conciertos que beneficia al Hospital Pereira Rossell en Uruguay, y al Hospital Garrahan en Argentina. Pérez Miguel fue asimismo el primer escritor uruguayo en subir todos sus libros a Internet, amparándose en el sistema de derechos libres conocido como Creative Commons. Basándose en que "el arte es para compartir y no para competir" y buscando "una democratización real de los bienes culturales", el autor comparte su obra en su propio sitio y en diversas páginas que fomentan la literatura, de manera libre y gratuita.

<





Recomendaciones destacadas