Fotorreportaje a Pedro Dalton- Julio 2016 Fotos: Paola Scagliotti

Entrevista: Pedro Dalton de Buenos Muchachos

Buenos Muchachos presenta su disco #8 el próximo sábado 28 de abril en el Teatro de Verano. Justamente un día después de que el álbum fuera distinguido como disco de oro por sus ventas, conversamos con Pedro Dalton sobre cómo estará estructurado el evento, y sobre lo que fue el proceso de gestación del disco en sí.

 

 -Este nuevo álbum de Buenos Muchachos (que acaba de ser certificado disco de oro), ¿es homónimo o anónimo? Y te pregunto esto, porque de ser homónimo, está ratificando la consolidación de un proceso de banda que todos los seguidores del grupo ya sabíamos que venía fortificándose.  

-El disco es anónimo. Si bien pasamos por la idea de que fuera homónimo por sentir que era un disco de quiebre de la banda, le quitamos ese peso de encima y simplemente pasó a ser el octavo disco de Buenos Muchachos.

-Me llama la atención que este disco terminó en las antípodas del que habían proyectado en un principio. Recuerdo haber leído que querían grabar un álbum prácticamente de garaje, donde reinara la espontaneidad. Y terminaron efectuando éste, en un entorno de estudio, y con un extenso tiempo de realización. ¿Qué consideración te merece esto?

-Cada vez que vamos a encarar la forma de grabar un disco las ideas van cambiando para que la forma se ajuste a las necesidades de las canciones, pero en este disco en particular le dimos bola a las ganas que tenía Marcelo de grabar en el nuevo estudio de Gastón Ackermann y de hacerlo con él. Hubieron dudas de meternos en un estudio por buscar la libertad de grabar divirtiéndonos sin pensar en el tiempo que nos lleve, pero a la vez queríamos editarlo antes de que se cumplieran dos años del “Nidal” así que nos cerró perfecto el hacerlo en un estudio con límites de tiempo y trabajar más duro y rápido para que no se estirara la salida.

-A nivel musical, una de las influencias más palpables es la de “Blackstar” de David Bowie, con esos vuelos que cobra la batería, más emparentados con el jazz que con el rock. Ahora, ¿qué otros discos dirías que determinaron la sonoridad del álbum, y que pueden no haber dejado huellas tan marcadas a simple vista?

-Escuchamos producciones de canciones de Flaming Lips, de Nick Cave, de Radiohead y algunas canciones más que ahora no recuerdo. Fue José quien se encargó de mostrarle ejemplos a Gastón tema por tema y habían algunas más que las que te acabo de enumerar.

-Si consideramos que toda creación es una síntesis de elementos variados, ¿de dónde más abrevo este disco? Y con esto me refiero a aspectos extra-musicales, como ser libros y películas.

-Para mí fue basado directamente en lo musical, no se habló de películas ni libros, pero todos vemos películas y leemos libros así que si hay alguna relación es puramente casual.

-En este punto, quiero consultarte sobre algo que también has mencionado en entrevistas, y es que el disco tiene un concepto. La interrogante que me surge es cómo se mantiene dicho concepto cuando muchas de sus canciones se conforman por una mixtura de fragmentos, aportados por los distintos integrantes del grupo. ¿Se puede hacer la lectura de que esto es posible justamente gracias a lo que hablábamos al principio sobre el proceso interno de Buenos Muchachos?

-Yo creo que desde el “Se Pule La Colmena” venimos trabajando juntos y sugiriendo ideas todos los integrantes. Descubrimos que es un mundo más interesante que el que cada uno traiga su canción armada y terminada como sucedía antes, aunque antes también todos metíamos cuchara en todas las canciones, sólo que ahora es más notorio y hace que el trabajo sea más enriquecedor y también nos hace estar más conectados entre nosotros así el concepto se logra solo.

-A pesar de no ser una canción que uno asociaría de manera inmediata con la banda, “Antenas Rubias” tuvo una recepción muy buena. ¿Dirías que eso abre un nuevo horizonte para el grupo? ¿O es exagerado pensar eso?

[Risas] Fue una idea diferente para este disco, creo que es un poco exagerado decir que es el nuevo camino. Estas decisiones en general suceden, no son pensadas, simplemente decimos ésta es una buena canción para mostrar del disco, no más que eso.

 

-La presentación del próximo sábado 28 se va a estructurar en dos partes – una, la premiere del álbum propiamente dicha, y otra donde van a repasar el resto de su discografía. ¿Hay algún otro aspecto del evento que te gustaría resaltar? ¿Van a contar con invitados? ¿Habrá sorpresas en la lista de temas?

-No va a haber invitados. Nos acompaña Gastón Ackermann pero en este caso en particular hace de integrante ya que fue el pilar fundamental de la estética del #8 y alguna cosa más también. Tocó un montón de detalles de las canciones y es el saxo de “Turto” y el flugelhorn en “Sentimiento Acorde”, también hizo un montón de voces en coros apenas perceptibles y algunos más notorios. Lo consideramos un integrante más.

La selección de canciones de la segunda parte también fue estructurada teniendo en cuenta la línea climática del show, no es solamente una recorrida de nuestros discos, está pensado.

-Por último, quisiera pedirte que invites a la gente al evento, no sin antes dejar de agradecerte por todo el tiempo y la consideración prestada.

-Les puedo contar que es una noche especial para nosotros y que el show es un regalo que nos haremos con el público esa noche.

 

Imagen portada archivo: Fotorreportaje a Pedro Dalton– Julio 2016 Fotos: Paola Scagliotti

 

(Visited 58 times, 32 visits today)

Emilio Pérez Miguel

Emilio Pérez Miguel

(Montevideo, 2 de diciembre de 1979) Traductor público de idioma inglés, periodista cultural y organizador de eventos a beneficio de hospitales pediátricos en Uruguay y Argentina. Su labor periodística comenzó en junio de 2009 con la fundación de MusicKO, un sitio dedicado a la reseña de artistas emergentes. En la actualidad colabora con diversos portales entre los que se incluye Cooltivarte, al cual se integró a inicios de 2011. Como escritor, publicó dos libros de poesía en 2009 y 2010 (“Once” y “Ten”) y uno en prosa que vio la luz en 2013 (“Ayer La Lluvia”). "Once" y "Ten" fueron libros híbridos, con una propuesta enraizada en igual parte en la música y la poesía. "Ayer La Lluvia" aunó esta pluralidad de formas, y se presentó con los artistas que lo inspiraron en un festival de música y literatura que se extendió durante dos años, al término del cual Pérez Miguel se retiró como escritor. Las experiencias vividas durante ese tiempo fueron entonces sintetizadas en la "Campaña Del Juguete", una gira de conciertos que beneficia al Hospital Pereira Rossell en Uruguay, y al Hospital Garrahan en Argentina. Pérez Miguel fue asimismo el primer escritor uruguayo en subir todos sus libros a Internet, amparándose en el sistema de derechos libres conocido como Creative Commons. Basándose en que "el arte es para compartir y no para competir" y buscando "una democratización real de los bienes culturales", el autor comparte su obra en su propio sitio y en diversas páginas que fomentan la literatura, de manera libre y gratuita.







Recomendaciones destacadas