Entrevista al músico y productor Dany López Por Paulo Roddel setiembre 2019 Fotos Andrea Silvera www.cooltivarte.com

Entrevista al músico y productor Dany López

Un rico mundo interior

Dany López es un destacado músico, compositor, productor y arreglador uruguayo, con un curriculum muy rico en producciones de obras musicales de gran nivel de artistas de renombre tanto uruguayos como extranjeros.

Sus importantes colaboraciones en obras de otros artistas le han valido un notorio reconocimiento. Con sus discos individuales anteriores “Acuario” (2008) y “Polk” (2015), comenzó a desarrollar su propio sendero musical, diverso en géneros y estilos. Con la música como elemento inherente en su vida y esencia personal, Dany López se establece con este “Kingdom of me”, su tercer disco cantado totalmente en inglés, como un connotado referente en el ambiente musical local.

Con motivo de la edición de “Kingdom of me”, lo entrevistamos para este portal.

 

“Todas mis canciones tienen como eje temático el tiempo”

 

Háblanos acerca de este nuevo disco tuyo, “Kingdom of me”…
“Kingdom of me” es un disco bien distinto a los anteriores que hice porque es como “un hijo buscado”. Mis anteriores discos son como “hijos queridos pero no buscados” digamos, en el sentido de que fueron como más “accidentales”, sobre todo el primero “Acuario”, que es un disco que me gusta sí, pero salió “sin querer”, porque yo estaba haciendo discos de otros, en ese momento puntualmente estaba trabajando en un disco de otro artista, y yo estaba haciendo muchas cosas, y las canciones de ese disco comenzaron a aparecer en los intersticios del trabajo que hacía de otros artistas, y como todos los primeros discos tiene las canciones que uno hizo hasta ese momento. Ya mi segundo disco “Polk”, lo busqué un poco más, tiene más intención. Busqué una definición conceptual un poco mayor, lo pensé desde lo estilístico, lo hice más conscientemente. Aunque también surgió en medio de la producción de otros artistas. En el medio estuvo “Canciones cruzadas” que hicimos con el músico brasilero Marcelo Delacroix en Brasil, que es un disco de versiones mutuas, en el que entrecruzamos canciones de ambos e idiomas. Ahora “Kingdom of me”, sí, ya fue pensado mucho más. Las primeras canciones de “Kingdom…” que son “Completely wasted” y Kingdom of me” no fueron buscadas para el disco, nacieron porque había un concurso, un “songwriting contest” en Estados Unidos, y estaba a sólo dos días de la fecha de entrega y las escribí de un tirón. Me quedé contento con esas canciones, que nunca ganaron ese concurso. Entonces me empecé a plantear la idea de escribir un disco todo en inglés, me resultaba natural, tenía ganas de hacerlo, y resulta que entre viajes y peripecias, tenía un montón de textos escritos. Apareció la idea narrativa a partir del título, es un disco que nace a partir de su nombre, entonces las canciones empiezan a construirse para describir ese lugar que es el “Kingdom of me”.

 

¿“Kingdom of me” es un disco autoreferencial?, ¿es tu propio reino? ¿Es como mirar hacia dentro de vos?
Es eso sí. Es como el lugar que habito, y es también el lugar que puedo construir para mí, y que tiene una cosa existencialista, como un mundo para ser vivido, y que no necesariamente es un reino feliz, sino que es como mucho más un lugar donde a uno le tocó habitar, y va delimitando su territorio, ordena sus cosas, “conversa con otros reinos”… Poéticamente tiene una mirada existencialista, que percibe al hombre como un ser solitario surcando el tiempo y el espacio. Mis canciones desde “Libélula”, que es la primera de mi primer disco “Acuario” hasta la última canción de “Kingdom of me”, pasando por “Polk”, todas tienen como eje temático el tiempo, la escasez y la finitud del tiempo, y cómo esto hace que uno se esfuerce para tratar de saborear la vida lo mejor posible, y no la deje pasar así nomás; el tiempo como un bien preciado… la muerte, la angustia, pero siempre el tiempo como eje lineal… Compuse este “Kingdom of me” a través de personajes o lugares, que es algo que no había hecho en mis otros discos, “The writer”, “The empirical fool”, “The astronaut”, “Sheep world”… hay un montón de personajes a lo largo del disco, y eso para mí fue todo un cambio… A mí el formato, la estética de banda no me va, yo soy más un solista, que usa el recurso del rock y el folk para expresarse musicalmente…

 

¿Por qué decidiste grabar todo el disco en idioma inglés? ¿Más allá que el idioma no sea tan importante, existía alguna razón en particular?
Yo escribí toda mi vida en inglés, desde chico, mis primeras canciones fueron en inglés, tuvo que ver con un retorno a mis orígenes como escritor, por otro lado fue como parte de mis juegos de escritura, me propuse formas de sacarme de mi zona de confort, fue como “a ver, ya hace mucho tiempo que vengo escribiendo canciones en español, que pasa si vuelvo a escribir en inglés”. Y el idioma es algo que te lleva a distintos lugares. En inglés compuse canciones que me resultaron viajes distintos. Es como si hiciera un viaje en barco o en tren, la forma en la que viajo es distinta, pero el lugar de llegada es el mismo. El idioma como vehículo te muestra otros lugares, ya la manera de formar y componer las canciones es diferente, y también me permite sacar afuera otros temas, cosas que quizá no me animaría a decir en español, porque tal vez me daría más pudor. El inglés me resultó muy liberador para cantar, saqué otras voces y personajes de mí, que de repente se me inhibirían más en español, y sin embargo en inglés salieron esos “bichos” tranquilamente desinhibidos, como heterónimos que me permito con el inglés. Muchas canciones las compuse viajando por algunos países de Europa, la mitad del disco fue compuesto en esos viajes, entonces yo estaba hablando y pensando en inglés, al tiempo que también escribía en inglés, sentía como la emoción de hacer algo por primera vez, que estaba escribiendo algo en otro idioma y que además me dejaba feliz…, me sentí muy estimulado de saber que podía escribir en inglés y que me salía algo bueno, que me resultaba leíble, y yo soy muy crítico con la escritura…

 

¿Qué lugar ocupa la poesía en tu creación? ¿recurrís a ella? ¿sos lector de poesía?
Sí, cada vez más. Me encanta leer, soy lector en general, y de poesía también. Cada vez más mi obra tiene que ver con la escritura más allá de la música, pongo el acento en la escritura, la música para mí es como algo sumamente natural, y la letra más desafiante… Yo siento que muchos cantautores no prestan tanto atención a las letras, con cualquier letra ya está bien… Desde que me di cuenta que me importaba el texto, me puse a investigar mucho el vínculo entre música y letra, como parte de mi trabajo haciendo taller de canciones, prestándole mucha atención a eso, y viendo eso en otros músicos terminás concientizando los vicios y las virtudes de eso. En este disco, pero también en los anteriores, la letra es muy importante para mí, quiero que cada palabra tenga sentido per se y que se merezca su lugar en el verso.

 

Contanos acerca de tus orígenes musicales, naciste prácticamente “hablando” música… ¿Qué recordás como tus primeras experiencias musicales?
Yo estudié piano clásico desde muy chico hasta los 21 años. En mi casa siempre se escuchaba música todo el día, cuando no se escuchaba música clásica se escuchaba tangos, milonga o folklore. Mi mamá y mi hermano tocan el piano, siempre estaba la radio con música clásica o folklore, curiosamente se escuchaba mucho folklore argentino en mi casa, porque mi familia proviene mucha de Buenos Aires, entonces conocí desde muy chico a grupos como Los Fronterizos o a músicos como Atahualpa Yupanqui… descubrí el folklore uruguayo en la adolescencia, entonces me llegó mucho antes Yupanqui que por ejemplo Los Olimareños…

 

¿Qué fue en concreto lo primero que escuchaste y te deslumbró, y que te llevó a pensar que “eso” era lo que querías hacer?
Tuve una primera fascinación con los Beatles, porque ocurre que me los presentó mi hermano ocho años mayor que yo, con mucha información ya incluida digamos, entonces es distinto llegar a los Beatles desde los discos de la primera época a conocerlos con el Sargent Pepper´s, Revólver o el White Album… Para mí el White Album fue el disco que más me marcó y me influyó después en mi carrera como músico sí pero también como productor, con ese disco descubrí que la música no tenía ninguna frontera creativa, lo de ser productor creo que viene de ahí. También otra banda de la que soy muy fanático desde chico es Supertramp, me encantaba porque había un tipo como Roger Hodgson que hacía rock tocando el piano. Me gusta mucho Elton John también, sobre todo el de los años 70´s, que coincide con la carrera solista de Lennon, y la de McCartney con Wings… Para mí hay una época post mayo del `68 que es riquísima musicalmente, que es alucinante, que aún no llega a ser la época de todo el rock progresivo que complejizó demasiado todo. A mí me gusta más la canción cruda, visceral, directa, y eso del rock me puede.… Y claro, me gustan músicos fascinantes como Tom Waits, Leonard Cohen, Bob Dylan, que heredan musicalmente lo que en literatura sería beatnik, de escritores como Kerouac, Burroughs o Ginsberg…

 

¿Cómo te mantenés actualizado acerca de nuevas bandas, músicos, tendencias?
Sí, siempre lo hago. Yo tengo la enorme suerte de que parte de mi trabajo, al ser productor, es que vengan otros músicos a pedirme que les ayude a grabar su álbum. Entonces esos artistas se me acercan para mostrarme su material. Yo te puedo decir que veo a compositores geniales desde sus inicios, que ni siquiera ellos mismos saben el potencial que tienen, tengo acceso a una especie de semillero creativo del cual después salen creadores que son impresionantes… Por ejemplo Fede Baccino, para mí es uno de los mejores compositores que hay acá hoy, Inés Errandonea, una artista joven que todavía tiene mucho para dar, por supuesto Carlos Cossi, que sacó un discazo con su banda el año pasado, y hay unos cuantos más por suerte… Eso en cuanto a lo local, después en lo internacional digamos me gustan artistas como Beirut, Lisa Haniggan, Andrew Bird, Yael Naim, y aunque no son tan nuevas me gustan mucho Fionna Apple y Suzanne Vega, entre muchos otros…

 

¿Qué disfrutás más, el trabajo como músico dedicado a lo tuyo personal, en la producción de otros artistas, o ambas cosas?
Disfruto más de componer. El concepto de usar al estudio como “instrumento” es una revolución que ocurre con Phil Spector y George Martin con los Beatles, cuando el estudio se vuelve un instrumento, ocurre que no sólo componés para la guitarra, sino también para el estudio, o por lo menos tenés esa posibilidad. Cuando yo trabajo en la composición, muchas veces lo hago a la vieja usanza, con la guitarra, con el piano, anotando en un papel… La propia posibilidad de conocer la herramientas de producción ya hace una sinergia con la canción…

 

¿”Kingdom of me” es tu mejor disco? ¿ o al menos el que a vos te gusta más?
Es probable que sea mi mejor disco sí, aunque creo que no el que tiene las mejores canciones. Como disco completo sí, es el que me gusta más, el mejor que hice, y con el cual terminé de entender cómo quiero hacer discos míos… Por otro lado no sé si tengo canciones tan buenas como sí creo tener en mis discos anteriores, en “Acuario” o “Polk” tengo buenas canciones, pero “Kingdom of me” es un todo, una obra conceptual con principio y fin, y que creo que nunca decae en lo narrativo, como obra funciona mucho más entera que los discos anteriores, este último disco mío es para mí el más redondo y el que me agarró poéticamente más maduro, con mucho mejor control de la pluma, y musicalmente mucho más consciente también… sé cómo puedo decir lo que quiero decir…

 

Tenés bastante trabajo en Brasil también, con músicos y artistas de ese país…
Sí, trabajo mucho en Brasil. Me gusta escribir y cantar en portugués… “Kingdom of me” es el primer capítulo de una suerte de trilogía que planifico, que incluye un próximo disco llamado “Limbo” que es todo en idioma portugués, grabado y cantado por músicos brasileños y alguna canción cantada por mi… El siguiente sería “Driving away from limbo”, esa es una trilogía que tengo en mente…

 

¿Cuál es el recorrido a partir de ahora de “Kingdom of me”?, ¿cómo pensás presentarlo y difundirlo?
Hace tiempo empecé a pensar mejor todo lo que tiene que ver con la exposición, el tocar en vivo, y con todo el sistema de difusión. No estoy desesperado por presentar y tocar el disco en vivo, no es algo que me preocupe en este momento. Igual he tocado bastante en los últimos tiempos acompañando a otros artistas, un poco para despuntar el vicio. Sí me importaba más construir una buena obra, tener el show presentarlo y todo eso, no es una prioridad para mí, quiero que en algún modo este disco “pida a gritos” digamos ser presentado y tocado… Seguramente se presente el año que viene, en otra época de mi vida hubiera estado como loco por presentarlo ya mismo. Ahora sigue la salida de un primer video, del tema “The astronaut”, que es una animación creada por Martín Molinaro, que es un dibujante y performer santafecino, y que será parte de una serie de videos animados de canciones de “Kingdom of me”, eso sería lo primero de fuera del disco en sí… Luego vendría un poco más de prensa, con algunos eventos tipo “show case”, cinco o seis canciones con un piano y listo, aprovechando para conocer, conversar y compartir con otros músicos. Mi idea es presentar “Kingdom of me” en el exterior también en los próximos meses, como en Buenos Aires, Brasil, Colombia o México y probablemente salga el disco en edición física en enero, en una edición muy limitada, esas son algunas de las cosas que vendrán en un futuro próximo con este disco.

 

 Ver fotogalería


 

 

(Visited 137 times, 144 visits today)



Paulo Roddel

Paulo Roddel

Nació e1 13 de octubre de 1977, en Montevideo, Uruguay. Ha publicado poesía y cuentos en revistas y antologías de escritores. Editó fanzines y publicaciones de rock de circulación under en Montevideo (1997-2000). Co-fundó los grupos de poetas 7 Segundos y Seis50, grabó los cds de poesía “Siete Segundos en la vuelta de tu oreja” (Grupo 7 Segundos, 2002) y “Ablación del Habla” (Grupo Seis50, 2006). Ha publicado cuatro libros de poesía Trapos (2004), Palidezco (2010), Ama/zonas (2014), y "El ceño del sueño" (2016). Ha colaborado en los periódicos La Diaria y La República, fue co-redactor de la revista cultural Fango (Premio Fondos Concursables del MEC, 2010-2011), colaboró en las revistas culturales H-enciclopedia, El Boulevard, Revista Ricardo Reis, Revista Vadenuevo, Artesuburbano, Revista Once, Magazine Montevideando, Suplemento El País Cultural, entre otras publicaciones. En 2014 participa de la realización Poetas - Proyecto Cross Media. Colabora desde el 2010 en el portal cooltivarte.com. Participa en ciclos literarios y encuentros de escritores tanto en Uruguay como en Argentina, y como columnista invitado en radios tratando efemérides vinculadas al rock. Como periodista cultural ha entrevistado a numerosas destacadas figuras de la cultura, tanto uruguayas como extranjeras en diferentes disciplinas artísticas. Colabora también en la revista digital Lamás Médula, de Buenos Aires. Es docente de inglés, librero, y actualmente cursa la carrera de Licenciatura en Ciencias Históricas en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UdelaR.

<





Recomendaciones destacadas