imagen - Onda-vaga-argentina

Entrevista a Marcelo Blanco de Onda Vaga

Fueron la banda revelación para medios como MTV y Rolling Stone al poco tiempo de iniciar su carrera en enero de 2007.

Sus giras los llevaron a compartir el escenario con artistas como Radiohead, REM, Jesus & The Mary Chain y Noel Gallagher en diversos festivales.

Llenaron con facilidad el Estadio Luna Park de Buenos Aires al presentar su disco «Magma Elemental» en 2013 – disco que se posicionó en los primeros lugares del ranking de ventas de la categoría “World Music” de Tower Records Japón, país donde también se presentaron de modo memorable.

Estos son algunos de los logros más mentados de la banda argentina Onda Vaga. Y su contundencia adquiere un cariz muy especial cuando recordamos que desde su origen al día de hoy el quinteto se mantiene fiel al camino de la gestión independiente.

Conversamos con Marcelo “Chema” Blanco sobre la filosofía que nutre a este banda que se presenta como un grupo que no tiene líderes, sino a cinco amigos que aprendieron a capitanear su destino juntos, y a prosperar de un modo que no solo no anula las cualidades esencialmente humanas que deben impulsar la creación artística, sino que las consolida y fortifica.

Una serie de ideales son significados por Onda Vaga hasta adquirir un acento muy característico. Los medios los identifican como “la banda independiente con mayor convocatoria”, y no solo han girado extensivamente por Europa sino que también han alcanzado Oriente. Y tienen un enfoque netamente democrático a la hora de componer e interpretar sus canciones, pero no por eso la identidad de cada uno de ustedes se vuelve difusa.

¿De dónde surgió el impulso que los condujo a desplazar esos paradigmas de su eje, y cómo lograron construir una alternativa que se sustenta con tanta eficacia?

La banda comenzó sin planteos, no hubo una idea detrás de todo, solo la música y la amistad. Probablemente fuimos fruto de un paradigma en el cual la sustentabilidad era la clave y en nuestro caso lo resolvimos simplificando: chau backline. Sin necesidad de amplificadores, ni batería, ni pruebas de sonido, nos relajamos en ir y tocar. Al principio Onda Vaga entraba en un auto (cinco personas, un cajón, una guitarra, un cuatro, un trombón y una trompeta)

Para quienes aún tienen que familiarizarse con su obra, ¿Cuál dirías que es el tratamiento temático original de Onda Vaga? ¿Qué buscan estilizar con sus canciones?

Hablo por mí y por la obra pasada (porque el futuro traerá nuevas búsquedas), pero creo que hay un estilo simple y bello. Sintetizamos muchos géneros y los usamos como se nos canta, en pos de hacer la mejor canción posible cada vez. No sé hasta qué punto sirve describir la música con palabras.

¿Y en la práctica, los temas que calaron en la gente son los que señalarías como los más emblemáticos del grupo? ¿O fueron canciones destacadas por factores externos?

Quizá ambas cosas, yo pienso que en algún punto si la gente elige tal o cual canción, es por algo también, y además eso sin duda retroalimenta al espíritu de la banda. Mi ideal es que cada tema sea un emblema.

¿Cómo articulan su concepto de pertenencia? ¿Los afecta el hecho de que se formaron en Uruguay, pero básicamente operan en Argentina? ¿O creen que la música no tiene ni tiempo, ni lugar?

Por un lado, opción “b”. Por el otro, no creo que haya tanta diferencia entre una cultura y la otra, sobre todo a nivel musical, y más teniendo en cuenta que crecimos en una gran ciudad, con la consecuente cuota de “globalidad”, como podría pasarle (si se quiere) a nuestros congéneres montevideanos. Igual si me preguntan no diría que soy uruguayo, porque no lo soy, pero tampoco es que me interese mucho aclararlo llegado el caso. Nuestra pertenencia no es un concepto articulado por nosotros, es más bien algo que nos atraviesa.

¿Cómo escuchan a sus pares? ¿Es acertado decir que hay muchas bandas que se refugian en la independencia como posicionamiento estético?

Yo los escucho con atención (y si me gustan) con auriculares yendo por la calle. Creo que hay una falta de refugio en la independencia y eso genera estéticas que lo suplen y/o se jactan de eso.

Nosotros llevamos la música como bandera, nuestra forma de operar siempre estará al servicio de eso.

¿Y los ha afectado (o los afecta) esa especie de “karma contracultural” de darse a conocer a un público cada vez mayor?

Nosotros hacemos música porque nos gusta. Cuanta más gente la escuche y le guste mejor, no veo el “mal karma” en eso. Todo lo contrario. Darle valor a un objeto artístico solo porque pocos lo hacen me resulta errado, es como jactarse de la obra ajena. Uno no es importante por descubrir un artista, lo importante siempre será su arte.

¿Qué conexiones ven como reales entre sus tres discos? ¿Y cuáles son posibles?

Invito a que lo hagan quienes los escuchan. Odiaría condicionar los oídos frescos y juiciosos de quien lea esto.

¿En qué disco podemos encontrar el momento de mayor ebullición de Onda Vaga?

Yo creo que en el último. Pero por algo será que el primero sigue siendo tan aclamado.

¿Y quedó alguna página en blanco en la historia de la banda que esperan poder llenar?

Ojalá que más de las que ya fueron escritas

Idealmente, ¿Cómo debería manejarse la música en la era de la información?

Con la mayor libertad posible, y respetando a los artistas responsables de cada obra.

Y en los hechos, ¿qué debería hacerse para que el hecho artístico no devenga en un hecho netamente comercial? ¿Cuál es el punto medio? Recuerdo que cuando te conocí, señalaste que firmar con una discográfica no solo no era un objetivo, sino que era más bien una trampa a evitar.

Creo que el hecho artístico va a estar siempre más allá de su efecto comercial, por más grotesco, angurriento y miserable que este último sea. El hecho artístico empieza en el artista y termina en el receptor. Una vez que esto sucede, no se lo puede objetar, porque es absolutamente subjetivo. Por otro lado, en el caso de la música no está bueno que las grandes corporaciones mediáticas monopolicen los canales masivos de comunicación, pero al menos hoy existen muchos nichos artísticos y hasta formas de arte nuevas gracias a internet.

¿Qué actividades proyectan para 2015? ¿Cuándo podremos verlos de nuevo en Uruguay?

2015 nos encuentra con ganas de grabar música nueva y a punto de inaugurar un pequeño estudio/sala propio, además de muchas giras: Canadá, Europa, Uruguay (ojalá), Colombia (quizá, quizá no)… y como grupo, muy unidos como siempre.

Próxima presentación de la banda en Buenos Aires: Sábado 14 de febrero de 2015 en Ciudad Cultural Konex (Onda vaga festeja San Vaguetin).

(Imagen de portada extraída del Facebook de Onda Vaga: www.facebook.com/ondavaga)

(Sitio web de la banda: www.ondavaga.net) 
 

   

 
 


 

(Visited 1.922 times, 55 visits today)



Emilio Pérez Miguel

Emilio Pérez Miguel

(Montevideo, 2 de diciembre de 1979) Traductor público de idioma inglés, periodista cultural y organizador de eventos a beneficio de hospitales pediátricos en Uruguay y Argentina. Su labor periodística comenzó en junio de 2009 con la fundación de MusicKO, un sitio dedicado a la reseña de artistas emergentes. En la actualidad colabora con diversos portales entre los que se incluye Cooltivarte, al cual se integró a inicios de 2011. Como escritor, publicó dos libros de poesía en 2009 y 2010 (“Once” y “Ten”) y uno en prosa que vio la luz en 2013 (“Ayer La Lluvia”). "Once" y "Ten" fueron libros híbridos, con una propuesta enraizada en igual parte en la música y la poesía. "Ayer La Lluvia" aunó esta pluralidad de formas, y se presentó con los artistas que lo inspiraron en un festival de música y literatura que se extendió durante dos años, al término del cual Pérez Miguel se retiró como escritor. Las experiencias vividas durante ese tiempo fueron entonces sintetizadas en la "Campaña Del Juguete", una gira de conciertos que beneficia al Hospital Pereira Rossell en Uruguay, y al Hospital Garrahan en Argentina. Pérez Miguel fue asimismo el primer escritor uruguayo en subir todos sus libros a Internet, amparándose en el sistema de derechos libres conocido como Creative Commons. Basándose en que "el arte es para compartir y no para competir" y buscando "una democratización real de los bienes culturales", el autor comparte su obra en su propio sitio y en diversas páginas que fomentan la literatura, de manera libre y gratuita.

<





Recomendaciones destacadas