Riesgo, corazón y alma. Entrevista a Lisandro Aristimuño

El próximo 11 de mayo, Lisandro Aristimuño retorna a Uruguay para presentar su nuevo material discográfico: “En Concierto”. Por primera vez, el destacado músico y compositor estará presentándose en nuestro país con su banda completa en el Auditorio Nacional del Sodre.

Tuvimos la posibildad de entrevistarlo vía mail, y en el intercambio también conversamos sobre su labor como productor e impulsor de cultura independiente. Y nos confirmó algo que seguramente alegre sobremanera a sus seguidores: acaba de finalizar la grabación de un nuevo disco de estudio, y espera editarlo antes de que termine el año.

 –Recientemente me correspondió reseñar a un músico cuyo primer álbum sigue muchos de tus patrones estilísticos, y resumí tu obra como la de una persona con “la sensibilidad de alguien que entiende el riesgo de permitir al corazón estallar únicamente en canciones, pero que decide hacerlo de todos modos, como si a fuerza de persistir esa sombra pudiera ser un don”. Dejando de lado que esa es la lectura a la que llego de modo totalmente subjetivo al escuchar tus discos, ¿qué te genera esa definición?

–Me genera gratitud porque es lo que realmente quiero dejar registrado en mis discos: el riesgo, el corazón y el alma.

–La primera vez que te vi en vivo, hiciste una reflexión desde el escenario que me encantó: “no sé si existe peor ni mejor en la música”. Lo comparto plenamente, pero me surge la interrogante de cuál es el diferencial concreto para vos al escuchar canciones. Dado que alguna vez definiste a la música como “una forma de llegar a las personas”, ¿se puede interpretar que el valor que le adjudicás a una canción radica en cómo puede alcanzar o incentivar a los demás?

–Una vez que termino de grabar o registrar mis canciones siempre pienso que están a la mitad, la otra mitad es la del oyente… Hay canciones que pueden gustar más que otras y realmente eso no tengo cómo saberlo, simplemente las hago con mucho disfrute y luego llegan a la gente de diferentes maneras. Me apasiona saber qué le ocurre al que las escucha y sus interpretaciones, incluso a veces son mejores que las que yo quise expresar y transmitir, eso me llena y me hace seguir adelante.

–En una nota que diste al momento de editar “Azules Turquesas”, mencionabas que tu idea era editar un disco por año. Eso no ocurrió, principalmente porque de modo natural pasaste a ocupar otros roles como ser el de productor, o el de impulsor de compilados independientes sin fines de lucro que se pueden escuchar online. ¿De qué maneras esos discos que producís y compilás resuelven tus inquietudes artísticas propias?

–Creo que es una manera de agradecer a la música misma, y poder dar espacios a otros músicos, con respecto a producir me fascina también el hecho de ponerme en otro rol y no ser el protagonista como sucede en mis discos.

–Tenemos casi la misma edad, y creo que tuvimos la suerte de haber crecido en una época donde música con ciertas características objetivamente muy meritorias sonaba en las radios. Una vez definiste a Thom Yorke como “el John Lennon de los 90s”. ¿Quién dirías que ocupa ese lugar para la generación del 2000, o incluso la del 2010?

–Thom Yorke. ¡Jaja! Sigue siendo el que más me gusta.

–Ya pasó un tiempo desde que editaras tu último disco de estudio, y asumo que ya debés tener las suficientes composiciones como para un nuevo álbum. ¿Qué coloratura tienen esos temas? ¿Y qué diferencias encontrás hoy en tu método y enfoque  compositivo luego de haber trabajado con todos los artistas que has producido?

–Tuve la suerte de trabajar con músicos que admiro y respeto muchísimo, todas estos procesos de los cuales aprendí muchísimo se van plasmando en lo nuevo que pueda hacer. Ahora terminé de grabar un disco que seguramente salga este año y la verdad estoy muy contento con los resultados.

–¿Qué artistas estás produciendo en la actualidad? ¿Qué artistas argentinos nuevos has escuchado que te resultaron llamativos, y despertaron tu interés suficiente como para querer aportarle algo a su obra?

–El último disco en el que fui productor artístico fue en el último disco de Fabiana Cantilo (2015) y estuve colaborando con discos de: Antonio Birabent, Científicos del Palo, Alfonso Barbieri y Rosal, aparte de estar produciendo lo que será mi nuevo disco. Bandas nuevas argentinas que me gustan: Los Tremendos, Prietto, Chocoguón, The Paco y Almas band.

–Y concretamente, ¿has escuchado a algún músico uruguayo que te gustaría producir? ¿O alguno con el que te gustaría colaborar, al menos?

–La verdad que por el momento estoy abocado en otras producciones y tuve la suerte de compartir con músicos uruguayos que admiro y me gustan muchísimo como el caso de Martin Buscaglia, Fernando Cabrera, Nico Ibarburu

–Por último, ¿qué particularidades va a tener tu presentación en Uruguay el próximo 11 de mayo, en el Auditorio Nacional del Sodre?

–La última vez que toqué en Montevideo fue en set solo acompañado con cuarteto de cuerdas en un espacio más íntimo. Y para este concierto voy con toda mi banda, a dar un show muy enérgico que contiene muchísimas versiones de canciones de todos mis discos hasta hoy.

Imagen portada: Archivo – LISANDRO ARISTIMUÑO en Homenaje a Zitarrosa 80 Años – Estadio Centenario – 11 de marzo 2016 – Foto © Martín Pereira

(Visited 40 times, 8 visits today)



Emilio Pérez Miguel

Emilio Pérez Miguel

(Montevideo, 2 de diciembre de 1979) Traductor público de idioma inglés, periodista cultural y organizador de eventos a beneficio de hospitales pediátricos en Uruguay y Argentina. Su labor periodística comenzó en junio de 2009 con la fundación de MusicKO, un sitio dedicado a la reseña de artistas emergentes. En la actualidad colabora con diversos portales entre los que se incluye Cooltivarte, al cual se integró a inicios de 2011. Como escritor, publicó dos libros de poesía en 2009 y 2010 (“Once” y “Ten”) y uno en prosa que vio la luz en 2013 (“Ayer La Lluvia”). "Once" y "Ten" fueron libros híbridos, con una propuesta enraizada en igual parte en la música y la poesía. "Ayer La Lluvia" aunó esta pluralidad de formas, y se presentó con los artistas que lo inspiraron en un festival de música y literatura que se extendió durante dos años, al término del cual Pérez Miguel se retiró como escritor. Las experiencias vividas durante ese tiempo fueron entonces sintetizadas en la "Campaña Del Juguete", una gira de conciertos que beneficia al Hospital Pereira Rossell en Uruguay, y al Hospital Garrahan en Argentina. Pérez Miguel fue asimismo el primer escritor uruguayo en subir todos sus libros a Internet, amparándose en el sistema de derechos libres conocido como Creative Commons. Basándose en que "el arte es para compartir y no para competir" y buscando "una democratización real de los bienes culturales", el autor comparte su obra en su propio sitio y en diversas páginas que fomentan la literatura, de manera libre y gratuita.

<





Recomendaciones destacadas