imagen - Atilio Dutruel

Guardar un instante, entrevista a Atilio Dutruel

Atilio Dutruel Victora Desde el 93’ a la fecha participa de diversas muestras colectivas y diseño de afiches además de Arte Correo. Realización de audiovisuales, difusión de eventos culturales a lo actual que es el Proyecto TENDALES/Santa Lucía.

Lo invitamos a nuestro ciclo de Fotógrafos para conocerlo un poco más.

¿Cuando empezaste a hacer fotografía?

Comencé con la fotografía en los primeros años de la década del ’90, hice un básico con un maestro que ya no vive en Uruguay y desde allí casi que no he parado. Con el transcurso del tiempo he ido experimentando, mirando y disparando…. Los resultados han sido muy variados ya que en ese momento trabajaba con la técnica analógica y hoy lo hago con cámaras digitales lo cual hace que el resultado sea totalmente distinto y he estado incursionado en diferentes áreas de la creación. Mucho antes de eso hacía fotografías pero me salían no del todo bien.

«Estar ahí donde debo en el momento justo o perder para siempre la oportunidad. Cada fotografía es diferente de las demás e irrepetible, eso me empuja a la hora de accionar el disparador»

¿Qué es lo que más te entusiasma de la fotografía?

El acto de guardar un instante, un trozo de realidad, de gesto, de paisaje, de ser protagonista y testigo de un hecho. Estar ahí donde debo en el momento justo o perder para siempre la oportunidad. Cada fotografía es diferente de las demás e irrepetible, eso me empuja a la hora de accionar el disparador.

¿En que piensas cuando estas encuadrando?

A veces simplemente miro, a veces pienso en el resultado pero por lo general es como una acción automática, veo, miro me posiciono de la manera más correcta posible y luego disparo. No sé si hay que estar siempre pensando, a veces tenemos que dejarnos fluir…

¿Qué destacas de la experiencia de estar trabajando profesionalmente en fotografía?

No vivo de la fotografía, realmente mis ocho horas son al servicio de una empresa como vendedor, pero siempre ando con mi cámara “cazando” imágenes, mirando por las calles o a través de la ventanilla del bus. Hago habitualmente fotografías por encargo pero no es mi ingreso económico principal, aunque es mi ingreso cultural más importante. O sea que día a día me voy nutriendo de conocimientos y voy enriqueciendo intelectualmente y eso está separado del dinero para mi, hoy. Eso es hasta ahora, ya que tengo en mente incorporar otros soportes para las fotos además de intervenirlas con objetos. Esto –para mí- es innovar y pasa por el tema de la investigación y la experimentación en universos nuevos mezclando lo que ya tengo con objetos que irán apareciendo paulatinamente, cosas quizá guardadas por años esperando tener otra utilidad más de la que originalmente hayan tenido o cosas que hasta pueda ir encontrando camino a la parada del bus o que lleguen a mi por otros medios.

Estuviste participando recientemente en TENDALES/SL OCTAVA TEMPORADA 2015 evento colectivo multidisciplinario en la Plaza Liber SEREGNI de Costa Azul y Vivero MONTES de La Floresta. Cuéntanos tu impresión de esta exposición, el lugar no convencional del circuito artístico y las diferentes propuestas que estuvieron.

En Costa Azul no estuve presente a la hora de exponer por razones de tiempo y ajetreos varios, pero sí fui al Vivero MONTES y disfruté de una muy buena jornada, allí ya había participado de Tendales en otros momentos así que encaja con mi personalidad eso de colgar fuera de las Salas, eso de la no formalidad, es totalmente diferente, no está estructurado o sea que en ese lugar específico debemos saber combinar lo que ya está con lo que aportamos. Vale decir Tendales es eso, tender piolas y colgar (hoy) entre plantas lo cual me da una visión diferente y también lo logra con el visitante que muchas veces no sabe que estoy, que están allí mis trabajos y se acercan al lugar por otros motivos.

¿Qué tan importante es ser objetivo en tu profesión? ¿El fotógrafo tiene siempre una intención?

Nada de lo que hacemos es sin intención. En la vida es todo intencional excepto lo accidental pero eso es otra cosa. En fotografía puedo tener la intención de querer fotografiar un barco y justo de allí baja el Presidente y digo que no tuve la intención secundaria sino meramente estuve allí porque me atrajo las dimensiones de la nave o una inscripción o los colores, no sé, pero terminé accidentalmente haciendo una foto de ese señor. Eso es a modo de ejemplo pero puede suceder en otros ámbitos. El fotógrafo como cualquier otro humano es un ser susceptible a lo que sucede a su alrededor.

¿Cómo se te ocurren las ideas? ¿Tenés una libreta de apuntes?

Las ideas… a veces van surgiendo paulatinamente como ser el trabajar en una Serie o en más de una a la vez, pero otras veces voy viendo qué hacer sobre la marcha de un acontecimiento si bien es cierto que siempre tengo una base preestablecida de trabajo porque a veces podría improvisar pero no siempre es conveniente hacerlo, hay reglas para seguir, hay métodos de trabajo. Muchas veces trabajo en series pero las mismas pueden llegar a ser discontinuadas, puedo retomar un tema y efectivamente hasta he llegado a estar muchísimo tiempo enfocado en un tema en concreto y otras veces no veo la culminación del mismo ya que van a ir apareciendo nuevos paisajes, otros niños, carteles atractivos, bicicletas ajenas, gente envejeciendo… entonces la continuación de un tema puede ser muy variable específicamente cuando son lugares a los cuales vuelvo o el destacar acciones de la gente.

¿Cuantas tomas realizás hasta conseguir la imagen que querés?

Es variable, teniendo –hoy- el resultado en un pequeño monitor puedo ver la aproximación a lo que originalmente es mi idea y de allí tomar el rumbo se la sesión. Para elegir la mejor foto suelo utilizar la capacidad de selección que he ido adquiriendo con los años…

¿Que hace que una imagen llame más la atención que otra? ¿Cuál es la virtud de la fotografía?

De acuerdo al tema en el que cada uno esté trabajando el impacto visual habrá de ser diferente. En la crónica policial muchas veces van las peores fotos acompañando a los textos, por ejemplo. En deportes hay que destacar más el esfuerzo del fotografiado. La fotografía debe contar algo, cuando miramos una foto tenemos que saber de qué se trata o que nos quiso transmitir el autor cuando es algo concreto.

¿Crees que los fotógrafos deben tener una filosofía para hacer un buen trabajo?

Si, puede ser, en general tenemos que reflexionar sobre lo que hacemos o lo que haremos.

¿Puedes contarnos tu proceso de edición?

Con el ordenador solo trabajo a veces algún encuadre si se ha escapado algún detalle o trato de corregir la luz amén de llevar al blanco y negro una toma digital a color. No más que eso.

¿Qué opinión tenés de los programas de tratamiento de la fotografía?

Todo es bueno mientras sea bien utilizado. Con esos programas podemos mejorar ciertos aspectos como decía anteriormente. Creo que cuando nos excedemos o pasamos ciertos límites eso que originalmente fue una fotografía pasa a tomar la forma y el nombre de infografía, es por eso que debemos cuidar mucho y saber dónde están nuestros propios límites.

¿Trabajas con metadatos en una fotografía? ¿Cuáles son los ítems con más relevancia y porqué? ¿Trabajas textos en tus foto? (pie, descripción, análisis teórico?

Los metadatos sirven para obtener información de una fotografía, me son útiles solo para eso, para recordar cuándo y dónde estuve…

Con la aparición de las cámaras digitales y la cantidad de disparos ¿se mira menos?

A veces caigo en esos yerros. Lo confieso.

Hoy en día se maneja en cultura el concepto de prosumidor, donde todos somos productores y consumidores al mismo tiempo, ¿crees que esto es así? ¿se acentúa con la aparición por ejemplo de los smartphones, la invasión de imágenes y la velocidad de difusión?

Son riesgos del libre mercado.

Con el avance tecnológico las cámaras de fotos filman full hd, ¿qué opinas con respecto a que el mismo profesional realice trabajos fotográficos y de video? ¿Afecta eso a la profesión de fotógrafo?

La fotografía y el vídeo van por distintos caminos. Sucede que con el avance tecnológico se ha puesto muy de moda eso de combinar y además casi todo somos fotógrafos y vídeo realizadores. No es mi caso. Otrora el fotógrafo era un señor que además de conocer el manejo de cualquier cámara, hacía el trabajo de laboratorio y la ampliación. Hoy en una casa de electrodomésticos otro señor compra una cámara, hace imprimir tarjetas personales y se pone a hacer sociales.

¿Qué esperás de la gente al ver tus fotos?

Trato de mostrar la realidad tal cual la ven mis ojos porque a veces aprendemos a mirar y otras tantas solo utilizamos el sentido de la vista porque lo tenemos incorporado y en relación al espectador busco generalmente sorprender, estoy utilizando el blanco y negro como modo de persuasión como forma de lograr un impacto visual que realmente haga que quien ve mis fotografías quede por un rato pensando en ello. La vida es “a color” y entonces por un momento debemos cambiar el sentido que traemos desde nuestra génesis.

¿Qué opinas del derecho de autor de la imagen y su relación con las redes sociales?

Es complejo ese tema. Lo mejor es firmar encima las fotos, quien quiera una original que me lo solicite y con gusto si amerita la cedo.

¿Es posible vender fotografías en Uruguay?

Es harto difícil, es más, no conozco alguien que lo haga lo cual no significa que no exista.

¿Qué te parece que hay que hacer para fomentar la fotografía en Uruguay?

Educación como en tantos órdenes de la vida. Más difusión podría ser otra de las herramientas.

¿Se puede vivir acá de la fotografía?

Sí, de hecho hay mucha gente que lo ha hecho y lo hace.

¿Como fotógrafo es fácil acceder a galerías y salas para exponer?

No sé bien cómo funciona eso, por mi modo de ser a veces no estoy muy cerca del tema.

¿Qué consejo darías a un fotógrafo que recién empieza?

Capacitación, experimentación, práctica, y luego de muchos miles de disparos beberemos un café y conversaremos.

¿Estás trabajando en algún proyecto que nos puedas contar?

Si, claro. Voy a mostrar lo que recientemente hice mezclando trabajos de varias series en lo cual estoy enfrascado en estos momentos y eso circulará en el Proyecto Tendales en principio por lugares donde no es muy habitual que se realice una muestra fotográfica, eso me genera un nexo más íntimo con el público y me es mucho más grato dialogar tanto con gente grande como con los niños y eso es una forma más de reafirmar que todos somos capaces de hacer todo.

 
 

   

 
 

(Visited 64 times, 9 visits today)



Federico Meneses

Federico Meneses

Por el 2003 surge la idea de armar un boletín electrónico "óbolo cultural" para difundir eventos que poco se sabían. Con el surgimiento de las redes sociales el boletín deja de tener su efecto y nace www.cooltivarte.com A fines del 2010 invito asociarse como co-director a Mauricio Conde, junto a todos los amigos colaboradores que se sumaron a la idea de aportar un granito de arena a nuestra cultura potenciando los eventos y dando más valor al conocer a los artistas mediante entrevistas, artículos de opinión, análisis, reflexión y crítica. Cooltivarte está presente en el medio local comunicando las noticias, críticas, opiniones y entrevistas, tratando de generar un valor cultural conociendo de cerca a los protagonistas, generando una conciencia colectiva y sensibilidad para este rápido diario vivir.

<





Recomendaciones destacadas