Enamorado de la fotografía, entrevista a Esteban Cabral

Enamorado de la fotografía, entrevista a Esteban Cabral

Esteban Cabral es un fotografo enamorado de su profesión. Nació en 1979 y ya a los 11 años, con una cámara Fujica que le regaló el padre, pasaba largas tardes sintiendo como “ser espectador de lo que uno quiere ver”. Hoy por hoy es un realizador audiovisual, director de fotografía de Independencia Films, donde maneja un gran cuidado de la cámara así como la hipersensibilidad en el tratamiento de la fotografía y el arte. Aparte de fotografía, estudió también Bellas Artes y realización audiovisual. Sobre su trabajo y pasión lo consultamos desde COOLTIVARTE, para que nos brinde respuestas sentidas y pensadas, que demuestran su pasión y su amor por lo que hace.

“las fotos, las películas para mí son como mis hijos y mi mayor deseo es que lleguen al espectador sensibilizándolo, ¡despertándole los sentidos a pleno!”

-¿Cuando empezaste a hacer fotografía?

-Cuando era un niño de 8 años disparé mis primeras fotos, recuerdo que fue con una Fujica japonesa. Se puede decir que a los 11 años.

-¿Qué es lo que más te entusiasma de la fotografía?

-Muchas cosas; el poder que tiene de ser testigo de un momento único, es arte pura por lo tanto es esencia de uno mismo (no es poca cosa), cuando buscamos el mejor encuadre, ángulo, valor de plano, iluminación, paleta, estética, forma…lo que queremos expresar, junto con los colores y el estilo fotográfico estamos generando un clima, atmósfera. Si te lo defino en una cosa sola “CREATIVIDAD”.

-¿Qué destacas de la experiencia de estar trabajando profesionalmente en fotografía?

-Es lo más hermoso que le puede pasar a todo fotógrafo, poder vivir de lo que uno ama, es la mayor manifestación de amor de nuestro universo.

Lo puedo decir no desde el lado de foto fija “Still Photography”, sino como Director de Fotografía “Director of Photography” de cine publicitario, cortometrajes y video clips.

Como director de fotografía, estoy trabajando estrechamente con el director, digamos como que soy la fuerza detrás del personaje invisible presente en todos los films: la cámara, la luz, etc. La cámara es siempre un participante del drama, seleccionando no sólo qué revelarnos, sino también cambiando sutilmente el modo en que respondemos emocionalmente a lo que vemos. Es un orgullo que agencias de publicidad y marcas te elijan para hacerles una pieza. El haber podido crecer con maestros de la publicidad, grandes directores.

Estoy muy agradecido a mi maestro Alejandro Dubé, un grosso… todo lo que soy hoy en día es por su sabiduría y porque estoy enamorado completamente de mi profesión y la remo día a día.

-¿En qué piensas cuando estás encuadrando?

-Pienso que quiero expresar, luego elijo cómo, por ejemplo valores de plano, a ese encuadre me le agregan expresividad y emoción si es un primer plano.

Todo eso me es automático, hay muchos aspectos técnicos a tener en cuenta desde la iluminación, cómo vamos a iluminar, de qué forma, paleta, clave, si trabajamos en estudio, si vamos a fotografiar con luz día, la hora, la sensibilidad, película, las lentes, filtros, modelo, forma, planteamiento de la luz, vestuario, escenografía, acting, diálogo (en el caso de un audiovisual), etc.

-¿Cómo se te ocurren las ideas?, ¿tenés una libreta de apuntes?

-No, pero mi cámara es una extensión más de mi cuerpo y muchas veces está justo lista para captar ese instante.

Las ideas siempre van de la mano y acompañadas con imágenes…son inspiración, creatividad, lucidez.

-¿Cuántas tomas realizas hasta conseguir la imagen que quieres?

-Es muy relativo, el factor “time” está siempre presente ya se sabe que a más tomas, más posibilidades, más diseños, etc. Y si hablamos de tomas cinematográficas unos 20 minutos por plano.

¿Qué hace que una imagen llame más la atención que otra?

-El foco de interés, los elementos de la composición, los colores, el modelo, el estilo fotográfico y sobre todo la técnica…poder llegar a transmitir olores, sensaciones, todo ello con los elementos antes mencionados y finalmente la edición.

-Con la aparición de las cámaras digitales y la cantidad de disparos ¿se mira menos?

-No, al revés jejeje… lo que pasa que al tener en un instante la foto revelada, podes hacer un “check in” más exacto que al instante previo a sacar la fotografía porque sabes con exactitud que está pasando a nivel de luz, encuadre. Por ejemplo ahora es más fácil hacer un efecto fotográfico llamado “Barrido”, el cual consiste en lograr la velocidad exacta en la que el obsturador capta un objeto en movimiento, dejando ese halo de movimiento detrás. Sin dudas lograr ese efecto me costo varios rollos.

-¿Qué esperás de la gente al ver tus fotos?

-Si te soy sincero, las fotos, las películas para mí son como mis hijos y mi mayor deseo es que lleguen al espectador sensibilizándolo, ¡despertándole los sentidos a pleno!. Lo primero que aprendí al ingresar a Bellas Artes fue el taller de los sentidos, me marcó como artista, me renovó por completo…sacó mucho más de mí.

-¿Qué opinas del derecho de autor de la imagen y su relación con las redes sociales?

-Es algo que hoy en día es un poco complejo. Las redes sociales son la puerta al mundo en el bolsillo, pero han puesto más vulnerable justamente este tema en particular. Yo estoy trabajando en Uruguay para fundar la “Asociación Uruguaya de Directores de Fotografía Cinematográfica”. Próximamente estaremos online además de proteger los derechos de autor de los fotógrafos, vamos a estar organizando workshops de dirección de fotografía y actividades referentes al sector.

-¿Es posible vender fotografías en Uruguay?

– Sí, es posible.

-¿Qué te parece que hay que hacer para fomentar la fotografía en Uruguay?

-Hay que implementar mecanismos viables de educación artística desde la temprana edad, es el camino…no les enseñamos a los chicos a ser creativos, a sentir el arte. El chico crece aprendiendo que el arte es un divertimento, que bueno que quedó el macaco de plasticina!! jajajajaj . Pero, ¿por qué no decirle que ser un artista es una profesión?, y es tan válida y importante como ser un médico…y contribuye de muchas maneras en la sociedad, solo de esa manera, niño a niño se puede ir cambiando. Ese niño cuando crece puede ser un futuro fotógrafo en potencia y mostrarle a los viejos esquemas de la sociedad medieval que es tan viable como cualquier otra profesión, pero a la medida que se le enseñe a valorar el arte como esencia. Me parece que va por ahí la mano.

-¿Se puede vivir acá de la fotografía?

-Muchos se rieron de mí, porque lamentablemente crecí en un país con 0 apoyo al arte, pero acá estoy y te digo que es un luchar a brazo partido, pero se puede, con amor todo es posible.

El mayor poder del hombre es el amor, tuve la suerte de nacer en un hogar impregnado de arte, desde chico crecí entre los pinceles, óleo, trementina, me pasaba las horas en el taller de mi mamá. Y me enamoré de la fotografía cuando mi viejo me regaló mi primera cámara fotográfica: la fujica japonesa, pasaba mucho tiempo con ella, encuadrando, sintiendo “el ser espectador de lo que uno quiere ver”, me pasaba las tardes con los bichitos frente a la lente, cambiando de ángulo de aquí para allá.

-¿Cómo fotógrafo es fácil acceder a galerías y salas para exponer?

-Ahora es más fácil, pienso que la Web y las redes sociales agilizaron más el tema y sobre todo lo centralizaron. Desde mi laptop estoy viendo que hay en cartelera.

-¿Qué consejo darías a un fotógrafo que recién empieza?

-Que saque muchas fotos, y si puede duerma con la cámara y que no sea rehén de los vari programs, cuando gire el dial a modo M, a partir de ahí va a empezar el camino largo. Es como cuando tenés 3 años de edad y la bicicleta sin rueditas no la usas, pero cuando llega el momento de largarlas…en ese momento experimentas lo que es andar sin ninguna ayuda. En la fotografía es exactamente lo mismo.

-¿Estás trabajando en algún proyecto que nos puedas contar?

-Sí, estoy en etapas de desarrollo de un largometraje que voy a dirigir. Lo que te puedo adelantar es que el género es ficción, y está saliendo del horno un video clip que le hicimos a una de las bandas mas pesadas del metal en Uruguay: Reytoro. Es una “Mini road movie zombie” género nunca hecho en Uruguay ni en largometrajes, ni en video clips. El director del video clip es Juan Tambolini, hermano de la vida….yo me encargué de la Dirección de Fotografía, lo producimos con Independencia Films.

Siempre estoy abierto a escuchar propuestas, donde una cámara me llame ahí estaré, en mi país o fuera de él como ya ha pasado, estoy también armando workshops de Dirección de fotografía que me vienen pidiendo desde el año pasado, jajaja…En una semana me voy a Buenos Aires a dirigir, también tengo propuesta de productora audiovisual argentina para integrar staff de Directores.

http://www.flickr.com/photos/estebancabral_df

 
 

   

 
 

(Visited 11 times, 1 visits today)



Federico Meneses

Federico Meneses

Por el 2003 surge la idea de armar un boletín electrónico "óbolo cultural" para difundir eventos que poco se sabían. Con el surgimiento de las redes sociales el boletín deja de tener su efecto y nace www.cooltivarte.com A fines del 2010 invito asociarse como co-director a Mauricio Conde, junto a todos los amigos colaboradores que se sumaron a la idea de aportar un granito de arena a nuestra cultura potenciando los eventos y dando más valor al conocer a los artistas mediante entrevistas, artículos de opinión, análisis, reflexión y crítica. Cooltivarte está presente en el medio local comunicando las noticias, críticas, opiniones y entrevistas, tratando de generar un valor cultural conociendo de cerca a los protagonistas, generando una conciencia colectiva y sensibilidad para este rápido diario vivir.

<





Recomendaciones destacadas