roger-waters-noviembre-2018-estadio-centenario-foto-andrea-silvera

EL SHOW ULTRAMEGA SENSORIAL Y MAGNIFICO DEL AÑO – US + THEM TOUR

Bueno… !que compromiso empezar a escribir este relato!.. de lo que se vivió, y particularmente lo que yo viví en la noche del 3 de noviembre de 2018.

Primero que nada, nunca, nunca, se me hubiera pasado por la cabeza cuando allá por el año 1988 con 11 añitos de edad escuchábamos temas de Pink Floyd (y veíamos con mis amigas, anonadadas, las imágenes de los vídeos de estos monstruos, del espectáculo visual) pudiera caber la posibilidad de que años más tarde, tendría el placer de presenciarlo en vivo.

La parte fundamental y cabeza de la banda, como lo es George Roger Waters (con sus 75 años de edad cumplidos recientemente) nos deleitó con un show de casi tres horas.

Esta ansiedad generalizada empezó allá por Febrero de éste año, cuando ya sabíamos de la preventa de entradas. Fue la noticia del año para todos los que amamos la música y más este género. Algunos se apuraban a comprarlas para ya asegurarse su lugar y otros, incluso, esperaron hasta el mismo día.

Días antes de que fuera el show, cuando me enteré que me daban la posibilidad de hacer nada más y nada menos que la crónica de este señor, pensé: “tremenda responsabilidad y además poder verlo en vivo”… fue una de las cosas más lindas que me sucedió éste año.

Ese mismo día 3 de noviembre sobre el mediodía, pasé por el Estadio Centenario, donde se respiraba el ambiente de la organización: los puestos del merchandainsing oficial, el contenedor ubicado en Av. Ricaldoni casi sobre Av. Italia donde se canjeaban las entradas que se habían adquirido por la web…

Todo en un entorno sumamente tranquilo; más allá de la ansiedad, las ganas y demás. Y bien organizado por parte de la producción del espectáculo.

Ya se respiraba una energía especial…

Llegó la hora, y todos estábamos haciendo cola para entrar a nuestras distintas puertas asignadas. Ya adentro, a pesar de algún error de filas y lugares que se solucionó fácilmente, quedamos ubicados. Lo demás, estuvo todo sumamente cuidado.

Nos encontramos con un escenario increíblemente enorme y con una pantalla, de una medida que dijera un colega: “esta no la trajeron de Carlos Gutiérrez”…jajaja.

Sobre las 21:00 horas. aproximadamente, la pantalla se encendería para brindarnos, fiel a su estilo, un espectáculo marcado por una idea global que lo define. Y una producción de alto impacto visual y sensorial.

La primera imagen que apareció fue de una playa, donde se encontraba sentada una mujer de espaldas. Acompañada de una larga introducción musical, la cual daría paso a la presencia de los músicos en escena sobre las 21 y 20 hs.

El tema apertura fue “Breathe” segunda canción del disco ”Dark side of the moon” año 1974. Tal cómo todos sabíamos, Waters recorrió buena parte del legado de ”Pink Floyd” como son los álbumes ”Animals, Whis you were here, Dark side of the moon y The Wall.”

También incluyó, canciones de su último disco “Is this the life we really want? ” donde toca temas como el de la crisis de los refugiados y el uso de drones, entre otros.

Los músicos que lo acompañan en esta gira fueron: Dave Kilminster (guitarra), Jonathan Wilson (Guitarra y voz), Jon Carin (Teclados y Guitarra), Gus Seyffert (Bajo y voz), Drew Ericson (Organo Hammond y Piano), Ian Ritchie (Saxofón), Lucius Dúo (Jess Wolfe & Holly Laessig), quienes fueron presentadas por último por Roger diciendo “y aquí, aquí cerca, que puedo decir…las mujeres de la banda, Lucius, adorables, hermosas y extraordinariamente talentosas”., a las cuales, el público ovacionó de manera unánime, ya que anteriormente estas chicas dejaron a todos mudos ante la interpretación de la parte de la canción “The Great Gig In The Sky” en donde además, se mostraba en pantalla la imagen de ellas, mientras cantaban, rodeadas de un mar de estrellas.

Luego la maquinaria de, “Welcome To The Machine” dio paso a otros temas de su último disco como por ej. “Deja vu” y “Picture that”. A “Whis you were here” le siguió una poderosa secuencia de “The Wall” donde no podía faltar la segunda parte de “Another Brick In The Wall” (en donde se sumarían niños y adolescentes uruguayos del coro de la Ong “Giraluna” para interpretar esta canción, junto con toda la banda. Los niños subieron, vistiendo un atuendo igual al de los presos de Guantánamo, que luego en el recorrido del tema se sacarían, quedando todos con remeras negras que llevaban estampadas la palabra “Resist”.

Los flamantes músicos supieron enlazar de forma magistral, la tercera parte del tema, el cual daría el fin a la primera parte del espectáculo, donde nos dio la bienvenida a nosotros a su show y nos dijo que harían un receso de 20 minutos.

Al volver, le tocó el momento a Dogs, que fue precedido por un aviso de sirenas y que contó en su pasaje instrumental central, con una teatralización por parte de Roger y sus músicos que aparecieron en escena con máscaras de cerdos, y en donde Roger se apartaba de ellos para elevar un cartel el cual decía “Pigs rule the world” “Los cerdos rigen el mundo” que luego tiraría junto con la máscara, para levantar otro cartel que decía “Fucks the pigs” “Cojamos a los cerdos”, terminando con un brindis con champagne, junto a sus músicos, que ya estaban sin máscaras para ese momento. Tras la conclusión del tema, el gruñido cuadrafónico de un cerdo, nos introdujo en otro momento fuerte de la noche “Pigs” donde las proyecciones en la pantalla se centraron en caricaturizar al señor, “Donald Trump”. Un cerdo inflable hizo aparición en la sección instrumental del tema, entre medio de lo que simulaba el Banco Porcino de la Guerra, bordeando el perímetro de la central térmica. Y otro más, que sobrevolaba por encima del público. El cual llevaba una leyenda de ambos lados escrita, de un lado en español y del otro en inglés: “SEAN HUMANOS”, STAY HUMANS”. Como fondo de la canción, se proyectaron varias frases en inglés, pronunciadas por Trump.

La réplica de la Battersea Power Station se vino abajo, cuando comenzó la canción Money.

El show alcanzaría su máximo clímax con “Brain Damage” y “Eclipse”, donde un enorme prisma de lásers, apareció frente al escenario, para ir cerrando un show totalmente demencial que nos dejó a todos extasiados, palpitando cada minuto, con distintas sorpresas, tanto visuales como auditivas.

Sobre los temas de los cuales habló…

Fue su apoyo al pueblo palestino, en el cual recodaba, que todos tenemos derecho al respeto. Más allá de nuestros ideales, nacionalidad, religión, color, raza. Y dio algunas recomendaciones para que el ser humano pueda buscar dentro suyo, y así poder sentir empatía hacia los demás.

Además apareció luciendo una remera con el emblema “Todos somos familiares”, que corresponde a los familiares de los detenidos-desaparecidos por la última dictadura de nuestro país.

Roger se lanzó al colosal final, de la mano de “Comfortably Numb”, donde aprovechó para bajar a chocar las manos, con las personas que estábamos allí, en la valla frente al escenario. Totalmente deslumbrados, de boca abierta, como si todo fuera una ilusión.

Primero un show, que es imposible describir en palabras , y luego tocar al mismo Roger. Mientras Kilminster hacía llorar la guitarra en el clásico solo del tema.

Lo que hubiera dado en ese momento por tener mi cámara profesional, las fotos que imaginé, sobre todo porque ante el nerviosismo de ese momento, de tocarlo, saludarlo, el celular (que fue mi gran compañero toda la noche) en ese momento me abandonó.

Pero ¿qué importa no? Si lo que más importó, en ese momento fue la foto mental, que todos nos llevamos en el recuerdo.

La verdad, agradecida al Universo por esta hermosa vivencia, por ver a un ícono de la música como lo es Roger.

Por volver por momentos a mi niñez y adolescencia, junto a mis hermanos, a mi familia, a mis amigas.

Aunque el show lo presencié sola, allí estábamos todoooosssss, todos éramos uno.

Bajo esa hermosa noche, esas estrellas, y esa magia que se sentía en el ambiente.

Terminando, con la misma imagen en pantalla del comienzo, pero ésta vez una nena corría por la playa…

Gracias, gracias, gracias y espero, que se sientan dentro de ésta alucinación conjunta, al leerla.

Tanto los que asistieron, como los que no pudieron hacerlo.

SALUD.

 

Ver cobertura en nuestra comunidad de facebook

 

 

ROGER WATERS en Estadio Centenario – Noviembre 2018 – Montevideo – Fotos tomadas desde mi celular…. Andrea Silverawww.cooltivarte.com—

Posted by cooltivarte.com on Monday, November 5, 2018

 

 

(Visited 89 times, 89 visits today)

Andrea Silvera

Andrea Silvera

Realiza curso de fotografía , de la mano de Solange Pastorino. En el año 2016 gana mención fotográfica , en concurso fotográfico de Fucac temática : (Soy Solidario) y su obra recorre todo el uruguay en exposiciones de distintos centros culturales , junto a obras de otros fotógrafos ganadores. Realiza curso de fotografía en EUF. Vinculada a lo artístico desde siempre : música , teatro , danza. Hoy en día trabaja como photographer freelance.







Recomendaciones destacadas