El cronista del Darno Foto: Federico Meneses

El cronista del Darno, entrevista a Marcelo Rodríguez por su libro “Entre el Cuervo y el Ángel”

Comunicarse con Marcelo Rodríguez para hacerle preguntas acerca de su libro “Darnauchans, Entre el Cuervo y el Ángel” fue todo un desafío. Es que la obra, minuciosa y detallada, sobre la vida de Eduardo Darnauchans parece responder todas las dudas que puedan surgir. Quizá podría decirse que “Entre el cuervo y el ángel” es una contundente biografía sobre la vida de uno de los cantautores más prolíficos e inclasificables que ha tenido nuestra historia. Contundente, porque son 480 páginas y muchísimo material visual (fotos, afiches, recortes de diarios) que nos van llevando desde la niñez hasta la muerte del Darno, introduciéndonos en los vericuetos de sus canciones y su pensamiento. Si alguien quisiera saber cómo fue posible que existiera en un momento y en un lugar determinado un trovador como Darnauchans, este libro de Marcelo Rodríguez es la puerta de entrada para entenderlo. Entrevistas al propio Darno, a músicos allegados, a familiares y compañeros de su vida, dan testimonio de por qué era como era y escribía como escribía. Marcelo dejó una obra fundamental, no sólo para acercarnos al Darno, sino para entenderlo y disfrutarlo aún más.

“Darno le enseñó a muchos de sus colegas, que no había apuro, que la canción era muy importante y que había que tomarse su tiempo para darla a luz. Darno no sólo no se encandiló, sino que fue y es una fuente de luz para todos sus colegas, los contemporáneos y los que vendrán.”

-¿Por qué una biografía de Eduardo Darnauchans?

-Porque en un principio es el libro que quería leer y no existía. Por lo menos no existía este tipo de libro que pretende ser abarcativo y aglutinador de la memoria colectiva. Creo que un artista como Darnauchans genera muchas incertidumbres, muchas preguntas que merecen ser contestadas. Yo quería saber cómo hacía sus canciones, cómo trabajaba compositivamente, cosas de su vida, de su trayectoria artística y salí a averiguarlas. Lo mismo que uno busca cuando compra un libro de cualquier artista, salvo que el libro que yo buscaba no estaba y me dispuse a hacerlo.

-El libro es el resultado de una investigación más que importante, que va desde los antepasados del Darno llegados a Uruguay, su nacimiento y su niñez, su familia, la gente que lo influyó, su obra…¿Cuánto demoraste y de qué manera trabajaste para recabar tanto material y poder organizarlo? ¿Cuántas entrevistas, cuántos lugares recorriste, etc.?

-Estuve cuatro años recabando información, organizándola y escribiendo el libro, después me llevó otro año más de revisión, de confirmación de algunos detalles y de la búsqueda de imágenes que estuvieran acorde en cantidad y calidad a la excelente edición que armó Perro Andaluz.

El trabajo empezó en 2003, pero algunas circunstancias demoraron un poco el proceso. El libro estaba casi terminado en marzo del 2007, pero en ese momento, decidí guardarlo un tiempo, hacer mi duelo y retomarlo más adelante.

Hice muchas entrevistas, con Eduardo son doce, más nuestros permanentes encuentros en recitales, en boliches, nuestras charlas sin grabador, que me permitían ir entendiéndolo a él y sus circunstancias. También entrevisté a su entorno, sobre todo el involucrado en su carrera artística. Las fuentes son las entrevistas, documentos y medios de prensa. No tuve necesidad de recorrer muchos lugares, básicamente todo el trabajo se hizo en Montevideo.

-¿Cuál fue el dato o el período de la vida del Darno que te fue más complicado de investigar y por qué?

-Probablemente sea el período en Buenos Aires, porque hay pocas fuentes. Hablamos con Eduardo de su estadía allí, con Cecilia y con Bismark por mail y con Eduardo Milan. Pero se trata de un tiempo un poco oscuro, signado por el miedo del que los protagonistas y en especial Darno, no les gustaba hablar mucho.

-En el proceso de investigación ¿cuál fue la información que más te sorprendió?

-La forma de trabajo de Eduardo, su capacidad compositiva y el tiempo que él podía tomarse para hacer una canción, para terminarla. Su minuciosidad y sobre todo la claridad que tuvo siempre frente a su obra y su carrera artística. Es muy raro, ya no en Uruguay, sino en el mundo, que un artista genere un estilo, una impronta tan propia y tan demarcatoria como la que define a Darnauchans tan tempranamente. Probablemente sea eso, enterarte que el Darno a los 17 años ya era el artista que sería.

-Un capítulo aparte merece toda la recopilación de material visual que incluye el libro. Desde Afiche de presentaciones, cartas, fotos familiares, tapas de discos, dibujos, etc. ¿Qué nos podés contar acerca de eso? ¿Por qué es tan importante la presencia de ese material?

-Creo que es un material que ilustra, que historia los procesos. En cierto modo el libro no sólo es sobre Darnauchans, en la medida en que a través de esos documentos podemos ser testigos de la evolución o no de casi 40 años de periodismo cultural, de diseño de afiches y carátulas, de la fotografía, de los usos y las costumbres de la sociedad montevideana. Por otra parte en el tipo de libro que hicimos, que es muy visual, la presencia de estos documentos es casi imprescindible.

“Darnauchans, Entre el Cuervo y el Ángel” atrapa al lector por la minuciosidad de los datos que uno no conoce de la vida del Darno, pero hay muy poco espacio para tu propia opinión ¿Esto es intencional? ¿por qué no creíste importante incluir tu parecer sobre determinados temas y dejaste mayoritariamente hablar a los demás?

-Dudo que mi opinión sea realmente trascendente, me parece mucho más valioso poder presentar los hechos, las anécdotas, la información y que la gente se genere su propia opinión.

-¿Por qué crees que Darnauchans se ha ganado ese lugar de músico o cantautor “de culto” en Uruguay?

-No sé si Darnauchans es un cantautor de culto, sospecho que en cierto punto lo es, pero hay tantos Darnauchans como escuchas tiene. Me refiero a que tal vez eso que tu llamas culto, yo lo llame apropiación. La gente con Darno no tenía casi medias tintas, o lo amaba o no lo escuchaba, no hay mucho lugar para el que le guste más o menos. En esta apropiación de la que hablo, cada uno de nosotros le aportamos algo a su obra, lo que genera una relación casi personal, una experiencia única e intransferible con Darno y sus canciones.

-¿Compartís lo que afirma Alfonso Carbone en un pasaje del libro de que “Darno es el prototipo del cantautor como debe ser, el único problema es que nació en Uruguay, si hubiera nacido en otro lado sería un tipo muy grosso”?

-Yo creo que es un tipo muy grosso, entiendo y respeto lo que dice Alfonso y supongo que lo comparto, pero ¿quien tiene la vara del éxito? Darno fue un tipo muy exitoso bajo sus propios términos. Lo demás no sé, porque en otra sociedad, sin la continentación que brinda la cercanía emocional de nuestro país, tal vez Darno habría tenido una vida más corta aún. Son conjeturas difíciles de pronosticar. Pero insisto, entiendo por dónde va Alfonso en su comentario y coincido con él, en que un artista con las cualidades de Darnauchans, excede ampliamente la comarca.

-¿Por qué crees que Darno no fue tan conocido y reconocido a nivel internacional?

-Porque no le interesaba demasiado o porque no estaba dispuesto a pagar el precio que implica ser conocido. Porque el tiempo en que estuvo fuerte y bien, era muy difícil hacerse conocer. Porque no lo descubrieron a tiempo. Por la misma razón que tenemos una cantidad de gente que es muy talentosa y es difícil hacerla conocer en tiempos de Internet. Supongo que todo se reduce a que aún somos colonia y no metrópoli y en los tiempos de Darno eso estaba aún más marcado.

-Como admirador y a sabiendas de que ni es ni fue un músico popular desde lo masivo, ¿sos optimista en eso de que “conocerse, claro está, que necesita su tiempo”?

-La obra de Darno, como casi todo lo que es de buena calidad, tiende a perpetuarse. Soy optimista en pensar que siempre habrá alguien que este dispuesto recomendar su escucha, que habremos padres que le heredaremos su música a nuestros hijos, con la certeza de que les estamos brindando parte de lo mejor que tenemos para dar. Así que sí, soy absolutamente optimista.

-Luego de tantas charlas con otros músicos ¿cuál crees fue el mayor aporte que él hizo a la música uruguaya?

-Estoy tentado a decir simplemente existir, pero imagino que pretenderás algo más. Creo que Darno es un gran creador de melodías y un letrista como pocos. Darno le enseñó a muchos de sus colegas, que no había apuro, que la canción era muy importante y que había que tomarse su tiempo para darla a luz. Darno no sólo no se encandiló, sino que fue y es una fuente de luz para todos sus colegas, los contemporáneos y los que vendrán.

-¿Qué opiniones has podido recibir de gente que haya leído el libro? Incluso de familiares de Darno, músicos allegados, etc. ¿Quedaron y quedaste conforme con el trabajo final?

-Las opiniones que he recibido han sido muy favorables. A la gente en general y a quienes conocieron a Eduardo, les ha gustado el libro y eso para mí es un bonus muy importante.

-Con la obra terminada y con todo el proceso que tuviste que recorrer para poder publicarla ¿Cuáles son para vos los Cuervos y cúales los Ángeles en la vida del Darno?

-Creo que están en el libro y es un trabajo que deberá tomarse el lector.

 

Marcelo Rodríguez Arcidiaco, nació en Santa Lucía, departamento de Canelones el 9 de enero de 1971. En 1989 se radicó en Montevideo, para iniciar sus estudios de educación física, en el ISEF. Tras titularse como Profesor de Educación Física en 1993, volvió a las aulas en 1996, para estudiar Ciencias de la Comunicación, donde obtuvo el título de licenciado en el año 2001.

Desde 1990 trabaja en el área de la educación física. Actualmente se desempeña en la Intendencia de Montevideo, en las dos profesiones que ha elegido, docente y comunicador.

“Darnauchans, Entre el Cuervo y el Ángel” es su primer trabajo bibliográfico.

Más información

www.perroandaluz.com

Presentación del libro "Darnauchans – Entre el cuervo y el ángel" de Marcelo Rodríguez – Sala de conferencias Teatro Solís. Perro Andaluz Ediciones © Federico Meneses – www.cooltivarte.com

Posted by cooltivarte.com on Thursday, November 29, 2012

   

 

(Visited 55 times, 9 visits today)



Mauricio Conde

Mauricio Conde

Nació en San José el 23 de mayo de 1983. En 2010 conoció a Federico Meneses, impulsor de óbolo cultural y más tarde de cooltivarte.com, y se incorporó como co-director y editor responsable de ese medio digital. En COOLTIVARTE también redacta y diseña artículos, entrevistas e información sobre el quehacer artístico y cultural existente en el país. Siempre curioso por seguir aprendiendo elementos vinculados a la cultura, el arte y la educación.

<





Recomendaciones destacadas