imagen - Sebastián Larrosa Cuarteto - Foto Difusión - gentileza de Gabriela Judeikin

Dormidos,  entrevista a Sebastián Larrosa

Dormidos es el nombre de un cuadro pintado por la artista plástica y compositora Maite Rodríguez. La canción toma el nombre de dicho cuadro; y por ende el disco que presenta Sebastián Larrosa; éste compositor, pianista, cantante y arreglador que en 2013 forma su propia banda, luego de varios años de músicas y escenarios acompañando a renombrados artistas. Con el objetivo de que las canciones lleguen al máximo de oídos posibles, que se conozcan y hagan su recorrido, que crezcan, hagan su vida es que Sebastián Larrosa presenta este trabajo en formato de cuarteto (lo acompañan Diego Casas en batería, Aníbal Pereda en bajo y Sebastián Delgado en guitarras) editado por Perro Andaluz.

 

“entiendo la composición como búsqueda interior y no concibo quedarme quieto y cómodo en un lugar de sonido, de estructuras”

 

-¿Cómo es el encuentro de Sebastian Larrosa con la música, los primeros recuerdos en el entorno familiar?

-Me recuerdo con 9-10 años yendo con mi madre al TUMP, a mis primeras lecciones de música, se trataba de un taller para niños. Allí la idea era experimentar con el sonido, con instrumentos convencionales, con el cuerpo, con la voz. Recuerdo también por esos años ya tener una predisposición a la escucha musical. Mi hermano mayor escuchaba mucha música y yo le seguía los pasos en esa inclinación, y así fui descubriendo un repertorio y adquiriendo un gusto por la música muy ecléctico que conservo hasta el día de hoy. Yo tendría 15 años y ya me conocía buena parte de la discografía de los Beatles, y de la música uruguaya. Ya había escuchado a Los Olimareños, murgas varias, Lazaroff, Jaime Roos, Cabrera, Rada, Galemire, etc. Y también  pop británico y estadounidense. Y recuerdo también cantar, en la cocina con mis hermanos y mi madre, escuchando folclore.

-¿Qué fue lo que te llevó hacia el piano?

-Luego de ese año de taller en el TUMP, me gustó la idea de hacer música y como me incentivaron mucho y me habrán visto entusiasmo y tal vez actitudes, me mandan a la Escuela Infantil de Música. Allí aparece el piano por primera vez en mi vida. No sabría decir porqué el piano, pero si me gustó mucho y desde allí no paré hasta el día de hoy, en que es mi instrumento principal y al cual le dediqué horas y horas y años y años. Estudié mucha música clásica, Mozart, Beethoven, Brahms, etceteras varios. 

-¿Estudiaste algún otro instrumento en esa primera etapa?

-Como te decía, el comienzo con el piano fue en mi segundo año de aproximación a la música. Luego con 16-17 llega una guitarra criolla a mí, y aprendo a tocar acordes y me pongo a sacar de oído canciones. Pero nunca fui a una clase de guitarra. Sin embargo es un instrumento importante para mí, del cual han salido varias canciones. De hecho, tengo cuatro guitarras en mi casa. Una folk, dos criollas y una eléctrica.

Nómbranos las primeras canciones y/o artistas que te acompañaron e impulsaron tu  carrera como músico. Sabemos que Spinetta está entre ellos.

Paaa, un poco los que te nombré, son muchos los músicos que he escuchado y me han marcado a fuego, muchas las canciones, Spinetta entre ellos, pero recuerdo particularmente el disco “Brindis por pierrot” de Jaime Roos, un regalo que le hicimos a mi padre en un cumpleaños! El disco “El tiempo está después” de Fernando Cabrera, “Sargent Pepper” de los Beatles, Rumbo, Los abuelos de la nada, el carnaval, Santana, Led Zeppelin, el disco Aqualung de Jethro Tull, etc.

-Cuéntanos como se desarrolló “Dormidos”, a partir de una serie de canciones que  tenías compuestas de antes y pensaste: es hora del disco, o se dieron en corto lapso tiempo.

Hurgando profundo en mí, en realidad era un proyecto anhelado por de siempre, desde que me acuerdo, te diría. Pero mi arribo a la idea concreta es hace casi dos años atrás, cuando me doy cuenta que tenía un material que me representaba en mi actualidad como músico compositor. En el 2006 es que empiezo a escribir músicas con letra y allí empiezo a pulir el escribir canciones, muchas de esa época quedaron atrás, sin embargo un par o tres las conservé hasta el día de hoy. Luego en el 2013-2014 comienzo a escribir con más asiduidad y genero el corazón del material que integra este disco. Podría decir que “Dormidos” está formado por dos etapas compositivas, lejanas entre sí, pero aquellas del 2006 que guardé están muy en la línea de lo que hoy escribo. Como que esas canciones ya tuvieran el perfil de lo que años después empecé a buscar en cuanto a letras y músicas. 

-Los discos llevan un largo proceso entre su nacimiento y la salida al mercado, ¿en qué momento compositivo te encuentra?

Yo estoy en un momento coincidente en esos aspectos. Este disco se empezó a grabar el año pasado, a fines de julio, y hoy 10 meses después, lo publico. En términos de mercado es el mismo momento para mí. Sin embargo ya he escrito un material nuevo que estoy en pleno proceso de trabajo, puliendo, reescribiendo y que no alcanza aún un número como para un nuevo disco pero que tiene que ver con la búsqueda de Dormidos. Aunque no es la misma cosa, yo entiendo la composición como búsqueda interior y no concibo quedarme quieto y cómodo en un lugar de sonido, de estructuras. En ese sentido tal vez este nuevo material continúe y desarrolle aún más lo que hemos plasmado en Dormidos.

-¿Te queda cómodo el formato cuarteto o es tu idea ampliar con otros matices instrumentales?

-Por ahora me encuentro muy a gusto en el formato cuarteto. Era la idea a priori que quería para sonido de estas canciones. Yo considero al cuarteto además, una forma de hacer sonar las canciones, un sonido en particular, una propuesta sonora concreta, un instrumento en particular. Me imagino volviendo al sonido de cuarteto como un formato de canción. Tal vez el próximo trabajo no sea en formato cuarteto, no lo sé, no lo he pensado aún, tal vez si…lo que si sé es que es un formato que va a volver a plasmarse en disco y recitales.

-Es muy importante tu carrera musical como músico sesionista acompañando a Pepe Guerra, Lágrima Ríos, Laura Canoura y las bandas en que formaste parte Yeca Tatu, La Sonora del Sur, La sabrosa Montevideana, Coso…

¿Cuál fue el momento en que decidiste comenzar como solista?

Luego del proyecto de Coso, donde hago mis primeras incursiones como compositor de canciones y voz principal, aunque no era el único en ese rol, y de un tiempo en el que me dediqué a estudiar la Licenciatura en Dirección de Orquesta que me llevó unos 6 años, período en el que Coso se disuelve y me alejo un poco del ambiente, es que recargo pilas y me doy cuenta que había madurado para ponerme al frente. Si bien, como tú dices, mi carrera ha sido como pianista, tecladista en diferentes proyectos, siempre estuvo latiendo en mi -y sabía que iba a llegar ese momento-el cantar mis propias canciones como solista.  Ese período de estudio ayudó a madurar la idea al igual que el antecedente que tuve en Coso. También sentí que tenía una voz propia y que quería compartirla con la gente.

-¿Cuál es tu expectativa con respecto a este primer trabajo discográfico?.

-Que las canciones lleguen al máximo de oídos posibles, que se conozcan y hagan su recorrido, que crezcan, hagan su vida. Las canciones al publicarlas y compartirlas pasan a dejar de pertenecer un poco a uno. Y sin dudas que quisiera que gustasen, como digo en el librillo del disco, que las letras y las músicas y los sonidos provoquen algo en los escuchas, que se dejen llevar a lugares nuevos o ya conocidos y conecten con su imaginación. Si eso ocurre, para mi será alcanzar como cancionista el escalón mas alto.

-¿Cómo ves el ambiente musical nacional ¿Que bandas o solistas nuevos  te llaman la atención  hoy por hoy, nacionales o extranjeros?

-El ambiente nacional está saturado. Eso es bueno y no tanto. Como escucha me siento un poco abrumado. Hay mucha oferta, hay muchos músicos en un país con poca gente, y el público nos lo tenemos que repartir entre muchos. Yo creo que eso genera un desequilibrio donde la música pasa a perder peso, importancia. Cuando hay mucho de algo, elegir ya no es tan fácil y se empieza a pensar en la lógica de mercado (por parte de gestores, músicos y público), “productos musicales” y se desvirtúa para un lado que para mí no tiene nada que ver con la música, con lo sagrado que tiene el hacer y componer música, con ir a ver un artista, con pagar la entrada, con comprar un disco, con conectar emocionalmente y afectivamente con una letra, una música, darle tiempo a un creador para que te guste. Una cosa que siento es que aquí no hay curiosidad por ir a ver un artista nuevo. La gente no se anima a pagar una entrada por un músico que no conoce, no sé si antes fue así o no, pero en otros países eso no pasa. A pesar de todo esto, hay grandes compositores e instrumentistas, músicos que realmente se toman muy en serio su labor.

Me ha llamado la atención en los últimos años un grupo argentino de folclore muy refinado, Aca Seca. También descubrir hace ya unos años a Liliana Herrero, Juana Molina. También me gusta lo que está haciendo Pedro Restuccia, Maite Rodríguez, Nico Oyarsa, Santiago Montoro, Ismael Collazo, Los Cuerpos, Jerónimo Pérez, compositores de una nueva camada y algunos no tan nuevos, que están generando música hermosa, hecha desde el alma, con arraigo montevideano. Creo que Rossana Taddei y Samantha Navarro también son compositoras interesantes, con una propuesta contundente. Nacho Mateu es un bajista que ha publicado varios discos de jazz fusión que me parecen novedosos para nuestro medio.

-Si bien tu disco sale por un sello  ¿cuál es tu opinión sobre la industria, el camino independiente y los caminos alternativos del cyber- espacio?

La industria del disco, creo que no es novedad para nadie, que está en vías de extinción. Cuánto le queda, no lo sabemos, pero no creo que sea mucho tiempo. Por eso el ciberespacio está teniendo un auge y se viene convirtiendo en el sitio elegido para escuchar música. Internet se ha democratizado mucho y permite acceder cómodamente y fácil a sitios de reproducción de música. Es una buena opción para los músicos de hoy, justamente, como músicos debemos estar empapados de estos sitios y subir nuestras músicas allí. Incluso la venta de música por internet es una industria en auge y sin dudas eso hace que el disco físico pierda su fuerza.

El camino independiente me parece muy válido, los sellos, tal vez producto de esta inestabilidad de mercado, incrementan costos y ofrecen contratos no del todo favorables para los músicos y además el disco termina teniendo un precio exagerado. Por eso creo en la autogestión, en ser orejano, es más arduo, sin dudas, pero es muy respetable.

-¿Cuáles son los pasos del Sebastian Larrosa Cuarteto para los próximos meses y dónde los vamos a poder ver y escuchar?

Veremos de organizar actuaciones que nos lleven por la movida de boliches en Montevideo, intentar acercarnos al interior del país, y sobre fin de año realizar un nuevo recital en sala de teatro. El disco se podrá escuchar (parte de él) en la plataforma de internet bandcamp, donde es muy fácil acceder. Digo parte,  porque el disco cuenta con 11 tracks, y allí en bandcamp se podrán escuchar 6 tracks.

También pueden buscarnos en youtube, allí tenemos publicado un EPK, un trabajo donde documentamos audiovisualmente el proceso de grabación del disco, un clip de la canción “Tu mano” y también una breve entrevista donde cuento de que se trata dicha canción.

Clip Tu mano:

EPK Dormidos

 

la web http://sebastianlarrosa.wix.com/slcuarteto

 

 
 

   

 
 

 

(Visited 47 times, 6 visits today)



Fino Sosa

Fino Sosa

Adrián "fino" Sosa: Montevideano, 1965. Lector, melómano, "escribidor". Durante los años 80, coordino y editó diversas revistas alternativas en forma independiente (Atrás de todo, Culos de botellas, Perro Andaluz) que divulgaban poesía, dibujos, arte callejero y música: el nervio bajo la aparente inactividad de esos años. Publicò de forma artesanal libros de "muy mala poesía" de distribución gratuita "El Grito", "Lobos en la Buhardilla", "Lo que quedó allá arriba " y " Cuadernos Mojados". Lleva adelante el blog: http://lucesdelacity.blogspot.com/

<





Recomendaciones destacadas