DINAMITA & LA SWING FACTORY - Sala Hugo Balzo - 03-10-19 - Fotos Claudia Rivero www.cooltivarte.com

Dinamita y la Swing Factory: Lo volvieron a hacer.

En la sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre, la banda de Fede “Dinamita” Pereda dejó a todos los presentes -sala llena- con ganas de seguir de Rock and Roll por unas cuantas horas más.

Lo complicado del rock. Mezclar cada uno de esos sonidos que escuchamos desde siempre y sacar de ese rejunte todo lo que tiende al gris. Lo complicado de hacer rock, encontrar lo simple entre tanta influencia. ¿Tres acordes? ¿Doce?, todo bien, pero… ¿la energía? ¿la magia? ¿las vísceras? Acá eso se da. Dinamita y La S. F. lo encontraron. Lo simple de tocar rock. Armar rompecabezas de diez mil piezas. Salve Rock and roll, acá estás en muy buenas manos.

El show terminó con todo el público de pie durante los últimos tres temas, acompañando con palmas y golpeando el suelo con los pies, llevados por el empuje frenético que la banda fogoneaba desde el escenario. Rock de la vieja escuela llevado a cabo con compromiso y dedicación. La banda se suena todo sin guardarse nada, y el disfrute es general. En la euforia del toque Dinamita hizo varios cambios sobre la marcha en el orden de la lista de temas. ¿A que voy con esto? A que la banda está ensayada al mango, era solo mirarse, el conteo del batero (power) y… sale con fritas. Compromiso y dedicación. Eso baja a la platea y se desparrama entre la gente, que por el entorno de la sala y las butacas, demoró en entrar en clima, pero cuando arrancó la máquina, ya nadie quedó en su silla.

Javi González hace una dupla bárbara con Dinamita en las violas, suenan justitos y se prestan los momentos de goce, cada uno desde su rincón, van tejiendo una red que te envuelve con groove y va martillando en el pecho. Lo mismo la base rítmica, tanto la solvencia de Juan “Mucho” Correa en bajo y Esteban López en batería hacen lo suyo con potencia, marcando el camino que recorren los violeros. La percusión a cargo de Marcelo Castro da ese timbre de fiesta que se entrevera en las armonías del rock. Josefina Pereda en teclados suma también su voz haciendo los coros y hace como solista una linda versión de Someone to love” tema que saltó a la fama versionado por los Jefferson Airplane. Lucia Pereda  aportó en algunos temas haciendo coros y Frank Nasser en teclados  fue otro de los invitados.

La banda se mandó terrible show apoyado en sus canciones rockeras posta-posta y unas versiones divinas, entre ellas: “Cuna de mi muerte” de Dino con una fuerza bárbara y un solo power de Dinamita. “Amigo Sigue igual” de los Delfines, esta vez el solo fue de bajo y también muy bueno. Y para el final “Blues local” de Pappo, cantada por Vargas, amigo de Dinamita, mientras este recorría la sala soleando, tocando entre el público, que lo aplaudía y palmeaba a su paso. ¡ Todos de pie, acá hay Rocanrol pa`todo el mundo !

Algunos de los temas ( y sin orden) : Empezar de cero- No era yo –Psico chica –Canción solitaria –Escondiendo el sol – Algo Mejor- El hombre del pantano – Move on – Someone to love – Cuna de mi muerte- Sigue Igual – No hay más tiempo que perder – Rocanrol pa´ todo el mundo – Blues Local.

Gracias a los artistas por una noche de rock.

Gracias Dinamita y Swing Factory por la música.

fino.

 

 Ver fotogalería


 

 

 

(Visited 143 times, 148 visits today)



Fino Sosa

Fino Sosa

Adrián "fino" Sosa: Montevideano, 1965. Lector, melómano, "escribidor". Durante los años 80, coordino y editó diversas revistas alternativas en forma independiente (Atrás de todo, Culos de botellas, Perro Andaluz) que divulgaban poesía, dibujos, arte callejero y música: el nervio bajo la aparente inactividad de esos años. Publicò de forma artesanal libros de "muy mala poesía" de distribución gratuita "El Grito", "Lobos en la Buhardilla", "Lo que quedó allá arriba " y " Cuadernos Mojados". Lleva adelante el blog: http://lucesdelacity.blogspot.com/

<





Recomendaciones destacadas