Diálogos con Nosé, entrevista a Anahid Hagobian

Nació en Montevideo en 1977 y estudió Diseño Gráfico, trabajando luego durante 10 años en un estudio de diseño propio.
También asistió a talleres de formación en cerámica, vidrio y actualmente realiza el curso para formación en Tallerista, principalmente debido al interés que le despiertan los procesos que ocurren en un niño.

Para Anahid Hagobian el vidrio es su pasión “por su fragilidad, transparencia y su capacidad para fundirse con otros materiales. Recuerdo que de niña siempre quería dibujar así que decidí no postergarlo más, después de haberme encontrado haciendo dibujos en el vidrio, me animé y empecé a dibujar sobre papel”

Hoy es nuestra entrevistada en el ciclo Plásticos… de cooltivarte donde la conocemos un poco más, cuenta las motivaciones de su trabajo y nos explica quién es Nosé, cómo nació y la relación que la vincula con ese personaje.

“A mí las palabras no me sirven mucho. Que el dibujo hable por sí mismo y vaya haciendo su propio proceso”

 

-¿Cuándo empezaste en el arte?

-Cursé la Licenciatura en Diseño Gráfico en la Universidad ORT. No era lo que quería pero creía que ser diseñador era más viable y sustentable y de hecho así lo fue. Trabaje durante 10 años como diseñadora en un estudio propio.

Yo sentía que no “fluía” el diseño, es decir me iba muy bien pero me costaba mucho realizar los trabajos y pensaba: tiene que haber algo que sea más fácil. Y cuando digo fácil no me refiero a sin esfuerzo sino a que fluyera naturalmente. Así que a partir de ahí empiezo a conectarme más conmigo y darme cuenta que el diseño había sido una máscara en mi vida.

Detrás de esa máscara se ocultaba mi deseo más profundo de dibujar y pintar. A inicios del 2012 comienzo a estudiar vidrio y cerámica.  La conexión que tenía con el vidrio era muy profunda de ahí que decido dejar el estudio de diseño para dedicarme por completo al vidrio.

Lo que más me gustaba del vidrio era hacer unos cuadros con arena y metales. Realicé una investigación al respecto, me fascinaba buscar todo tipos de arenas y combinarlas con metales varios. Y sin darme cuenta ahí empecé a dibujar, sobre la arena con el dedo, allí empezaron a aparecer seres que me transportaban hacia otros lugares. Estaban allí enterrados debajo de la arena, de la tierra.

En diciembre del 2014 tuve un desgarro muy grande en una pierna y otro más reducido en la otra. Por lo que no podía ir a mi taller, tampoco podía levantarme de la cama. Así que pensé: tengo que hacer algo con las manos y lo único que podía hacer era dibujar. Apenas comienzo a dibujar me surge una pequeña exposición en Italia y pensé bueno las cosas pasan por algo. Y desde ahí no paré.

-¿Qué intentan exteriorizar tus obras? ¿Qué te interesa que generen en el espectador?

-Dibujo para mí y por necesidad. Hay una fuerza enorme que me lleva a dibujar y eso se ve reflejado cuando lo ven. Así que genera cosas en los demás. Mucho más de lo que yo me imaginaba. Pero varía según la sensibilidad e historia de cada uno.

-¿Cuánto hay de pensado y de espontáneo en tus obras?

-Mi obra es muy inconsciente y espontánea. Sale de lo más profundo de mi ser y yo lo dejo salir. Soy un intermediario entre ese ser llamado “Nosé” y el lápiz. Me muevo según me va dictando.

-¿Cómo crees que influye o puede incidir el tiempo para con tus creaciones?

-A medida que pasa el tiempo son más y más los dibujos que voy haciendo (a la fecha más de 300). Eso va ayudando a la práctica. Porque hay mucho de práctica, pero solo espero que el tiempo no me saque la espontaneidad de Nosé, su autenticidad. Si pierdo eso no hay tiempo que valga después.

-¿Venís trabajando con diferentes técnicas y materiales desde el 2014 en un personaje que lo hiciste público en tu perfil de facebook. ¿Cuéntanos como surge la idea del personaje, los procesos, cómo te fuiste encontrando con los materiales y sus historias? ¿Cuál es su mensaje?

-Un personaje es una forma que se repite naturalmente, espontáneamente y eso fue lo que ocurrió con Nosé.  Nació literalmente en la arena. Cuando trabajaba con el vidrio, me gustaba dibujar con arena. Allí empezaron a aparecer las primeras formas de Nosé. Luego esas formas se asentaron cada vez más con el dibujo hasta mostrarse como es ahora.

Se llama “Nosé” porque no sabe bien quien es ni hacia dónde va. Es muy sensible, ansioso, inocente, tímido. Tiene un ojo más grande que otro, quizás por que tuvo que ver cosas que no quería. Tiene una boca exagerada por que tiene mucho miedo a hablar.

No pretendo dar un mensaje, es una necesidad, un ser que se instaló en mí y yo le di acogida- Digamos que él estaba totalmente perdido y encontró un lugar dónde quedarse. Los dibujos “cuentan” ese diálogo que tengo yo con Nosé. Un diálogo que inevitablemente transmite un mensaje a los demás, que muchas personas se sienten identificadas con él. Pero todo eso ya es otra historia, algo que no es intencional.

Los materiales, inicialmente fueron el vidrio, la arena y los metales. Dichos materiales me permitieron desenterrar a Nosé, que estaba enterrado hace años. El vidrio me permitía jugar con el fuego y la arena. Hoy en día prácticamente dibujo sobre papel.

-¿Con qué materiales y temáticas trabajas y por qué las eliges para trabajar? ¿Tienes una medida estándar para trabajar?

-La superficie que más me gusta trabajar es el papel. Casi siempre de gramaje alto por que me permite rasgarlo. Utilizo pasteles, marcadores, témperas, acuarelas, acrílicos, grafito, tintas, colores. Me gusta el tamaño chico, más o menos el promedio de mis trabajos tienen una medida de 22,9 x 30,5 cms. Me han preguntado por qué no trabajo en formato más grande, sucede que soy muy ansiosa y quiero estar todo el tiempo haciendo un dibujo y otro y otro. Si eso lo hiciera en tamaño grande, me perdería en el medio un montón de historias para dibujar.

-¿Se puede vivir del arte en Uruguay?

-Soy muy insistente y cuando me propongo algo no paro. Pretendo poder vivir de lo que hago. No sé si será en Uruguay o vendiendo para el exterior. Desde el momento que me propuse dejar el estudio de diseño, opté por no escuchar la típica frase “No se puede” “Es muy difícil”. Si pienso en esa posibilidad no podría crear. Sigo para adelante y estoy segura que se va a dar.

 -¿Crees que en el arte contemporáneo todo es válido?

-No soy quien para juzgar qué es válido o no. Y pienso que para entender el arte hay que vivirlo. Es a través de esa experiencia que se puede comprender más. Ese es uno de los motivos por los cuales he realizado intervenciones sobre obras de otros artistas. De esa forma te metes en la “piel” del otro y eso es maravilloso. Te permite buscar otra mirada.  Salirse del lugar de uno para colocarse en otro lugar.

 -¿Qué tan importante es que el artista genere su propio análisis escrito y reflexivo acerca del rol social, político, económico, ambiental e institucional del arte; promoviendo la crítica sobre su obra y el arte contemporáneo?

-Vivo el arte como una experiencia que está siempre en proceso y en constante transformación.  A mí las palabras no me sirven mucho. Que el dibujo hable por sí mismo y vaya haciendo su propio proceso.

-¿Cómo ves la crítica cultural en nuestro país y en América del Sur?

-No la veo, no estoy mucho en eso. Independientemente de lo que digan yo voy a seguir haciendo la mía, lo que me dicta “Nosé”.

 

-¿Cuál es la relación del artista con las galerías y museos?,¿Qué harías para mejorar la relación artista – galería de arte – público?

-Como artista, no puedo hablar mucho al respecto porque no expuse en un museo. Como público a veces los siento un poco frío, muy institucional. Me gusta la calidez que tiene un café, librería o incluso una casa.

-¿Cuáles son tus referentes artísticos?

-Tengo un gran referente y es Jean Dubuffet. Me gusta mucho su espontaneidad. Jean Dubuffet decía que el arte se dirige al espíritu y no a los ojos. Es ahí donde el arte recupera su verdadera función. Crear y ver con el alma…….

Cuando estuve en París este año, visité la Fundación de Dubuffet y sentí una emoción muy grande, me identifiqué aún más con el artista.

¿De qué manera das a conocer tu obra al mundo? ¿Generas vínculos con agentes culturales en el exterior para hacer circular tus obras?

-Por ahora sólo a través del Facebook. Estoy conociendo gente muy interesante, por ejemplo en este momento un artista francés está escribiendo poesía sobre mi obra y haciendo dos libros de artista.

-¿Qué opiniones te merece el arte y las redes sociales?

-Creo que las redes sociales bien utilizadas son interesantes para conocer a otros artistas y agentes culturales.

-¿En qué proyectos trabajas actualmente?

-No soy de pensar mucho, más bien que concentro toda mi energía en dibujar. Creo que de este modo las cosas se van a ir dando. La gente ve lo que hacés, que creas y eso de por sí genera más movimiento.

De todos modos creo que el año que viene tendría que exponer en Uruguay, las exposiciones son un mal necesario… Me gustaría un lugar con ladrillos rotos y arena en el piso. Me encanta ese clima por que “Nosé” justamente nació entre los escombros, estaba allí enterrado en la arena.

 
 

   

 
 

(Visited 37 times, 13 visits today)

Cooltivarte

Cooltivarte

Somos COOLTIVARTE.COM. Un portal digital dedicado a difundir el acontecer artístico y cultural del Uruguay. Estamos en la vuelta desde el año 2003, y como evolución del boletín Obolo Cultural, nos encontramos abocados a apoyar a los artistas nacionales brindándoles un espacio de difusión. Creemos en la idea de utilizar la potencialidad que hoy día nos otorga la web, para que la cultura uruguaya y sus creadores dispongan de una dinámica ventana, que los ponga en contacto entre sí y con el mundo. Somos COOLTIVARTE.COM y pretendemos configurarnos como un portal dinámico, entretenido y atento a los nuevos emprendimientos, que busque siempre la interacción con los artistas.







Recomendaciones destacadas