IBARBURU - CHAPITAL en la Sala Zitarrosa - 20 de marzo 2016 - Foto Ivonne Morales

Despegados – Chapital – Ibarburu en la Sala Zitarrosa

A ver, estamos hablando de un par de los mejores violeros que nacieron por estos lados del mundo. Despegados.

Por eso es difícil sacar del eje (en este caso), del virtuosismo, el goce por la música instrumental, las melodías de guitarra, el tuya… y… mía.

Cuando arrancó Chapital, en la noche del domingo en la sala, pudimos disfrutar de la voz en off de Luis susurrándonos sobre el valor de la música y su tiempo, del ser lo que se es, y lo que la gente espera de “SU” artista.

Gesto y manifiesto en boca de Spinetta, una actitud frente a la vida del Chapa (perdón por la confianza…).

En la primera parte del toque, sobre el escenario y bajando a la platea una cascada de jazz, blues y buen gusto armónico nos fue dejando como aletargados… en la dulce armonía, remanso.

Los músicos acompañantes fueron una maravilla, destacándose en las teclas Peyru y Contrera, que tienen el disfrute de tocar con ambos músicos en sus set y ahí desde el arranque disfrutamos por partida doble.

Aguantar este terceto sin una base poderosa de bata y bajo es una utopía por lo cual pido disculpas al no mencionarlos por sus nombres (no encontré, data), pero hermanos… van llevándolos de la mano.

Temas versionados de Rada, Beatles… más los propios… el Chapa pela todo su repertorio de ductilidad y yeites, recostándose en ese bandum.

Cerrando su segmento llama a Nicolás y bajo la chamanica voz de Miles… tocan para nosotros la joyita llamada “Espárragos para Mails”… si no escucharon… busquen… swing total.

Con Urbano y Rada en platea es como diferente tocar candombe, y Nicolás lo lleva como latente… va… surge… vuela y siembra.

Si hay algo de lo que estoy seguro es que la raíz, el mojo, el pulso… esta a resguardo.

El Chapa y Nicolás saben que se complementan, no compiten, no chocan, se divierten, nos contagian, se respira.

Gracias.

Como le saco el sombrero a la banda del Chapa, con Nicolás no puedo menos… el lujo mencionado en las teclas, un buenaaa¡¡ gigante para Pomo Vera.

Ahora… lo que toca Martín Ibarburu no esta escrito hermano… le da el colchón, el confort y todo el descanso para que cada cual vaya por su instrumento sin más cosas que en pensar… vos tocá que yo te sigo¡¡¡

Los pifies de sonido, los cables que no responden, el fantasma del bache… es tan poca cosa frente a los que nos regalaron, vos miras, vos respiras rock… que no es rock…. pero es¡

No voy a separar en bloques el concierto… ya les conté lo que vi.

Digo que estamos ante instrumentistas de un nivel superior, acompañando un tiempo de locura.

Hacer música el 70 % instrumental es utópico en esta década.

Mostrarnos un manual de yeites, cortes y talento, cuando todo es tan inmediato y ellos intentando hacer… música… para nuestros oídos…, música… son de las cosas más gratas que nos puede pasar (es domingo… antes de ir a casa¡¡¡)

Chapa salud¡¡ paseando su maestría en las alas del blues, jazz y goospel-funk, Nicolás con un pie en esos beats y el otro pie en el candombe… por suerte para nosotros, en el resguardo de su guitarra y en su nervio… esta a salvo nuestro tesoro.

Imagen portada: IBARBURU – CHAPITAL en la Sala Zitarrosa – 20 de marzo 2016 – Foto Ivonne Morales

(Visited 10 times, 6 visits today)

Fino Sosa

Fino Sosa

Adrián Sosa: Montevideano, 1965, lector, melómano, "escribidor". Durante los años 80, coordino y editó diversas revistas alternativas en forma independiente (Atrás de todo, Culos de botellas, Perro Andaluz) en los cuales se recogía y divulgaba la poesía,los dibujos, el arte callejero, la música: el nervio latente bajo la aparente inactividad de esos años. En los últimos años editò en forma independiente libros de poesía de distribución gratuita "El Grito", "Lobos en la Buhardilla", "Lo que quedó allá arriba "y" Cuadernos Mojados" lleva adelante el blog: http://lucesdelacity.blogspot.com.uy/







Recomendaciones destacadas