Foto archivo: La Triple Nelson presentó Agua y Sal - Teatro El Galpón - Abril 2013 © Federico Meneses

Dentro de la Música: Christian Cary

A principios de año, Christian Cary aceptó una invitación para actuar en la Casa de la Cultura de Maldonado. Sería en un formato bastante distinto al de La Triple Nelson, la banda que fundó con el bajista Paco Pintos hace 16 años. Su participación estaría supeditada a acompañar a una cantante con su guitarra.
Y llegado el momento, el formato terminó siendo aún más inusual, ya que la cantante no pudo presentarse, delegando en Cary la responsabilidad de enfrentarse a un auditorio atiborrado.

“Estoy solo contra el mundo”, bromeó ni bien salió al escenario. La frase terminó teniendo un valor heráldico, y ese evento en Maldonado fue el preludio de una serie de presentaciones en solitario.

Y la próxima fecha es este sábado 19 de octubre de 2013, en Rocha. A las 20:00 horas, Cary actuará en el Complejo Cultural Dos de Mayo (localidad de Castillos).

El guitarrista, cantante y compositor tuvo la deferencia de recibirnos en su casa del barrio Buceo para compartir con nosotros sus reflexiones sobre este evento, y analizar cómo estas presentaciones solidifican los vínculos existentes tanto con sus compañeros de banda, como con el público que los sigue fielmente.

De Música para Músicos, a Música para Todos

“Nosotros no vivimos de la música, vivimos dentro de la música”. Esa es la observación más honda que me ofrece Christian Cary mientras conversamos sobre La Triple Nelson en su hogar, en la pieza donde imparte sus clases de guitarra. Cary se desempeña como profesor de dicho instrumento y productor musical, por eso lo certero de su comentario.
Hombre de familia, sabe que una gira constante sería contraproducente a todo nivel. Lo supo desde un principio.

La Triple Nelson se fundó en 1998, y dos de sus miembros originales (Cary y el bajista Fernando “Paco” Pintos) siguen hasta el día de hoy.

A comienzos de los 2000 (época en que el rock nacional cobró una presencia inusitada), La Triple Nelson era considerada una banda que hacía música para músicos, una definición tan honrosa como enervante. Es lo que se dijo en su momento de grupos como The Band, quienes acompañaron a Dylan en muchas de sus presentaciones en vivo durante su mejor época (y más allá también), confiriéndole a los músicos una suerte de fama pertinaz, una gloria deshonrosa que los convertía en el blanco de admiración de un culto dentro de un culto.

Pero con su disco de 2004 (“Seguir Mejor”) la banda quebró ese molde que se le había impuesto, alcanzando una aceptación masiva en nuestro país, y pavimentando el camino hacia Argentina – camino que optaron por transitar con precaución, rechazando ofertas tentadoras de giras poco menos que interminables.

Con cada disco, el sonido de La Triple Nelson fue adquiriendo matices un tanto más amistosos para la radio, pero la banda nunca transigió su faceta más blusera, hecho que Cary enfatiza haciéndome escuchar temas de sus dos discos más recientes (“Caos Natural” y “Agua y Sal”) a volumen de demolición.

El baterista actual de La Triple Nelson es Rafael Ugo. Es el cuarto baterista que tiene la banda; sustituyó a Guillermo Villa, quien a su vez remplazó a Mape Bossio, actual integrante de Snake, y quien escuchamos en mucho de los temas que cimentaron la fama de La Triple Nelson (“Sin Tu Ángel”, “Billete”, “Llorando Te Besé”…)

Ugo se integró al grupo en un momento crítico, cuando La Triple Nelson se desvinculaba de su manager, y sus miembros tomaban el destino de la banda en sus manos. Había una miríada de proyectos, incluyendo un concierto sinfónico, y la participación en el ciclo “Autores En Vivo” de AGADU. Ugo (quien además de tocar la batería es un ducho pianista) se enfrentó al desafío de adaptarse a la dinámica de un grupo cuyos sets son mercuriales. Pocas veces se sigue un esquema fijo sobre las tablas.

Esto sale a colación cuando señalo el póster que Cary tiene a sus espaldas del disco “Ciento 3”, y le pregunto qué tan difícil fue el aprestamiento para dicho evento. “En realidad, no ensayamos tanto” dice entre risas. Me explica que lo complejo fue la organización del evento – casi dos años ininterrumpidos de trámites y negociaciones.

En lo personal, recuerdo la presentación de la banda en una reciente entrega de “Amasijando Los Blues”, cuando al rato de haber comenzado Cary explicó que solo se podía interpretar un número prefijado de temas, para la desazón generalizada del público. Y de inmediato aclaró que nadie dijo nada sobre la duración de los mismos, embarcándose en un solo de aproximadamente diez minutos, que lo llevó a bajar del escenario, tocar a un lado del público, y sentarse junto al conductor radial y organizador del evento Pepo González Lanzieri.

Todos los caminos conducen a…

Cary no es el único miembro de La Triple Nelson embarcado en una aventura aparte. Rafael Ugo también ha probado suerte en solitario con su proyecto “Alter Ugo”, el cual tuvo cierta resonancia a principios de año.
En otros grupos, tanta actividad individual podría ser leída como una señal ominosa, como el aviso de una inminente ruptura. En la Triple Nelson, es exactamente lo contrario.

Toda esta actividad reciente no hace más que ratificar la preponderancia que tiene la banda para sus integrantes.

“Esto es algo esporádico”, razona Cary. “Si se repite, será en casos muy puntuales”.

Para él y Pintos, La Triple Nelson es un proyecto que lleva dieciséis años de actividad indeclinable. Esto es como una vacación para recobrar fuerzas, y enfocarse en la banda con más entrega que nunca.

Sin ir más lejos, en noviembre de este año, La Triple Nelson estará teloneando a Paralamas en el Teatro de Verano. Y ese mismo mes, Cary y el resto de la banda partirán a uno de los festivales de blues más importantes del continente, en Brasil. Son el único grupo uruguayo invitado a un evento donde se presentan artistas como Bill Bill Morganfield (hijo de Muddy Waters).

Además, en 2014 editarán el registro de su pasaje por “Autores En Vivo”, el cual data de 2009. Es un concierto en alta definición, y dos de los quince temas a incluirse en el DVD serán inéditos.

De momento, quienes se encuentren en Castillos este sábado podrán redescubrir las canciones de la banda en un contexto único, entrando al alma misma de las composiciones de la mano de su creador.
Cary dice tener mucho de rocola humana, por lo que el toque no puede sino ser placentero para quienes han seguido a La Triple Nelson desde sus comienzos, y ansían escuchar esas canciones que han quedado irremediablemente relegadas en su discografía.

Placentero, y edificante.

Porque así como en el ojo del huracán es donde está más calmo, dentro de la música misma es donde se confirma el cómo y el porqué de cada canción que alguna vez llegó a nuestra vida, para recordarnos que ni siquiera en los momentos más desoladores estamos realmente solos. 
 

   

 
 

(Visited 107 times, 13 visits today)

Emilio Pérez Miguel

Emilio Pérez Miguel

(Montevideo, 2 de diciembre de 1979) Traductor público de idioma inglés, periodista cultural y organizador de eventos a beneficio de hospitales pediátricos en Uruguay y Argentina. Su labor periodística comenzó en junio de 2009 con la fundación de MusicKO, un sitio dedicado a la reseña de artistas emergentes. En la actualidad colabora con diversos portales entre los que se incluye Cooltivarte, al cual se integró a inicios de 2011. Como escritor, publicó dos libros de poesía en 2009 y 2010 (“Once” y “Ten”) y uno en prosa que vio la luz en 2013 (“Ayer La Lluvia”). "Once" y "Ten" fueron libros híbridos, con una propuesta enraizada en igual parte en la música y la poesía. "Ayer La Lluvia" aunó esta pluralidad de formas, y se presentó con los artistas que lo inspiraron en un festival de música y literatura que se extendió durante dos años, al término del cual Pérez Miguel se retiró como escritor. Las experiencias vividas durante ese tiempo fueron entonces sintetizadas en la "Campaña Del Juguete", una gira de conciertos que beneficia al Hospital Pereira Rossell en Uruguay, y al Hospital Garrahan en Argentina. Pérez Miguel fue asimismo el primer escritor uruguayo en subir todos sus libros a Internet, amparándose en el sistema de derechos libres conocido como Creative Commons. Basándose en que "el arte es para compartir y no para competir" y buscando "una democratización real de los bienes culturales", el autor comparte su obra en su propio sitio y en diversas páginas que fomentan la literatura, de manera libre y gratuita.

<





Recomendaciones destacadas