De cajón No 9. Muestra colectiva de fotografía y audiovisuales/ “Visitados y revisitados” - Centro Cultural y Artístico Casa de Pérez - noviembre 2017 - Foto © José Pilone www.cooltivarte.com --

De cajón No 9. Muestra colectiva – entrevista a Guillermo Baltar

De cajón No 9. Muestra colectiva de fotografía y audiovisuales/ “Visitados y revisitados”

 

Con la curaduría del Lic. Guillermo Baltar Prendez, se inauguró- en el Centro Cultural y Artístico Casa de Pérez, Av. Agraciada 2752- la novena edición de la muestra De cajón, con la reunión de obras de artistas de diversos ámbitos.

Álvaro Percovich Infante, Gonzalo Gramajo, Gonzalo Rodríguez, José Pilone, Marcelo Sienra, María Carolina Muniz Vilarino, María de los Ángeles Viera Warren, María José Ambrois, Matías Fabricio Bentancurt, Laura Falcón, Rafael Di Candia, Rafael Sanz y Solange Pastorino son los artistas convocados esta vez.

Entrevistado por Alexandra Nóvoa, en 2011, Baltar contaba acerca del origen y el propósito de estas instancias: “Surgió a través de una propuesta de la Revista Dossier -en donde escribo sobre fotografía- , el Espacio Cultural de México y también se contó con el apoyo del Centro de Fotografía. La idea inicial era organizar una muestra individual de algún fotógrafo nacional. Pero sobre la marcha transformé la idea. Quise ampliar la perspectiva desde el mismo espíritu de la revista: divulgar la mayor cantidad posible de nuestros artistas, así como también la diversidad temática de sus producciones. Por entonces estaba realizando un ciclo extensivo de entrevistas, y siempre, al ver el material que me mostraban, había mucha obra que quedaba perdida. Cosa que también sucede con mis propios trabajos visuales. Así nació “De Cajón”, como un intento por rescatar aquel material que por una u otra razón había quedado en suspenso, detenido u olvidado

 

La idea de trabajar por fuera de los corporativismos del arte y de generar una apuesta a la frescura, integrando artistas conocidos y otros de menor visibilidad o emergentes, en una idea ampliada de lo fotográfico y del campo expandido del arte, parece mantenerse como línea curatorial también en esta ocasión. Músicos, diseñadores gráficos, poetas, artistas plásticos, cineastas se han sumado a fotógrafos en las sucesivas ediciones de estos encuentros.

 

Contanos ¿cómo surgió esta novena edición y cuál fue el criterio curatorial para la muestra?

En cada edición de la Colectiva comienzo a pensar en la próxima. Ya lo estaba haciendo en Fundación Unión el pasado año. Siempre tengo en mente obra o autores, estando también abierto a que aparezcan nuevas propuestas y nombres. Desde sus inicios “De Cajón” no plantea a sus participantes ninguna línea de trabajo o temática especial. El punto de encuentro está dado por el argumento que la generó: el rescate de material fotográfico y audiovisual. Tanto aquel que estaba producido a la espera de ser exhibido, o el que se mantenía latente en la imaginación de los artistas. En principio esta 9° edición se iba a realizar en otra sala. A lo largo del año se manejaron tres posibilidades. Algunas razones personales y otras no, hicieron que ninguna de esas opciones se materializán. Entonces comencé a pensar en Casa de Pérez. Ejerzo la docencia de las Artes Visuales en el CEIP. y en el 2015 participe en una muestra colectiva de que esta organizó.

Conocía el espacio físico de su Sala de Exposiciones y el atractivo arquitectónico de la edificación en general. Al igual que el Espacio Cultural de México y la Sala Octavio Podestá de Fundación Unión, esas edificaciones antiguas revisionadas -aunque de maneras diversas- dialogaban con la propia historia de la muestra. También pensé en adecuar las temáticas a los contenidos del Programa del Área del Conocimiento Artístico del CEIP y a sus propósitos. El pasado año en su 8° edición impartía talleres en la Escuela N° 11. Aprovechando que en la Sala principal de Fundación Unión había una colectiva de arte Contemporáneo Uruguayo, concurrimos con los dos Cuartos Grados y sus maestras. Para la ocasión cité a varios de los expositores de “De Cajón”.

La receptividad de los niños fue increíble. La interacción entre ellos y las obras, así como su relacionamiento con los autores quedo en mi como una de las mejores jornadas de la exhibición. Pensemos que los niños viven constantemente recibiendo imágenes. Son aún más receptores que emisores. Viven entre las pantallas de los ordenadores, la televisión, la pantalla del teléfono móvil, la tablet… y en todo caso, la casi única manera de ser difusores que tienen, es a través de las redes sociales… las selfies, lo que no es del todo bueno. Estamos hablando de los usos y abusos de las imágenes, y las intenciones del Programa del Área del Conocimiento Artístico, no se limitan a la enseñanza de las artes y al desarrollo de las técnicas. En él está muy presente el despertar en sentido crítico de las apreciaciones visuales, el poder contextualizar históricamente los movimientos artísticos que generaron determinadas obras y las conceptualizaciones de las mismas. Es decir, poder saber que consumimos y que construimos culturalmente más allá incluso del ámbito estrictamente visual. Por eso esta vez sí tuve que reformular algunos conceptos.

Había autores que trabajaban en proyectos para ser exhibidos en lugares más amplios, por ejemplo o desarrollando temáticas desde una perspectiva que sólo podría ser abordada desde una consideración más adulta de la imagen y de sus posteriores conceptualizaciones culturales. Entonces volví hacia atrás. Es por eso que en esta oportunidad “De Cajón” lleva como subtítulo “Visitados y Revisitados”. Los primeros son algunos de los autores que venían trabajando en función de otras salas y que adecuaron sus propuestas al nuevo espacio. También incluyo en los “Visitados” a las últimas incorporaciones, los que vinieron a sustituir aquellas obras pensadas para otras dimensiones. Los “Revisitados” es aquel grupo de artistas que ya habían participado en años anteriores, y de los que conocía algunas obras expuestas con anterioridad pero fuera del ámbito de nuestra Colectiva. Entonces -como te decía-organicé este “De Cajón” con obra nueva y autores nóveles – algo que ha sido siempre una de nuestras apuestas- adaptando diversas temáticas -y técnicas- a los contenidos del Programa 2008 del CEIP en el Área del Conocimiento Artístico.

 

¿Qué lugar tiene la elección del espacio expositivo en cada edición y en esta en particular?

El espacio físico determina la muestra. Conocerlo, entenderlo, vestirlo al fin y al cabo es determinante para una buena lectura de las obras. Sobre todo en estas muestras donde no todo se remite a imágenes fijas o estáticas. No me refiero sólo a aquellas de índole audiovisual, sino a aquellas que integran espectros visuales más dinámicos y abarcativos, como son las instalaciones o performances. La elección del espacio expositivo también me determina, ya que como Curador soy el responsable de hacer que las diversas obras se muestren, se validen en sí mismas y a la vez dialoguen con las otras, conformando un todo más o menos coherente. Que se validen pero no desde el punto de vista decorativo, sino desde la multiplicidad de los conceptos y las técnicas, determinando ciertos puntos de anclajes visuales poderosos, que puedan luego ser recordados e identificados con tal o cual autor, con tal o cual propuesta…

 

Los artistas seleccionados para esta ocasión, ¿comparte para ti algunos rasgos comunes en el manejo de las imágenes o es su misma diversidad lo que te atrajo?

De una u otra forma creo que ya he contestado esta pregunta. Creo que todo artista comparte ciertos rasgos comunes en el cuidado de las imágenes, así como los diferentes tratamientos, evocaciones e invocaciones de las mismas, los hace diferentes. La diversidad en esos dos aspectos – el técnico y el conceptual – ha sido una de nuestras constantes. Eso es lo que nos atrae y nos convoca.

 

En una entrevista, hace ya algunos años decías que la escena local es múltiple y diversa- y evidentemente visibilizar esa diversidad es uno de tus objetivos- ¿pensás esa diversidad como resistencia a la uniformización de los imaginarios nacionales?

¿Y cuáles son hoy esos imaginarios? Por ejemplo: para las nuevas generaciones sigue siendo Maracaná uno de ellos, después del cuarto gol de Abreu en Sudáfrica? Y si la respuesta fuese positiva. ¿Hasta cuándo el mito del 50 seguirá siendo un mito? ¿Hasta que los medios de comunicación decidan que así fuera? Los mitos – o los imaginarios- para ser consumidos necesitan ser alimentados. Preguntemos hoy a cualquier adolescente del Barrio Casabó o de las zonas màs privilegiadas de Carrasco sobre “La Torre de los Panoramas”, seguro que obtendremos la misma respuesta. Es decir la incertidumbre o la indiferencia. ¿Qué significado tiene hoy para la mayoría de los uruguayos la fotografía de Batlle y Ordóñez, en la que se le ve de pie en la escalinata de su casa? ¿Es válido que el mate y el termo, por ejemplo, a través de sus representaciones sean tomado como modelos simbólicos de nuestra identidad, o no es más que un modelo estereotipado de una cierta sensibilidad que no nos representa a todos? En todo caso no sé qué puede hacer por sí sola una o muchas imágenes honestas, integrando concilios de ética en un mundo caleidoscópico y voraz. Susan Sontag sostenía que “el componente ético de la fotografía es frágil”. Esa fragilidad incluye a todas las imágenes producidas en realidad. Incluso -creo- en aquellos discursos que apuntaban a la descomposición de ciertos paradigmas compositivos y filosóficos. La posmodernidad no nos hizo más libres, pero a algunos nos hizo menos crédulos.

A otros, en cambio, los sometió al látigo de los camuflajes. A la vorágine de los simulacros, al consumo desmedido de las utopías más banales. El naufragio de las imágenes en gran medida hoy se trafica en la diversidad de los consensos. En los consensos comunicacionales, editoriales, empresariales… Entonces, sí la pregunta es: ¿cómo la diversidad puede batallar contra la uniformización de los imaginarios nacionales? Te diría que no lo sé, porque parte de esa diversidad está de una u otra forma, también integrada -o supeditada- a ellos. En todo caso creo sí en la concepción menos utilitarista de la creación. En los disparadores sensibles que aún nos hace sentir humanos y emotivos. Por eso es fundamental, para todo manipulador, gestor o invocador de imágenes, conocer sus responsabilidades al respecto. Tanto desde el punto de vista de la educación visual, como de la educación en general.

 

Sin pretender develar demasiado, contanos ¿con qué se encuentra alguien que vista la muestra?

Duchamp decía que es el público quien finalmente hace las muestras. A través de sucesivas generaciones son estos los que terminan confiriendo singularidades simbólicas a las obras. Pero en todo caso, espero que la muestra genere determinadas sorpresas, determinadas sensibilidades y disparadores, y que alguien, -niño o adulto-, se interrogue a sí mismo o pueda reconocerse y conmoverse, a través de algunas de las obras que hay en ella.

La muestra se puede visitar hasta el 30 de noviembre de 2017 de 9 a 16 hs.

Imagen portada: De cajón No 9. Muestra colectiva de fotografía y audiovisuales/ “Visitados y revisitados” – Centro Cultural y Artístico Casa de Pérez – noviembre 2017 – Foto © José Pilone

 

 

El álbum solicitado no puede ser cargado en este momento. Error: OAuthException Code: 10, (#10) To use 'Page Public Content Access', your use of this endpoint must be reviewed and approved by Facebook. To submit this 'Page Public Content Access' feature for review please read our documentation on reviewable features: https://developers.facebook.com/docs/apps/review.

 

 

(Visited 102 times, 16 visits today)



Fernando Barrios

Fernando Barrios

Fernando Barrios Boibo: Integra el Programa de formación permanente y curaduría del fac (fundación de arte contemporáneo) y el staff editorial de la revista HUGO. Realiza crítica literaria en revista Relaciones y de arte contemporáneo en Cooltivarte. Poeta y narrador. Ha publicado: en prosa El sótano y otros cuentos, Desaforismos, apócrifos y otras herejías, en poesía Parto de gallina, Desamorados o del tiempo perdido, Tri(i)logía y Vórtice textual: caja­juego con textos. Practica el psicoanálisis; miembro de la ecole lacanienne de psychanalyse

<





Recomendaciones destacadas