imagen perteneciente a Matias Ygielka (afiches colocados en Berlin)

CONFERENCIA DEFINITIVA SOBRE USTED MISMO

Diálogo con Matías Ygielka acerca de La máquina de dejar de escribir –  libro publicado en la vecina orilla por editorial Wu Wei–  a cargo de Juan Ángel Italiano.

 

“Las experiencias que durante siglos yacían en la penumbra de la historia, todo lo pasado lo dicho al oído del ocaso del recuerdo, toda esta energía indecible encapsulada en sórdidos órgones, brillantes como gemas rojas, todas las  pulsaciones vitales no digitadas en la malla hipersensible de lo humano, hilos finos y transparentes en la estofa del tiempo simultáneo, todo comenzará a hervir en tiempo presente si se lo invoca, si se sale del tiempo presencial aquí y ahora”

extracto de La máquina de dejar de escribir.

 

– Por lo pronto “La máquina de dejar de escribir” (en adelante MDE) es un “libro”, un libro de…., de una escritura sin duda de borde, una escritura, al decir del autor: ¿tetralógica? un libro que parece un guión de video clip, un libro ¿mamushka?. En tu “libro” anterior, “La escritura sin escritor”, y en este MDE, cómo debemos “leer” esta insistencia de la no escritura, que se escribe.

Escritura teratológica hace alusión a una rama de la zoología que estudia a las criaturas anormales, es decir, aquellos seres naturales de cierta especie que no responden al patrón común. Hay que desmantelar todos los patrones preceptúales de una vez por todas. Me interesa esto que relacionas con el guión de video. Ya que el cine y el video arte corre con cierta ventaja respecto a la escritura, lo digo en el sentido de que en estas otras formas de expresión los nuevos experimentos y las vanguardias han sido más fácilmente digeridas e incorporadas en la contemporaneidad. La insistencia de la no escritura tiene que ver con esto, con la idea de una apertura sin límites y no la de un cierre sobre sí mismo o sobre la justificación soterrada de un ego o de ciertas experiencias o emociones equis de una persona bajo un nombre propio. También a la escritura vinculada a la acción, acciones de guerrilla cultural por ejemplo… Al anti-arte, al antidogma, hay que seguir cuestionando lo establecido como artístico y bello y real y a la cultura y a las instituciones y hoy sobretodo a las grandes corporaciones como Facebook, por ejemplo, ya que, como bien dijo Ezequiel Fanego en una publicación en su muro, “nos estamos comunicando mediante las redes del enemigo”. La insurrección tiene que seguir transmutando, quizás el insulto o la inmolación personal en pos de una evolución hoy sean obsoletos e innecesarios y cierto paradigma haya cambiado, como bien se expresó desde el situacionismo francés ya en los años setenta. Si vamos más acá, está íntimamente ligada a la idea del no-tiempo. De darle a la escritura un carácter espacial, un despertar espacial, esa espesura enrarecida de los tiempos que conviven todos en uno mismo ahora. Si me preguntas qué es el tiempo: diría que es confirmación de que el espacio sigue existiendo. Y el espacio sigue existiendo… Y el espacio sigue existiendo… Así qué hagamos algo al respecto. “Escritor”, “músico”, olvídalo… abrid abrid, “las antenas de la raza humana” diría Pound. Donde la experiencia se torna colectiva. Donde nos disolvemos. [CAS], el colectivo y sello sonoro que creamos junto a Andrés García, por ejemplo, o el grupo Toy Mashin, habla también de esta búsqueda colectiva y anarquizada. En el ritual nos disolvemos, y nos resignificamos. En el ritual no hay tiempo, no hay género. Experiencias místicas como éstas, que nos llevan hacia una realidad aumentada, son la clave para sobrevivir en el mundo artísticamente arrasado y desarticulado de hoy. Así que esta insistencia de no escritura que mencionas, volviendo sobre el tema, puede ser que hable entonces, más allá de una apatía hacia las disciplinas, de la necesidad de desmantelar los patrones perceptuales, así como de la necesidad de crear formas nuevas de relacionamiento y resistencia creando círculos de confianza. Habla de un despertar al espacio. Y concerniente a la escritura y la literatura, habla de una búsqueda conceptual y una necesidad de desarrollo de nuevos formatos, en parte experimentados en otras obras, y sugeridos ya en La escritura sin escritor como Instalación-Novela ó la Novela del un segundo, por ejemplo, en los cuales apenas he incursionado.

En la actualidad hay un trabajo muy interesante del escritor mexicano Mario Bellatin y su escritura como suceso, que quería mencionar. “Lo más impresionante de determinados procesos de escritura es que después de levantar fronteras para todo, de crear una serie de sistemas que permitan entender el mundo como una gran maquinaria, se advierte que no existe ningún límite. En ese punto se ven abiertas todas las posibilidades y no queda otro recurso que el de cobijarse bajo un orden trascendente. Esto puede estar próximo a la experiencia mística, en la que después de una serie de privaciones y luchas contra la libertad individual se encuentra el infinito… y quizá también la profecía”

En la última página de La escritura sin escritor se lee: ¿Puedo ceder un espacio que no es mío? Este espacio no es mío. Este espacio no es mío pero si puedo cederlo. Este espacio no es mío entonces si puedo no escribir.

 

– En la solapa de MDE se presenta tu libro anterior como un manifiesto, el propio MDE tiene un preludio titulado “Manifiesto”, aquí se presenta al signo rodeado de un espiral, del que hay que tomar distancia. La obra comienza con una ciudad amurallada, “encerrada” ¿en un espiral? ¿espiral y muralla son sinónimos? Quisiera que hablaras sobre el concepto de “encierro” en tu obra.

La obra comienza con la voluntad de fundar una ciudad aislada de las invasiones e imposiciones externas e imperialistas. De la voluntad de crear, desde la resistencia, algo que cierre en si mismo y que no precise regulaciones o leyes externas, y que no necesita más que de su interior para crecer sin límites hacia fuera, y no viceversa. La posibilidad de una utopía. La realización de la utopía. De El intento. De la voluntad mágica. Esto es también una reverencia al pueblo marroquí de Chefchou en donde estuve un tiempo luego de un viaje a Europa en donde fuimos a presentar la obra performática Nostalgia de una ciencia ficción futura en Ámberes. Es una referencia a la historia de esta ciudad y al viaje que hice en general en Marruecos. No discierno y tampoco voy a googlear ahora para reconocer que parte de la historia de esta ciudad sagrada es históricamente real porque no importa. Pero me acuerdo que en algún momento leía algo vinculado a la historia de Chefchouen y al pueblo bereber y en algún lado discernir las palabras, BLAD ES SIVA, que significaba territorio insumiso, y me quedó grabado para siempre.

Me interesa esta idea de “encierro” que mencionas, y creo que está vinculada directamente al hermetismo. Hermes, el sabio egipcio, forjó la alquimia y creó el sistema metafísico que hoy en día se conoce como hermetismo. Respecto al tema de la influencia del hermetismo, sería un poco largo y quizás imbricado desarrollarlo aquí. Pero creo que la resistencia de hoy tiene que ver con lo que Raoul Vaneigem en algún momento mencionó como terrorismo hermético. En pequeñas y cotidianas pero potentes acciones simbólicas… Semillas que quedarán sembrando hacia el magnético devenir.

Concerniente al preludio-manifiesto, propone desde el vamos la necesidad de tomar distancia, tal como vos decis. Pero es un tomar distancia desde cierto movimiento interno, que es el de salirse de uno mismo. Tomar distancia de nuestro modo de percibir. Es una propuesta de adentramiento al trance si se quiere. Leer, parafraseando a Don Juan Matus, con nuestro relato interno detenido, detener nuestro relato interno sobre nosotros mismos, mover nuestro “punto de encaje en el universo” para así poder leer. Esta especie de preludio manifiesto, es una propuesta iniciática que esta presente en anteriores obras. Más explícita en La escritura sin escritor, que comienza: “TRES/DOS/UNO, Suspenda inmediatamente la conversación que sostiene su “consigo mismo”. Ahora, si y solo si, puede seguir” De forma expandida también en el Mermerizador, una especie de dispositivo-instalación genérico que inventé para poder ver teatro en el futuro de una manera redimensionada y tomando esta distancia que hablamos. Surgió de una necesidad básica que experimenté luego de trabajar y colaborar en diferentes proyectos escénicos en Buenos Aires.

La idea de la muralla, creo que está vinculada al de mamushka, que vos mencionabas en la anterior pregunta, y que está presente a lo largo de todo el libro. Esto habla de un proceso meramente espiritual de construirse murallas y trabajar puertas para adentro, ya sea para reconstruirse intrauterinamente o para fundar lo nuevo. Ambas cosas subyacen a MDE.

 

– La solapa del libro menciona tus “exploraciones visuales” que titula como “Simbografías”. En MDE aparece varias veces mencionada esa palabra que resumimos según tu propia definición como “representaciones gráficas de lo simultáneo”, cómo se relacionan estas obras que tu realizas con la ficción del relato.

La MDE también podría verse como un recorrido museístico y laberíntico a través de diferentes planos, inventos, objetos, mecanismos y conceptos; uno de ellos es el de las simbografías este que mencionas. La puerta de la sala permanecerá abierta y las luces están encendidas. La simbografía está asemejada a la poesía visual, claro. Aunque intimamente está ligada al sigilo y a la creación de sigilos en la magia.

Es una forma de (no) escritura que es no verbal. Paradójicamente hoy tenemos un gracioso volver al jeroglífico egipcio con los emoticones ¿Habrá algún estudio actual sobre esto? Y la escritura visual me interesó siempre ya que tiene, entre otras características, la ventaja que se puede percibir toda de una misma vez en el espacio; y es tan arcaica como la escritura misma. Y volvemos a mi obsesión sobre la simultaneidad… Es de ahí que se desprende el proyecto ambicioso de la Instalación-Novela, publicar el libro en una gran sala donde el texto se lea, desde infinitas perspectivas, en paneles transparentes y donde, si es posible, sea necesario residir en ella hasta haber finalizado su lectura. Esta idea, la idea de la residencia de lectura, está presente en MDE. Pero estoy hablando con vos Juan que sos un experto en el tema. He leído, entre otras obras tuyas, El ancho margen, muestra de la poesía visual uruguaya (1835-2016) que me pareció un trabajo fundamental para nuestro país.

 

-Tu obra en general parece como querer fintear las clasificaciones y las etiquetas, se construye sobre los márgenes, sobre los límites del canon tradicional, en la MDE como lo señalé al principio, hay una dinámica de video clip, de collages atemporales que se superponen, en un viaje que parece místico, en escenarios ajenos a nuestra urbe cotidiana, en dónde los personajes buscan por un lado  la Antena, pero por otro continuamente hay un análisis del texto, de la escritura, de la palabra, de su relación con el espacio circundante. ¿Hay en la MDE un intento de (volviendo a los manifiestos) plasmar una definición enrevesada, de lo que para ti es la escritura? y extendiendo un poco más la pregunta (esperando una extención en la respuesta)  es cierto que ¿ahoraescrituraeselbailedelosdedosdibujandoeneltiemposubvertido? ¿Qué la escritura tradicional ha muerto?

 

Tiene mucho que ver con esto que mencionas Juan, con collages atemporales que se superponen. Ese es en parte el experimento, que venía mentando como novela simultánea, es una idea que tenía hace tiempo dando vueltas y con MDE intenté llevarla más a cabo. Una novela simultánea sería allí donde la narrativa se construye, ya no en tiempo, sino en espacio, y no con uno mismo, sino con lo otro, que ya es uno mismo. Vaya danza. Tema que ya hemos tocado desde varios puntos de vista aquí. Experimentos como estos dispararían infinitas posibilidades. Intenté en un momento generar una ¿narrativa? con textos simultáneos generados por diversas personas en todo el mundo en el mismo segundo. Nos conectaríamos todos con este intento en Tiempo Presente. Para algunos sería de noche, mientras que para otros de día o de madrugada, o aquí en el campo mientras llueve, o allá mientras fuerzas armadas estadounidenses bombardean tu ciudad, en fin, infinitas y exquisitas combinaciones de posibilidades. Y todas reales, ¡hiperreales! Esto nos dispararía sin duda hacia una realidad aumentada, de la que hablábamos, que, más allá de proyectar sobre el “arte” cuestiones interesantísimas, contribuiría a empatizar más con el otro, con lo lejano, lo inaprensible, con lo y los excluidos del planeta, con otras posibilidades y realidades que están sucediendo simultaneamente a la nuestra. En Conferencia Definitiva Sobre Usted Mismo, este proyecto sin fin, cuyo punto de inicio es el futuro, que simbólicamente comenzó el año pasado en Berlín mediante una pegada de afiches por las calles de Kottbusertor, imaginé algo similar, un texto que se generará con encuentros y predicciones de videntes, vudús, esciománticos, gurús, así como especialistas y expertos en diferentes áreas en todo el mundo. Un texto autogenerado, prediciéndose a sí mismo, un I Ching del futuro vertiéndose sobre la gran Novela Simultánea del Presente. No sé si la escritura tradicional ha muerto o no. Es cuestión de perspectiva. Ahora las vanguardias más escandalosas han sido digeridas por las instituciones y el gusto burgués, por ejemplo. Ja. Es hipócrita pero tan redundante ya a esta altura que no vale la pena ocuparse de ello, sólo un poco de vandalismo constructivo si vas de visita a un museo por el momento ya será suficiente. Ahora seguiremos trabajando para construir “antenas”… Así que supongo que sí, que la MDE es en parte un “enrevesado” manifesto, una fiesta de las manos -las manos se van de las manos-, ahoraescrituraeselbailedelosdedosdibujandoeneltiemposubvertido. Hay mucho por hacer…

 

En Montevideo, hay ejemplares del libro disponibles únicamente en La Lupa Libros.

 

Poema-mi´nimo---bajorrelieve,-Juan-Angel

Poema mínimo – bajorrelieve – Juan Ángel

 

Juan Angel Italiano (Montevideo – 1965) investiga sobre las diversas posibilidades expresivas del lenguaje poético (verbal, visual, sonoro, performático, multimedial). Durante el 2003 y el 2008 dirige el proyecto editorial

“ediciones DEL cementerio”, que publicó la revista ensamblada “Letras Travestidas” (12 números, 9 separatas, 2003 – 2008), y una variedad de trabajos impresos independientes, CD rom, DVD´s,  CD´s de audio, plaquetas, y ediciones objetuales (como botellas arrojadas al mar, poesía centimetrada o varias series de afiches poéticos callejeros).

Ha realizado varias compilaciones sobre la poesía sonora (Al margen: 1, 2 y 3) sobre poesía visual (El ancho margen) y sobre poesía electrónica uruguaya (cibeRrrrdelia). Ha dictado charlas, organizado encuentros y exposiciones, escrito artículos, participado en eventos y revistas tanto nacionales como extranjeras vinculadas a la  poesía experimental y a la performance.

La mayoría de su obra circula en Internet con licencia de autor abierta.

 


 

Cooltivarte

Cooltivarte

Somos COOLTIVARTE.COM. Un portal digital dedicado a difundir el acontecer artístico y cultural del Uruguay. Estamos en la vuelta desde el año 2003, y como evolución del boletín Obolo Cultural, nos encontramos abocados a apoyar a los artistas nacionales brindándoles un espacio de difusión. Creemos en la idea de utilizar la potencialidad que hoy día nos otorga la web, para que la cultura uruguaya y sus creadores dispongan de una dinámica ventana, que los ponga en contacto entre sí y con el mundo. Somos COOLTIVARTE.COM y pretendemos configurarnos como un portal dinámico, entretenido y atento a los nuevos emprendimientos, que busque siempre la interacción con los artistas.







Recomendaciones destacadas