imagen - boyhood

Boyhood de Richard Linklater

En un mundo justo el film Boyhood de Richard Linklater (Antes del amanecer, Escuela del Rock, Despertando a la vida) merecería los premios de la academia en cada una de sus candidaturas (película, director, guión, montaje , actor y actriz de reparto). A su vez deberíamos ser más atrevidos que ello y no rotular a esta obra por un premio o con el sticker de “la película que tardo 12 años en ser filmada”.

Un rotulo más sólido sería el de: ejercicio que pretende retratar el cambio desde una perspectiva sencilla. Para ese retrato Linklater centra la historia en un niño-adolescente y como él y su mundo cercano vivencia todo lo que el tiempo moviliza desde una óptica simple y cotidiana.

El cambio supone alteraciones y exabruptos que muchas veces no están en nuestro control: mudanzas, nuevos padres, un padre intermitente, una nueva escuela. Esos cambios no son parte de nuestro agrado; pero son ellos los que hacen épicos algunos puntos de nuestra vida intima como la forma en que podemos llegar a describir a una ballena.

Con discretas postales la película expone el crecer de un chico y su familia que en el mundo presente se destaca por ser una sucesión de ensambles – algunos acertados y otros incorrectos-.

En los detalles por momentos esta la gracia del cambio: Samantha siendo pequeña cantando Oops i did it again , el “álbum negro” de los Beatles que es obsequiado a Mason , el introducir hits musicales en algunos pasajes de la obra nos llevan a un punto temporal concreto , a un lugar en común. Con una colección de esos detalles la obra en sí se hace fuerte y disfrutable.

El triunfo del film también pasa por las interpretaciones de Patricia Arquette y Ethan Hawke que con mucha naturalidad demuestran las vicisitudes de la adultez y la paternidad.

Leer lo que tiene para decir Linklater en sus films es gratificante . Dicha gratificación no se da por dar personajes icónicos que siempre saben que responder . No hay que esperar héroes que den una palabra exacta para solucionar un asunto. Este director y guionista tiene la dicha de introducir en sus textos cuestiones existenciales que parecen vedadas en el mundo actual, pero que aún persisten algo escondidas en todos nosotros.

La conversación entre un ya crecido Mason y su novia en una camioneta sobre el sentido de una red social o la falta de una respuesta explícita ante la pregunta “¿cuál es el objetivo?” son preciados momentos que de seguro darán un merecido premio al texto original.

Linklater quizás logre su consagración definitiva como realizador y de paso nos regala un nuevo gran momento para ocupar una butaca.

 
 

   

 
 

(Visited 4 times, 2 visits today)



Juan Pablo Tomasik

Juan Pablo Tomasik

Nacido el 25 de Agosto de 1985 . Curso en el Instituto de Profesores Artigas - especialidad filosofía- y algunos años supo desfilar por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación . Actualmente cursa en la Escuela Superior de Comunicación Social. Desde hace unos años sigue el oficio de librero.

<





Recomendaciones destacadas