Bodie y La Flota Plateada – Entrevista a Bodie Datino

Melodías resplandecientes

 

Bodie Datino, es un músico, compositor y productor argentino, que lidera la banda Bodie y La Flota Plateada. Surgida en Buenos Aires en 2009, este quinteto tiene hasta el momento tres muy recomendables discos, “El fin de la inocencia” (2011), “Andrómeda” (2013) y “La Aldea” (2016). Establecidos sólidamente en el under porteño, en mayo de este año, se presentaron en Uruguay por primera vez, con muy buena repercusión y aceptación por parte del público, junto a la banda local Cossi. Con una muy interesante diversidad sonora, acompañada por una destacada elaboración letrística, ciertamente con el transcurrir de los desembarcos a la costa oriental Bodie y La Flota Plateada se granjeen un público más numeroso del que ya poseen, méritos les sobran.  Esta es la entrevista que le realizamos para este portal.

 

 “Me gusta contar  historias que me hayan movilizado desde algún lugar”

 

Háblanos acerca de Bodie y La Flota Plateada, cuándo y cómo nace esta banda, y por qué líneas musicales podemos ubicarla? ¿En qué difiere a tus proyectos anteriores Auge y Simón?

Comenzó a principios del 2009, venía de ser parte de dos proyectos en formato banda, Auge y Simón, y a fines del 2008 sentí la urgencia de explorar la música desde otro lugar.

Había compuesto un puñado de canciones, algunas más definidas y otras no tanto, y me puse a grabar unas maquetas en casa. Necesitaba tomar el control de las decisiones artísticas, aun sabiendo que quizás el resultado no fuese el deseado.

Fue de un fluir muy creativo, y apenas comenzó a tomar forma, Paul Ock me comenta, que si necesitaba músicos para mi proyecto solista que contara con él, 

y así fueron sumándose músicos, hasta la formación actual con Nicolás (Clement), Leandro (Battaglia), Emiliano (Barengo) y Paul por supuesto. Sobre las líneas musicales, me gustan las canciones, las melodías, el “groove”, las texturas y los matices que las visten y las embellecen.

De adolescente descubrí bandas postpunk como Joy Division, The Clash, The Cure, y ese fue el estilo y el movimiento que más me marcó a fuego, no solamente en lo musical sino también en lo conceptual por el “do it yourself”.

En las canciones de La Flota hay bastante de eso, además de una atmósfera viajera y a veces melancólica.

 

¿Los tres discos de la banda, “El fin de la inocencia”, “Andrómeda” y “La Aldea”, forman, además por ser tres, una trilogía estética, musical y lírica también? ¿Qué une artísticamente a los tres trabajos discográficos, cuál sería el o los hilos conductores entre ellos, y a la vez, qué cosas los diferencia?

El concepto de trilogía se fue dando de manera natural. Estábamos trabajando en la pre producción de “La Aldea”, y de repente asociamos los artes de tapa, el sonido, las letras y la estética de los tres discos y dijimos es “una trilogía”. Ahí surgió el concepto de grabar “La Aldea” no como una lista de canciones, sino como la música que acompaña a una historia. Incluso algunas frases del disco remiten a historias contadas en los anteriores. Y empezamos a jugar… Hay varios hilos conductores entre los discos, pero hay uno que es la médula de todos, la búsqueda… Siempre hay más, es infinito.

La búsqueda en las melodías, las letras, en la manera de interpretar, el sonido, en la experimentación, etc., hasta poder alcanzar el estado genuino que propone cada canción. Los discos representan estados, y esos estados están compuestos por distintas situaciones “El fin de la inocencia” es un disco quiebre en mi carrera. Me deje llevar por el vértigo de una nueva aventura solista, con todo lo que eso significa. Gran parte del disco fue grabado en mi casa con los recursos que tenía.

En “Andrómeda” ya éramos una banda estable con varios shows y ensayos encima. El disco tiene un sonido más maduro y heterogéneo y se percibe esa sonoridad colectiva. Incluso algunas canciones fueron grabadas en vivo en estudios ION. La participación de Hernán Agrasar como productor fue esencial.

Y en “La Aldea” no quise repetir el patrón de producir los demos en casa, así que llevé las canciones a la sala y les dimos vida entre todos. Es un álbum donde todos tocamos varios instrumentos, los arreglos surgieron de estar juntos muchas horas adentrándonos en la obra.

 

Bodie-y-La-Flota-Plateada-

 

En las letras de Bodie y La Flota Plateada se denota un explícito cuidado y elaboración letrística, ¿qué importancia le das al texto, y a la línea poética del mismo? ¿Qué te gusta leer?

La letra tiene la fuerza y muchas veces amplifica las sensaciones que propone armónicamente la canción. Me gusta contar historias, historias que me hayan movilizado desde algún lugar, propias, ajenas o nacidas en la fantasía. La sonoridad de las palabras es muy importante a la hora de escribir. Me encanta leer y trato de leer todo el tiempo que puedo. Desde chico me fascinaron los 

libros de ciencia ficción, así que pasé por Pedro Romaniuk, Isaac Asimov, Philip K. Dick, Aldous Huxley, H.P. Lovecraft, Ray Bradbury, etc…

Después vino Sartre, George Gurdjief, Borges, Nietzsche, Sam Shepard, Haruki Murakami y varios más…

 

Específicamente en este último disco “La Aldea”, decís que fue grabado en modo “Soul Fi”, explicanos ese concepto…

El concepto Soul Fi es una manera de definir la conexión artística y humana a la hora de crear música y grabarla. Cuando esa sintonía aparece, se siente y se escucha. Somos energía, así como también la música. Cuando definíamos la estética sonora del disco, dijimos ni Hi Fi ni Low Fi, este álbum va a sonar Soul Fi.

 

Vos además sos productor musical, habiendo trabajado con el ex Soda Stereo Zeta Bosio o Daniel Melero, entre otros, e integraste también la banda de Richard Coleman… ¿Cómo conjugás y desarrollás tu carrera como músico, compositor y productor?

Tuve y tengo la suerte de estar cerca y trabajar con muchos músicos geniales, talentosos, cada uno con sus vivencias. Cuando amás y te apasiona lo que hacés solo hay que organizarse y administrar el tiempo. Claro que van apareciendo prioridades, pero sin abandonar el ritmo y la disciplina, soy de la idea de disfrutar y dejar que fluyan los proyectos, y la mayoría de las veces se acomodan solos…

 

¿Qué bandas o solistas argentinos nuevos que conozcas te gustan y nos podrías recomendar?

La escena argentina está en un gran momento. Descubro muchos artistas nuevos o nuevos para mí, que ya vienen trabajando hace tiempo haciendo buena música. Me gustan Morbo y Mambo, Mi Amigo Invencible, Louta, Mariela Centurión, Alejo Bivona, Vietnam, Polo Rojo, Mariano Godoy…

 

Llevando la banda tu propio nombre artístico Bodie, ¿Te sentís en cierto modo el líder del grupo? Y si es así, ¿Cómo se divide el trabajo de creación y composición, cuánto pasa por vos de todo lo que genera artísticamente la banda?

El rol de líder es el que me tocó. Es una responsabilidad que disfruto en este proyecto. Me gusta generar y proponer cosas todo el tiempo y se da una manera natural. Cada uno de nosotros fue encontrando su espacio y a partir de ahí fuimos y vamos creciendo como músicos y mucho más como banda. Amamos hacer música juntos, somos de tocar mucho, zapar, discutir ideas, conceptos…, hay un fuerte espíritu de complicidad y conexión, sobre todo hay amor, respeto y admiración. Llevo una idea nueva o una canción a La Flota y al instante nos metemos en una, todo parece elevarse y la canción cobra vida…, o comienza el viaje, según como lo quieras ver…

 

Que los integrantes del grupo sean multiinstrumentistas es una gran ventaja supongo…

¡Es genial! Surgió buscando la forma de distribuir los instrumentos para hacer sonar fielmente lo que habíamos grabado. En un momento nos encontramos cambiando de facetas todo el tiempo. Y cada uno tiene su manera de interpretar, 

de sentir, de pulsar, aun siendo el mismo instrumento, y esa diversidad le sumó personalidad al sonido del grupo.

 

Contanos sobre esa mini gira que hicieron en territorio uruguayo en mayo pasado, tocando en Carmelo en un solo set, y en Montevideo con todo el grupo, junto a la banda montevideana Cossi, ¿era la primera vez en Uruguay? ¿Qué tal la experiencia?

Sí, fue nuestra primera vez en Uruguay y fue uno de los momentos más hermosos vividos con La Flota. La calidez de la gente, la buena onda, la paz que se respira en la ciudad, y sobre todo los amigos de Cossi, quienes fueron unos anfitriones geniales.

Fueron dos shows, el primero en Carmelo, en un formato de “solo set” el cual me gusta mucho hacer. Es una situación envuelta en una atmósfera muy íntima y desnuda, es como reencontrarme con las canciones en el momento que fueron creadas.

Y el show en Montevideo con toda La Flota fue inmenso. Estábamos muy conectados y felices en el escenario y se produjo una química encantadora con el público.

Fue como abrir un nuevo “portal”, ahora a vivir nuevas aventuras, sobre todo estando tan cerca. Ojala sea pronto…

 

Fotos: Pablo Abate

 

 

(Visited 181 times, 28 visits today)



Paulo Roddel

Paulo Roddel

Nació e1 13 de octubre de 1977, en Montevideo, Uruguay. Ha publicado poesía y cuentos en revistas y antologías de escritores. Editó fanzines y publicaciones de rock de circulación under en Montevideo (1997-2000). Co-fundó los grupos de poetas 7 Segundos y Seis50, grabó los cds de poesía “Siete Segundos en la vuelta de tu oreja” (Grupo 7 Segundos, 2002) y “Ablación del Habla” (Grupo Seis50, 2006). Ha publicado cuatro libros de poesía Trapos (2004), Palidezco (2010), Ama/zonas (2014), y "El ceño del sueño" (2016). Ha colaborado en los periódicos La Diaria y La República, fue co-redactor de la revista cultural Fango (Premio Fondos Concursables del MEC, 2010-2011), colaboró en las revistas culturales H-enciclopedia, El Boulevard, Revista Ricardo Reis, Revista Vadenuevo, Artesuburbano, Revista Once, Magazine Montevideando, Suplemento El País Cultural, entre otras publicaciones. En 2014 participa de la realización Poetas - Proyecto Cross Media. Colabora desde el 2010 en el portal cooltivarte.com. Participa en ciclos literarios y encuentros de escritores tanto en Uruguay como en Argentina, y como columnista invitado en radios tratando efemérides vinculadas al rock. Como periodista cultural ha entrevistado a numerosas destacadas figuras de la cultura, tanto uruguayas como extranjeras en diferentes disciplinas artísticas. Colabora también en la revista digital Lamás Médula, de Buenos Aires. Es docente de inglés, librero, y actualmente cursa la carrera de Licenciatura en Ciencias Históricas en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UdelaR.

<





Recomendaciones destacadas