BLADE RUNNER 2049

BLADE RUNNER 2049

Continuación directa del film Blade runner, que fuera dirigido por Ridley Scott en 1982 el cual está basado en la novela de Phillip. K. Dick ” ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”, nos cuenta una historia que transcurre treinta años después del film anterior, nuevamente en Los Ángeles pero en el año 2049. Seguimos los pasos de el agente “K” (Ryan Goslin) que dedica sus días a la caza de replicantes y se nos muestra a si mismo como un replicante más pero al servicio de la ley. Los agentes que se dedican a la caza de replicantes son llamados Bladerunners. Una misión aparentemente rutinaria da lugar a que este agente comience a dudar de su origen y comienza una investigación que lo llevará a encontrar algo más grande que su propio origen.

Denis Villeneuve dirige este film y tiene la tarea casi imposible de contar una nueva historia dentro del mismo universo del film anterior donde tiene que mostrar algo nuevo pero al mismo tiempo ser fiel al material original. Las comparaciones siempre son odiosas, más cuando se habla de una obra de culto como lo es el film de Scott  pero tampoco se pueden evitar, quizá uno de los problemas que acarrea esta nueva entrega es que la narración en algunos aspectos peca de sobre explicativa, como recordandole al espectador detalles importantes de la trama como para que no quede nada librado al azar y este no se sienta abrumado. En lo personal no me agrada que traten de tonto al espectador, me gusta el desafío de tener que prestar atención a los detalles y no que las cosas me queden servidas en bandeja. Por suerte esto ocurre unas dos o tres veces y no arruina la experiencia pero es algo en lo que Ridley Scott no había incurrido. De todos modos las casi tres horas de metraje no se sienten pesadas en lo más mínimo, Villeneuve nos demuestra una vez más que aspira a ser un director clase A y que no le tiembla el pulso a la hora de tomar las riendas de un proyecto tan grande como este. Se agradece también que se hayan preocupado por crear un buen film sin tener que ya planificar de antemano ningún universo cinematográfico como es la moda actual de Hollywood.

La fotografía de Roger Deakins nos ayuda a viajar a este mundo post apocalíptico y logra que parezca real, tangible, sumado a la gran edición de sonido y una banda sonora sublime que lamentablemente no cuenta con Vangelis pero que al tener a Hans Zimmer y a Benjamin Wallfisch como sustitutos que si bien no logran tener el nivel de la original tampoco se quedan a medio camino, en definitiva logran hacer un más que digno papel.

¿Es necesario ver el primer film para poder entender este? No necesariamente, pero el disfrute no sería el mismo dado que hay muchas referencias visuales o directamente personajes que aparecieron previamente y que dificultarían la comprensión de lo que se está viendo en pantalla. En tiempos de internet y tevé digital directamente no hay excusa, recomiendo ver la versión definitiva del film original: Blade runner, the final cut.

Como reza el dicho: “segundas partes nunca fueron buenas” pero de la mano de Villeneuve se logran unas lindas excepciones.

@Jonatokun

 

 

 

Jonathan Gimenos

Jonathan Gimenos

Nacido en Montevideo, un día de mayo de 1981, desde niño le fueron inculcando el amor por el cine yendo todos los domingos, como si de asisitir a misa se tratase. A eso se le suma su afición por las computadoras, por lo que tiene cursos de diseño gráfico y reparación de PC en su haber. Actualmente trabajando para la empresa Unilever y dedicando su tiempo libre en una página en Facebook de su autoría que lleva por nombre "Cinefilia & Afines" (https://www.facebook.com/cinefines/) donde da rienda suelta a todas sus inquietudes relacionadas con el séptimo arte. Y en un país futbolero como es este, se jacta de jamás haber pisado el estadio centenario, entre otras cosas que muchas veces lo hacen sentir extranjero en este paisito un poco gris. Se integra a cooltivarte en 2015.







Recomendaciones destacadas