bebeto alves

Bebeto Alves y los Blackbagualnegovéio llegan a Montevideo

Bebeto Alves cantautor y guitarrista referente de la música del sur de Brasil, se presentará junto a Marcelo Corsetti, Rodrigo Rheinheimer y Luke Faro en el Centro Cultural de España el 17 de junio. Allí darán a conocer su trabajo Milonga Orientao, innovadora obra de fusión de rock, pop y milonga.

Antes de llegar a nuestro país, Bebeto nos cuenta algunas peculiaridades sobre su música y trayectoria.

-La gira con Blackbagualnegovéio se presentó en Belo Horizonte, San Pablo, Porto Alegre y también en Montevideo. ¿Por qué Montevideo?

-¿Por qué no? (risas). Porque tengo  hace ya mucho tiempo enormes ganas de ir.  Es una ciudad que me gusta y donde estuve solamente una vez. Quisiera dialogar más con Montevideo ya que tenemos muchas cosas en común y muchas diferencias de las que me gustaría aprender. No quise incluir Río de Janeiro en la gira, para poder estar en allí, lo encontraba más importante. Porque tiene una escena musical que me interesa, una escena por donde mis amigos pasan de manera natural y me siento un poco lejos de eso. Voy seguido a Buenos Aires, por ejemplo, pero no a Montevideo. Siento que hay un desconocimiento de mi trabajo que me gustaría ver más presente en la vida cultural de la ciudad.

-¿Qué caminos has recorrido desde el punto de vista de la composición, desde Paralelo Trinta hasta Milonga Orientao?

-Nunca paré de pensar  sin embargo hay muchas cosas interesantes para identificar.

El momento de Paralelo Trinta fue un descubrimiento, pasos iniciales, una matriz de creación de lo que llegó a ser conocido como música de gaucho, MPG, o la música  gaúcha urbana.  En mi caso específico  desarrollé una trayectoria de forma intensa, con esa nueva identidad de la música brasilera.

Creo que hay  puntos que se refieren a esa cuestión digamos antropológica, que se mezcla con cuestiones éticas exhaustivas, colectivas de una manera u otra según el punto de vista personal. Con punto de vista me refiero a la crianza, la personalidad, la composición no sólo de música, de la poética, sino también de un artista y sus ideas del mundo.

Es eso lo que he venido desarrollando desde el primer disco, el descubrimiento de lo que fuimos para un futuro de lo que podríamos ser. Es un proceso, una construcción. Las circunstancias nos obligan a tomar decisiones o nos dejan sin opciones, pero eso es necesario para que seamos lo que debemos ser.

Se puede percibir claramente que la espina dorsal de mi trabajo a partir del disco Paralelo Trinta se conecta  directamente y desemboca en el trabajo de Milonga Oriental, incluso para quienes no lo conozcan del todo. Si lo escuchan van a entender lo que es, de qué se trata.

-¿Qué te llevó a reinterpretar en vivo el disco Mandando Lenha, en 2015 para grabar el DVD?

-Ese disco fue la apropiación de un trabajo del cual no me sentía a gusto como intérprete.  Siempre imaginé estar prestando mi voz y personalidad al compositor Mauro Moraes, amigo y coterráneo, ya que él no cantaba sus canciones.

Sucede que ese disco y otros dos que grabé interpretando su obra  se volvieron referenciales y más que eso, seguidos por un público muy heterogéneo. Desde las personas más cercanas a la música tradicional, nuestros archienemigos (risas)  hasta  un público más exigente, vinculado a una música más sofisticada como  el jazz, la MPB, etc.

Nunca lo sentí como “mi disco”, a pesar de que mi nombre figurara allí. Sino que sentía que esa era mi voz, solamente. Partiendo desde la base de que yo era cantautor, no tenía muy claro en mi cabeza lo que era ser intérprete. No quería asumir eso, nunca me dediqué a ese trabajo ni lo exploré demasiado. Nunca hice un espectáculo así, a pesar de haber ocasionado grandes cambios en la música regionalista y lo que vino luego con las obras de fusión.

Cuando descubrí el trabajo que había realizado decidí asumirlo, y grabamos el DVD que todavía está en fase de post producción. Hicimos un debut de lujo en el Centro Cultural Néstor Kirchner de Buenos Aires, al que asistió un inmenso público el año pasado.

-¿Qué diferencias tiene el DVD con el disco?

-Muchas, veinte años separan a uno del otro. El disco continúa causando interés en el público, continúa vendiendo, causando sorpresas y obteniendo buenos resultados.

El DVD es diferente, primero que es en vivo y segundo porque tiene otro guitarrista, no el originalísimo Lucio Yanel argentino de buena cepa, sino Marcelo Caminha músico virtuoso y joven.

Me tuve que re descubrir dentro del disco para no ser des honesto conmigo mismo. Creo que el DVD es más visceral. El CD trajo una suavidad inusual para este tipo de música, una sonoridad clásica de violín y bajo acústico, lo que se  continúa en el DVD, pero se incorporan otros elementos en mi interpretación. Algunas cosas que vi en mis andanzas por Portugal, Andalucía y Marruecos, cosas que están en el documental Mais Uma Cansção.

El CD y el DVD son la misma cosa con muchas diferencias.

-¿Cómo ha sido trabajar con Marcelo Corsetti, Rodrigo Rheinheimer y Luke Faro?

-Somos amigos, socios, trabajamos hace más de diez años juntos desde Blackbagualnegoveio de 2004. Somos una banda. La verdad ellos son creadores junto conmigo, de esa estética blackbagual, de esa sonoridad que encontramos a partir del disco de 2004. Marcelo es el director musical de ese trabajo, él decide ciertas cosas que me son difíciles de decidir. Nos gusta tocar juntos, creamos una identidad, tano que  partir de determinado momento ellos asumieron ese alter ego que es el blackbagual. Somos una simbiosis en el escenario.

-Hace unos años fundaste y fuiste presidente de la Cooperativa mixta de músicos de Porto Alegre ¿Qué influencia tuvo este organismo en la cultura y el mercado cultural de Brasil?

-Sí, participé como fundador. La  COOMPOR fue una especie de escuela para la políticas públicas que seguirían los gobiernos de administración popular en Porto Alegre y el resto del país. Tanto que después de eso asumí varios puestos de gestor público del área cultural en diversos gobiernos. Por último, entre 2010 y 2012 fui director del CEMUS, Centro de música de la Fundación de las Artes que era órgano del Ministerio de cultura en Río.

-¿Cuáles son las cosas que te inspiran y cómo las transformas en canciones?

-No sé, un movimiento interno tal vez, o mi propio proceso de entendimiento de lo que  está a mi alrededor.

Me inspira un buen libro, poetas, la palabra, una película, una buena historia.

-¿Han variado mucho esos elementos desde tus primeros discos hasta hoy?

-Sí, creo que sí. Pero básicamente el movimiento interno es lo que establece la relación con lo que pueda servir de inspiración. Es muy raro que alguna cosa externa me absorba al punto de escribir alguna cosa sobre eso, así directamente, tiene que pasar por ese filtro interno, se tiene que volver orgánico.

-¿Cómo describirías tu proceso creativo?

-Como respirar. Entro en una fase creativa y la antecede el infierno, se transforma mi vida y la de quien está envuelto en ella. Son situaciones de extremo entusiasmo y una inmensa sensación de depresión. Pero cuando resulta es como si yo hubiera crecido algunos centímetros. Es difícil pero no tiene forma. Puede ser visto también como una patología, algunos síntomas que merecen estudio y diagnóstico, cosas que solamente se curan con el resultado. Yo me curo así.

-¿Cómo te sientes cuando tu música es interpretada por otros artistas como Belchior, Ana Carolina, Tânia Alves, Kleiton y Kledir?

-Ah… No sé. Es agradable escuchar mis canciones ser cantadas por otros, interpretadas, tiene algún sentido.

-¿En tu próximo disco “Um outro nada”, también encontraremos una identidad sulbrasileira, a pesar de la introducción de ritmos internacionales?

-Siempre me valgo de todo, considero todo internacional. Otro no va a dar secuencia a lo que considero importante, una estética sulista, sulbrasileira, internacional.

Lo internacional es un concepto chulo, una vulgaridad, pero es la idea de otra dimensión humana en un mundo globalizado, sin fronteras a pesar de la fuerza en contra del poder que quiere mantenerlo.

-¿Qué verán los asistentes al show del próximo 17 de junio en Montevideo?

-Todo eso, sólo que con una banda sonora, una súper banda sonora.

(Visited 36 times, 6 visits today)

Bettina Aplanalp

Bettina Aplanalp

Bettina Aplanalp (TINA): Montevideo 1990. Cursó Licenciatura en Cs. de la comunicación, trayecto Periodismo en FIC- UdelaR y periodismo general en IPEP. También estudió logística pero resulto que no era lo suyo. Su vida se basa en hacer muchas preguntas a todos y por todo. Actualmente trabaja respondiendo preguntas online, para una empresa internacional, mientras, busca acercarse cada día más al ejercicio del periodismo. Ama la música, los gatos y la naturaleza, curiosamente a pesar de ser un bicho de ciudad. Se incorpora a cooltivarte en 2015.

<





Recomendaciones destacadas