Aquel Abrazo, 12 de Diciembre de 2015. Foto © Javier Fuentes Photography

AQUEL ABRAZO (Parte 1) – Tremenda propuesta, Agua, Impotencia y Revancha en puerta

Please try entering https://graph.facebook.com/963603520353228/photos?fields=source,link,name,images,album&limit=1000 into your URL bar and seeing if the page loads.

Qué bien se siente uno, cuando es sábado, la noche recién comienza a devorarse al día, la temperatura es de verano y se va viajando relajadamente sentado en un ómnibus capitalino a una gran fiesta, una de esas que según todo indica, será, por expectativas, artistas, escenario y memoria histórica (Noches de Paz, Fiestas finales o X) La gran fiesta del año y una grata experiencia para el recuerdo colectivo.

Me bajo del 522 en Gonzalo Ramírez y recorro un Parque Rodo vibrante de gente. La Feria Ideas+, que toma por asalto en estos días el corazón del barrio, combinaba un público de lo más diverso. Al llegar a la rambla, la veo repleta, y el flujo ya se dividía en dos. Por un lado las teenagers (y no tanto) en grupos, fanáticas de Lali Esposito, quienes se dirigían a ver a su popera idola televisiva, hacia el Teatro de Verano. Y por el otro, los que estábamos buscando Aquel Abrazo.

Llego hasta una valla en un primer control debajo del puente de las cantearas, y un portero me indica que la única entrada era por Bulevar y la Rambla, lo cual significó una caminata de 30 minutos hasta llegar al punto de ingreso, y me genera la interrogante durante ese trayecto, de porque razón no hubo una entrada por el lado de la rambla de las canteras, en fin, estábamos yendo a una fiesta, vamo arriba.

Previo paso por unas vacías boleterías, ya me encuentro ante el enorme muñeco amarillo hecho de casilleros de Pilsen que nos recibía con sus brazos abiertos, y, desde ese momento, a las 21 hs comenzó Aquel Abrazo para quien escribe.

Artistas del grafiti llevando su arte insitu sobre murales, feria de Vinilos, la costa de un lado, el bullicio que se empezaba a sentir del otro, barras de toda clase, representado a los boliches de nuestro querido Montevideo, escenarios grandes, pequeños e improvisados. Mónica Navarro cantando con su voz única ante algunos pocos, sigo el recorrido como sintiendo el rugir de la masa, y me encuentro ya casi dentro de ella, escuchando los cánticos de las canciones de Once Tiros, que ya casi todos saben de memoria, confirmando lo popular de su música después de varios años en la carretera.

El mapa prolijo y concreto que uno recibía al ingreso le servía de guía para moverse en un espacio que si bien era grande, explotaba de propuestas. Jazz, bossa, electrónica, aromas de todo tipo, me llevaron a uno de los espectáculos que había marcado en lo previo, Los Hermanos Laser sonando en el escenario Indie, junto a la barra de los amigos de Bluzz. Cerveza mediante, sonaron con su Rock relajado y de buenas canciones entre alguna performance circense a puro fuego alrededor, bajo un gran sonido.

Doy otra vuelta y me doy un placentero gusto, un buen Lehmeyún ($70) de la Esquina del Mundo, mientras a pocos metros en el escenario Club, tocaba Juan El que Canta, literalmente de espaldas al mar lo que generaba un espectáculo único con su potente y muy bien trabajado Rock de guitarras y buenas letras, en conjunción con un horizonte bien colorido que se aproximaba con sus fuerzas extrañas que traían evidentemente algunas sorpresas (pronosticadas) consigo.

Sigo en movimiento y llego hasta el escenario Lago, donde el Colectivo Celeste (uno de los dos conformados especialmente para esta noche) llegaban a un cierre antológico, en donde Emiliano Brancciari, Mandrake Wolf, Julieta Rada, Martin Buscaglia, Los Hermanos Ibarburu y Cia interpretaban el clásico “Dedos” de Tótem, en una versión zapada y a varias voces, para el goce colectivo, clap clap clap.

Aprovecho la cercanía y me doy una vuelta por la Zona Electrónica. Un deleite ese espacio para los amantes del género. Sobre una capsula colocada sobre la altura de una de las canteras, pasaron hasta (que paso lo que paso) diversos exponentes de la escena electrónica local, en un lugar, diseñado para el viaje efectivo.

Vuelvo a tierra, música por todos lados (quizás hasta se pisaban entre si las propuestas) y gente y mas gente, ya el espacio estaba a tono con la propuesta ofrecida.

Me toca el turno de ver a Los Prolijos. Qué buena banda, que no se casan con ningún género.

Fede Graña y Cia sonaron fuerte y recorrieron desde lo suyo, una rara versión de la Lambada hasta un Rock pesado junto al hip-hop de AFC & Los Warriors como invitados.

Me doy cuenta que está tocando en la otra punta del predio desde Cuba, X Alfonso, pero ya era tarde, no llego, lo lamento, son los riesgos de estos eventos llenos de espectáculos, uno nunca puede estar en todos lados.

Me dirijo hasta el escenario Monumento, en donde ya una multitud sentía los acordes de La Abuela Coca. Todo el mundo gozaba, todo parecía estar perfecto, a punto caramelo, hasta que… comenzaron a caer unas gotas desde el cielo (intuí que era el comienzo del fin y me fue a trote rápido hasta la primer carpa que encontré, la de los amigos tuerca de Motor City, quienes exponían sus Motos y productos, que de paso, les agradezco la gentileza por el regalo de su remera souvenir, me fue de mucha utilidad de regreso a casa), La Coca siguió tocando, desde ahí la veíamos, hasta que paso lo que todos saben, Tremendo Temporal sobre nosotros.

La banda se fue del escenario, y podría decirse que marco el final abrupto de la Fiesta. La mayor parte de la gente comenzó a buscar resguardo en los pocos lugares que podían servir de protección para lo que estaba sucediendo, los que no lo conseguían, algunos iban de un lado para otro confundidos sin saber qué hacer y los otros, la gran mayoría decidió retirarse al no tener resguardo ante semejante aguacero. Fueron 30 minutos que alcanzaron para dejar en evidencia que quienes organizaron el evento subestimaron los pronósticos climáticos y no previeron un Plan B para que el público se resguardara, o tuviera la oportunidad de seguir la fiesta después de lo sucedido, (y no digo con los músicos tocando en los escenarios lo cual sin duda hubiera sido suicida, no solo para ellos, para sonidístas, operadores, etc., el agua y la electricidad no son cosas con las que se juega, es cosa seria, de vida o muerte) sino en el sentido de manejar otra propuesta alternativa, al ver tanto esfuerzo que se diluía en unos minutos, rememorando tragicómicamente la ultima X en el Parque Roosvelt, hacer algo más (entiendo que es fácil verlo de afuera), me genero un impotencia enorme, de ver como todos perdían, músicos, publico, la gente que se empapaba tras las barras al descubierto (vendiendo la cerveza desesperada a costo), una injusticia, que el único Plan B, fuera el fin, he ahí mi gran crítica.

Espere junto a unos cuantos en la carpa de Motor City y decido unirme a la masa que se retiraba. Cayo otro gran chaparrón, la ANCAP del faro explotaba de gente, y ya fuera del predio, me resguarde bajo el techo de un hotel sobre la Rambla, me cambie mi camisa empapada por la remera obsequiada, ya había parado, camine unos metros y conseguí un Taxi estacionado con bandera baja que al escuchar mi destino, acepto por tratarse de un buen viaje (gajes de la ética Tachera), eran la 1 am y Aquel Abrazo había terminado para mí.

Las horas posteriores, las redes sociales del evento fueron bombardeadas por mensajes de todo tipo. Desde entendíbles reclamos hasta los muy mala leche, demostrándonos (pensando las redes, como medios de opinión públicos donde hay gente de carne y hueso del otro lado de los monitores aunque parezca que no) que el uso de estos medios es bipolar, y debe ser más responsable, pueden ser muy útiles, como también cobardemente anónimas, hipócritas, irracionales y poco constructivos.

La respuesta de la organización, exigida por el público durante las últimas horas, al fin llego hoy en la tarde, en su cuenta oficial de Facebook, Aquel Abrazo informaba:

“Amigos: este fin de semana sigue la fiesta en las Canteras.

El sábado pasado la lluvia nos complicó pero no queremos que se termine Aquel Abrazo.

En este momento estamos reorganizando todo y muy pronto vamos a informar todos los detalles sobre lo que viene. Los que tienen su entrada sepan que van a poder ingresar nuevamente, como debe ser. Solo dennos un tiempo para definir todo con todas las partes y ya les comunicamos cómo seguimos.

La fiesta sigue porque la ciudad, los artistas, los boliches y ustedes se lo merecen. La fiesta sigue.

Gracias a quienes nos han apoyado y nos han demostrado su cariño en estas horas tan difíciles.

Salú.”

Producto de una reunión con las autoridades de la IMM.

Buen síntoma, algo para calificar como correcto, justo y muy destacable, por parte de los que tuvieron que ver con el armado de todo esto, entre tanto palo y criticas por momentos apresuradas y desmedidas.

A estar atentos, en las próximas horas, seguramente habrá más novedades. Si uno ve lo que resta de la grilla, y todo lo que vivimos en tan poco tiempo, seria pura justicia que esto se diera, y de concluirse de buena manera, habremos sido participes de una fiesta que quedara sin lugar a dudas, para el gran recuerdo. Lo que parece seguro, es que Aquel Abrazo, va por la segunda vuelta. Y allí estaremos. Habrá revancha. (To be continued)

Pocos minutos después de elaborado este articulo nos llega este comunicado de prensa de la productora informando:

AQUEL ABRAZO

Rambla De Las Canteras Del Parque Rodó

SIGUE LA FIESTA

El Próximo Sábado 19 de Diciembre

A Partir de las 19:00 hs.

INFORMACION GENERAL

Las personas que conserven su entrada del 12 de diciembre intacta (sin cortar) pueden ingresar con 1 amigo gratis (2 x 1).

Las personas que conserven su entrada cortada, pueden ingresar presentando la misma en la puerta de acceso a la fiesta el sábado 19 de diciembre.

Está prohibido el ingreso de menores de 5 años.

Entradas en venta por locales ABITAB de todo el país a partir de mañana 15 de diciembre

PRECIOS:

Generales $500 hasta el viernes 18 de diciembre inclusive.

Generales desde el 19 de diciembre y en boleterías de la fiesta $600.

Menores de edad:

De 15 a 17 años $400

De 5 a 14 años $300

Imagen: Aquel Abrazo, 12 de Diciembre de 2015. Foto © Javier Fuentes Photography

Facebook API came back with a faulty result. You may be accessing an album you do not have permissions to access.

(Visited 60 times, 9 visits today)



Alejandro Hoffmann

Alejandro Hoffmann

Estudio Psicología y Antropología en la Universidad de la República. En 2013 se recibió de Diseñador Web. Realizó talleres de periodismo y gestión cultural. La música siempre lo ha acompañado durante su vida (música la cual considera más grande y abarcativa que conceptos filosóficos como el amor o la libertad juntos, o cualquier otro) y el ancho de banda de sus gustos se ha extendido con el paso del tiempo, aunque quizás no tanto, porque considera (en estos tiempos de mega democratización de los medios de difusión, donde todo artista tiene un lugar para compartir su creación) es sencillo diferenciar lo bueno de lo no tanto, porque según él, lo perceptivo influye más para el entendimiento de la música que lo intelectualizante snob, como esa canción que marca la diferencia en cuanto a las otras en un disco, y es claramente notorio que se destaca. Hoy transita sus días esperando escuchar y ver cosas que no haya escuchado ni visto antes. Se une a cooltivarte en 2014. Escribe para moog.uy - indiehoy.com - acapasancosas.com.ar - la revista Efecto Metal de Argentina y Zona de Obras de España. Desde 2016 lleva adelante Sudtopia, proyecto con el cual intenta difundir bandas latinoamericanas que están por fuera del circuito comercial masivo. Su eje central se desarrolla con publicaciones semanales en el portal http://cooltivarte.com/portal/ y bimensuales en su segmento de la Revista Wop! de Montevideo.

<





Recomendaciones destacadas