Anaclara Talento – Ambidiestra

Talento es una de los 10 artistas que exponen en el Centro Municipal de Exposiciones Subte, en la muestra Perfiles Políticos desde este martes pasado.

Desde el registro de una acción violenta ejercida sobre su cuerpo, Anaclara Talento visibiliza un cierto pathos que opera la división política derecha – ­izquierda y cierta equivalencia en los efectos sobre el concepto de libertad. No como equivalencia ideológica sino como campos disímiles operando en un mismo sistema.

Hay un juego de inadecuación entre lo que se vé, lo que se escucha y lo que se lee que opera generando nuevas significaciones y una experiencia de incomodidad que podrá ser productiva para repensar las ideas en juego.

Se escucha el himno nacional y cada vez que aparece la palabra libertad, el rostro de la artista recibe un golpe y en los subtítulos del video se ve como se sustituye la palabra libertad por las palabras derecha o izquierda aleatoriamente.

El cuerpo de la artista se hace instrumento sobre el que un discurso­ – el discurso político­ – produce efectos, que no son visibles a simple vista sino en sus manifestaciones subjetivas.

Hay algo de una sospechosa pasividad con que se reciben los golpes, lo que habilita más de una lectura: ¿alienación y sometimiento?, ¿indiferencia?, ¿anestesia?, ¿resistencia ?; cada espectador podrá jugar allí sus cartas identificatorias.

Queda planteada la pregunta por cual sería la distinción derecha – ­izquierda, ante el significante libertad; partiendo del supuesto de que sí existe esa diferencia. Y el despliegue de esa distinción, su realización­ en el sentido de llevar algo hasta su límite, parecería ser capital hoy y siempre.

Lo inquietante, en la obra, ya no remite solo a la experiencia de voyeurs de la violencia física, sino a las consecuencias subjetivas de una imposibilidad estructural del sistema. Hay un dolor que atraviesa campos, desde la micropolítica de los afectos a sus efectos macropolíticos.

¿De que modo se posiciona el artista para intentar dar cuenta de estas disonancias simbólicas que producen sufrimiento y afectan también las condiciones de posibilidad de su trabajo? Claramente no desde un discurso que remede el discurso político, representándolo. No es esa la apuesta de Talento, sino una mucho más sutil que apele tanto a lo metafórico como a lo metonímico, mostrando el concernimiento político de los cuerpos.

El hecho de que se trate de un cuerpo signado como femenino resuena inevitablemente – habiéndoselo propuesto o no­ en el terreno de la violencia ejercida contra la mujer.

Por su parte la referencia a lo macropolítico decanta de la idea de que: “todo arte es político”, “Tomar una postura al respecto de cualquier cosa es una acción política, y eso es el arte”, dice Anaclara Talento.

El himno nacional sonando solo en apariencia discordante­, constituye además una provocación altamente sugestiva que pone en cuestión nociones como nación, patria, estado, historia y libertad.

 

   

 

(Visited 107 times, 24 visits today)



Fernando Barrios

Fernando Barrios

Fernando Barrios Boibo: Integra el Programa de formación permanente y curaduría del fac (fundación de arte contemporáneo) y el staff editorial de la revista HUGO. Realiza crítica literaria en revista Relaciones y de arte contemporáneo en Cooltivarte. Poeta y narrador. Ha publicado: en prosa El sótano y otros cuentos, Desaforismos, apócrifos y otras herejías, en poesía Parto de gallina, Desamorados o del tiempo perdido, Tri(i)logía y Vórtice textual: caja­juego con textos. Practica el psicoanálisis; miembro de la ecole lacanienne de psychanalyse

<





Recomendaciones destacadas