Alien: Covenant

Alien Covenant

Dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Michael Fassbender, Katherine Waterston, Danny McBride, Billy Crudup ,Demian Bichir entre otros.

Luego de que “Prometheus”, la película precedente tuviera opiniones encontradas entre los críticos y los fans de Alien. Ridley Scott tuvo que hacer un giro de casi 180 grados para cambiar el rumbo de la historia que planeaba contarnos.

La idea original era plantear otra historia que transcurriera dentro del universo de la saga Alien pero que fuera mas bien un spin-off, o sea, narrar algo que no tuviera mucho que ver con la historia principal. Ridley quería contar los orígenes de la humanidad, quería plantear que el hombre fue creado por seres extraterrestres y que aparentemente estos no nos veían con buenos ojos. La idea era usar el universo de Alien como punto de partida para ampliarlo y tocar temas mucho mas trascendentales.

Por eso la película en cuestión intenta volver a centrarse en el Xenomorfo, el monstruo que da nombre a la saga, convirtiendo a Alien Covenant en un híbrido entre continuación de Prometheus y precuela de Alien el octavo pasajero. Es decir, no se olvida de lo ocurrido en la historia previa, la acción transcurre 10 años después de lo ocurrido en Prometheus. Nos encontramos con la tripulación de una nave de colonizadores llamada Covenant que va en camino a un planeta desconocido que promete ser altamente viable para albergar seres humanos y convertirla en otra colonia mas. Pero reciben una señal proveniente de un planeta cercano y deciden ir a investigar, que como ya sabemos de antemano no va a ser una buena idea.

Ya desde los créditos iniciales nos damos cuenta de que esta es una película de Alien propiamente dicha, desde la música de Jed Kurzel que emula a la perfección las notas de Jerry Goldsmith -quien fuera el autor original de la banda sonora de la película de 1979- hasta la tipografía donde van apareciendo lentamente el nombre del film. Si bien la película trata de volver a los orígenes no se aleja completamente de la premisa original de Prometheus. Hay ciertos tópicos que vuelven a estar en el tapete como por ejemplo si el ser humano tiene derecho a jugar a ser Dios y a su vez si puede llegar a ser considerado un creador. ¿merece seguir viviendo la humanidad una vez que agota los recursos naturales de su mundo de origen? ¿Es ético que un androide no se rija por las leyes de la robótica de Asimov?

Pero volvamos a lo que nos importa, ¿que tal está la película? La respuesta es que no está nada mal, de más está decir que visualmente es un espectáculo digno de verse en el mejor cine al que se pueda acceder, como pasa en general con los films de Ridley Scott, la puesta en escena, la fotografía y la música brillan con luz propia. Es a la hora de desarrollar personajes donde la película trastabilla un poco, las actuaciones en general son muy buenas, especialmente la de Michael Fassbender -que es lo mejor de la película- y un sorprendente Danny McBride al cual no le tenía mucha fe y resultó ser una sorpresa agradable. El problema que tiene el guión es que ya de antemano nos anuncia quien va a morir, el viejo cliché del que se separa del grupo, el que queda solo, el que se va a bañar, etc. Pasa la suficiente cantidad de veces como para que resulte hasta molesto, le quita el factor sorpresa y muy pocas veces saltamos del asiento cuando ocurre alguna muerte ( no todas por suerte). La saga Alien venía de capa caída y ya temíamos que terminaran produciendo un musical o una parodia estilo Scary movie. De todas formas quiebro una lanza y digo que esta película sirve para recordarnos por que es que amamos tanto a los xenomorfos.

@Jonatokun

(Visited 27 times, 6 visits today)
Tags cine



Jonathan Gimenos

Jonathan Gimenos

Nacido en Montevideo, un día de mayo de 1981, desde niño le fueron inculcando el amor por el cine yendo todos los domingos, como si de asisitir a misa se tratase. A eso se le suma su afición por las computadoras, por lo que tiene cursos de diseño gráfico y reparación de PC en su haber. Actualmente trabajando para la empresa Unilever y dedicando su tiempo libre en una página en Facebook de su autoría que lleva por nombre "Cinefilia & Afines" (https://www.facebook.com/cinefines/) donde da rienda suelta a todas sus inquietudes relacionadas con el séptimo arte. Y en un país futbolero como es este, se jacta de jamás haber pisado el estadio centenario, entre otras cosas que muchas veces lo hacen sentir extranjero en este paisito un poco gris. Se integra a cooltivarte en 2015.

<





Recomendaciones destacadas