Alejandro Dolina/ La Venganza Será Terrible/ 18NOV2015/ Teatro el Galpón/ Montevideo - Uruguay Foto: ©Gastón Pimienta

ALEJANDRO DOLINA – LA VENGANZA SERÁ TERRIBLE

Señores terroristas”, dice un audio sin cuerpo a través de la sala del Galpón. 30 años hace del comienzo de La venganza será terrible. Patricio Barton y Alejandro Dolina. Alejandro Dolina y Patricio Barton. Él se convierte en ella, ella es una señora de unos 60 años, ellos se convierten en arquitecto y cliente, en vendedor de ropa y comprador, en médico y paciente, en cantante y público.

Hay una caja con mensajes escritos a mano que dicen:

“¡Sos la persona que más me ha hecho reflexionar en mi vida!”
“¡Qué cosa el ser humano!”

Hay familias como público y abuelas de más de 90 años aplaudiendo. Una pareja se levanta y les regala una caja de alfajores. Suena Piazzolla en el descanso – la risa es un bien necesario que también necesita unos minutos de tregua –. Se habla de ropa amplia y de ropa ajustada, de calzoncillos con marcas en la piel, de mallas que disminuyen la vida siete años. Se reflexiona acerca de las tentaciones de los ascetas, del diablo y de los recuerdos que empujan a la locura. Se habla del miedo al sueño de los monjes, de los fantasmas del pasado.

¿Conclusión? “Cada uno construye sus propias tentaciones”.

Y finalmente se canta, por petición del público, versiones que incluyen como última canción: “por algún camino” de Sandro.

La masa se levanta, aplaude y se marcha con una sonrisa estirada de más de dos horas seguidas.

Alejandro y Patricio lo han vuelto a conseguir. La reflexión y la risa. Y sí, “¡qué cosa el ser humano!”.

Texto: Lucía Baltar

 

 

Alejandro Dolina/ La venganza será terrible/
18NOV2015/ Teatro el Galpón/
Montevideo – Uruguay

 

 

 

 

(Visited 11 times, 11 visits today)

Gastón Pimienta

Gastón Pimienta

Montevideo, 1982. Comienza en la fotografía como autodidacta para luego realizar cursos en la Escuela Tris, donde aprende entre otras cosas, a ver imágenes de manera diferente. Participó en diversos talleres de análisis de imagen y fotorreportaje, workshop de retratos y proyectos de autor. Hoy, padre de tres hijos, cree y quiere hacer de la fotografía su herramienta y oficio.







Recomendaciones destacadas