Al filo del mañana Modificando el tiempo

Una raza de alienígenas se aloja en nuestro planeta con propósitos devastadores para nuestra raza y toda forma de vida que conocemos, para nuestra suerte Tom Cruise es el encargado de salvarnos.

“Al filo del mañana” Edge of Tomorrow (2013) está dirigida por Doug Liman responsable de títulos como The Bourne Identity (El caso Bourne), Jumper o Caza a la espía. La que hacemos referencia está basada en la novela de Hiroshi Sakurazaka. ‘All You Need Is Kill’. Protagonizada por Tom Cruise, Emily Blunt y Bill Paxton.

La historia de este nuevo snack de la productora Warner Bros se apoya sobre dos pilares que son por un lado la utopía mágica del viaje en el tiempo y la celebración del hombre máquina por parte de las fuerzas armadas, sobre las cuales -según la realidad entendida por hoolywood- siempre depositamos la última esperanza de la humanidad ente la eventualidad de un ataque de dimensiones planetarias y absolutas, que atenten contra la existencia de nuestra raza.

Como habíamos dicho una de las patas principales del asunto es la dimensión espacio temporal sobre la cual se establece el relato, es que el protagonista vive, muere y renace sucesivamente hasta encontrarle un sentido que resuelva su conflicto. Así como lo anuncia su tráiler de propaganda: “Live, Die, Repeat” (vive, muere, repite).

Parecería ser que el género de ciencia ficción que nos ofrece el cine de hollywood últimamente hace madera para su fuego con la imagen del militar cada vez más atrapado por la máquina. No es que sea la primera vez, recordemos Alien II (1986) dónde la teneinte Ellen Ripley (Sigourney Weaver) usa una extensión robótica para sobrevivir contra el golem alienígena. La saga Terminator (1984) explora la posibilidad que tiene el ser humano de desarrollar una inteligencia artificial usada con fines de defensa corriendo el riesgo de que ésta evolucione de manera independiente y llegue a tener decisiones propias contra nosotros, concepto vuelto a usar en Matrix (1999) como punto de partida pero un poco más actualizado al vincularlo con la realidad virtual y la era de las comunicaciones o la tan pronosticada aldea global. Sino que desde Avatar (2009) pasando por el remake de Robocop (2014) u otras como Elysium (2013) todas proponen la incorporación fisiológica de la máquina en el cuerpo humano, algo así como la sustancialidad completa de la biomecánica. Por supuesto que el germen de todas estas ideas nos vienen desde aquellos textos tan conocidos del siglo pasado de autores como Mary Shelley, Julio Verne, H. G. Wells, Phillip D. Kick, entre otros.

Luego lo real, que decir de los drones no tripulados, aviones portadores de armamento o con fines de espionaje fotográfico, controlados vía satélite por operadores en alguna base militar a miles de kilómetros de distancia. Si uno explora estos sitios: http://es.gizmodo.com/este-inquietante-robot-inspirado-en-el-velociraptor-cor-1583693631 o este: http://es.gizmodo.com/pepper-el-humanoide-inteligente-que-costara-solo-1-900-1586437659/+manuelGIZ . Podrán ver que ya existen prototipos trabajando para hacer realidad estas ideas, sólo basta tomarse unos minutos y reflexionar al ver los videos.

Volviendo al film que en esta nota nos compete, destacable es la experiencia que genera en el espectador los efectos especiales, se debe admitir que logran inducir la estupefacción por lo impactante que son las escenas bélicas. No llegan a tener la contundencia de un film como Prometheus (2012) pero es algo destacable para mencionar. De todas formas, “Al filo del mañana” infiere en que algo comparten estos alienígenas con nosotros, quizá sea una metáfora que revela la condición de pertenecer al mismo universo, aquello de que nosotros estamos hechos con los mismos componentes con los cuales se crearon y se generan nuevas galaxias, somos en definitiva, polvo de estrellas.

Imagen portada: Andrés Capeluto

 
 

   

 
 

(Visited 7 times, 3 visits today)



Andrés Capeluto

Andrés Capeluto

Nace en 1982 en la ciudad de Montevideo. Licenciado en Artes -Artes plásticas y visuales- (UDELAR, IENBA, año 2016). Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UDELAR. año 2008). Técnico Guardavidas (ISEF, 2001) Parte de su obra se la puede ver en el sitio: www.andrescapeluto.com En 2013 se suma como colaborador en cooltivarte.com

<





Recomendaciones destacadas