Agarrate Catalina Murga , Teatro de Verano. "Un día de Julio" - 19 de Diciembre 2015 - Fotos © Virginia Prado

Agarrate Catalina: Sin cadenas ni grilletes

Please try entering https://graph.facebook.com/966637053383208/photos?fields=source,link,name,images,album&limit=1000 into your URL bar and seeing if the page loads.

Volvió La Catalina al Teatro de Verano, pese a quien le pese.

Abrieron la jornada Emiliano, el Zurdo y el Aleman fogoneando la noche, cantando con el nivel al que nos tienen acostumbrados, un arranque divino para lo que vendría después.
Nos regalaron con sus voces de lujo, un puñado de canciones que se llevaron los calurosos aplausos de un teatro de Verano repleto (literal).
La primera ovación de pie se la llevo el Zurdo Bessio interpretando un tema de La Catalina, “La niebla” y que antes de finalizarlo ya estaba todo publico del Collazo aplaudiendo de pie y rabiar.

Sobre las 22 horas volvió al templo de momo Agarrate Catalina para presentar el espectáculo “Un día de Julio”, una “Opera Murgera”, una joya ideada por los hermanos Cardozo con el nivel poético, el contenido filosófico e ideológico que los caracteriza.

Gira la obra en torno a Julio, un hombre de 48 años que nunca salió de su hogar, una casona ruinosa, llena de aparatos que no funcionan, Julio acumula libros, principios, teorías y conocimientos con los cuales pretende cambiar el mundo y luchar contra el sistema… sin salir de su casa.
Vive con su madre, anciana, enferma (podríamos decir prima-hermana de Violencia Rivas, el personaje de Diego Capusotto) un gato y un montón de ratas.
Julio repara gratuitamente los aparatos que la gente deja en el umbral de su casa, comunicándose solamente con la gente por medio de cartas.
La comunidad lo transforma rápidamente en un ídolo y referente que trasciende el barrio y las fronteras.
Su obra se difunde por las redes sociales, la televisión, el boca a boca, llevando su fama por lugares impensados para una persona que NADIE conoce y que nadie nunca vio.

Julio desde su trinchera, pelea contra los poderosos con las armas que le da el conocimiento y su inocencia.
Lucha contra el consumismo, el cyber espacio, las redes sociales, la alimentación, la sociedad y los estereotipos de estos tiempos.
Pelea con sus armas contra la desigualdad, los pre-conceptos, los dogmas, generando un mensaje esperanzador.. de que “si se puede”.

Hasta que… como decía Minguito: “te levanto un monolito o te hago un buraco así”, quienes lo endiosaron y llevaron a lo más alto de la popularidad y la fama… lo bajan lo pisotean y lo intentan destruir.

Asistimos a una fábula de los tiempos que corren, del mundo en que vivimos.
Asistimos con humor y emoción a un espectáculo que no se puede dar con esta fuerza y contundencia en el ámbito del concurso de carnaval, por el tiempo, por el desarrollo que necesita esta obra para crecer, para razonar y procesar. Estamos hablando de dos hora de show, dos horas de canto, actuación, humor y de mensaje.
Extrañamente no concursar le da otro empuje a La Catalina, pues se desarrolla, va por terrenos que de otra forma no los hubiese descubierto como tal este colectivo de artistas.
Van por otros senderos que hacen que la murga sea más murga, crezca, explore y renazca más poderosa, más osada, más valiente.

Hermosos arreglos, buen canto por parte del coro y solistas, buen vestuario, contenido audiovisual y musical superlativos acompañan esta nueva propuesta, que seguramente presentarán por muchas partes del mundo, desparramando el mensaje central del espectáculo y del poder que puede tener una murga, como género, como propuesta artística.

Un espectáculo altamente recomendable, sincero , lleno de buenos momentos, ironía, humor y reflexión, del cual omito hilar más fino para intentar que vayan a verlo, realmente vale la pena, sobre todo para que acompañen a La Catalina en este nuevo viaje.

Caminando por los alrededores del teatro para volver a casa, con las manos en los bolsillos, masticando los restos del festín carnavalero, pienso… qué cosas no? cuanta coincidencia entre la historia de Julio y la de Agarrate Catalina, que vuelve… le pese a quien le pese.

Imagen: Agarrate Catalina Murga , Teatro de Verano. “Un día de Julio” – 19 de Diciembre 2015 – Fotos © Virginia Prado – Fotografía

Facebook API came back with a faulty result. You may be accessing an album you do not have permissions to access.

(Visited 99 times, 23 visits today)



Fino Sosa

Fino Sosa

Adrián Sosa: Montevideano, 1965, lector, melómano, "escribidor". Durante los años 80, coordino y editó diversas revistas alternativas en forma independiente (Atrás de todo, Culos de botellas, Perro Andaluz) en los cuales se recogía y divulgaba la poesía,los dibujos, el arte callejero, la música: el nervio latente bajo la aparente inactividad de esos años. En los últimos años editò en forma independiente libros de poesía de distribución gratuita "El Grito", "Lobos en la Buhardilla", "Lo que quedó allá arriba "y" Cuadernos Mojados" lleva adelante el blog: http://lucesdelacity.blogspot.com.uy/

<





Recomendaciones destacadas