ABUELA COCA en 2 Capitulos en Bluzz Live Montevideo - Mayo 2014 © Mari Rodríguez

“Abuela Coca En 2 Capítulos”: Entrevista a Chole Gianotti y Martín Morón

OAuthException: (#4) Application request limit reached

El jueves 29 y el viernes 30 de mayo en Bluzz Live tiene lugar “Abuela Coca En 2 Capítulos”, un espectáculo que propone un acercamiento a los primeros cinco discos de una de las bandas más longevas y mentadas de la escena nacional.

A lo largo de dos noches, la banda y su público podrán reencontrase con canciones que hace mucho tiempo no son interpretadas en vivo.

Chole Gianotti y Martín Morón nos cuentan más sobre esta celebración en dos veladas, y repasan muchas de las enseñanzas y vivencias de una carrera que ya alcanza veintidós años a puro ritmo del barrio.

Cuando una banda lleva tantos años de trayectoria, surge una necesidad (muchas veces externa, aunque a veces también es auto-impuesta) de equilibrar lo que la banda quiere hacer con lo que su público espera que hagan. ¿Cómo lo manejan?

Chole: Lo que quiere uno hacer, y lo que el público quiere que hagamos… ¡ese creo que es el eterno dilema al momento de armar una lista de La Abuela Coca! [risas] A veces, el músico quiere otras cosas – las cosas nuevas, o las que más le hacen reflejar su estado natural de músico, que es tocando. Y la gente a veces quiere escuchar lo que ya conoce… entonces, el equilibrio es lo ideal en estos casos. Lo que hacemos ahora con la revisión de nuestra obra justamente es volver a encontrarnos con estas canciones que nos gustan a nosotros, y muchas de esas canciones que le gustan a la gente. Entonces, creo que ahí estamos encontrando el equilibrio.

Y justo esto coincide con el proyecto de “Rock Mestizo”…

Chole: Rock Mestizo es una idea que tenemos ahora, que es reversionar canciones de la banda, es un proyecto que estamos haciendo con MMG (que es el sello que nos edita), y nos está ayudando gente de otras bandas como Santiago Bolognini de Once Tiros. Y apareció una alquimia relinda porque mucha gente se prendió a este proyecto, que justamente lo que quiere es mestizar más con nuestras vivencias toda la música de la banda, el “tuco” de La Abuela Coca.

Martín: Y vamos a estar presentándolo con invitados en estas próximas fechas, y ya está el video, y lo pueden ver por YouTube.

¿Por qué Ta Salao? ¿Por qué ese tema y no otro? ¿Tiene que ver con que fue el disco que en cierta forma cimentó todo lo que está pasando ahora (“El Ritmo Del Barrio”, 2001)? ¿Ustedes lo ven así?

Martín : No sé si la cimentó, lo indiscutible es que es el disco que vendió mejor de la Abuela Coca, y el que le abrió las puertas al extranjero. De todas maneras, acá en Uruguay están el primer disco que se llama simplemente “Abuela Coca” (1996) y “Después Te Explico” (1998) que en su momento fueron pasos importantes para la banda.

Ta Salado es un tema que hace mucho no tocamos… nosotros tenemos alrededor de cincuenta canciones “tocables”, pero en los toques no podemos tocar más de veinte, o veinticinco. Entonces, hay que hacer un filtro. Y algunas canciones quedan afuera.

Chole: Lo que dice Martín es así, para nosotros “El Ritmo del Barrio” es un disco bisagra. O sea, también tenemos que ir a la época en la que estaba “El Ritmo del Barrio”, y ver la escena política, social y cultural de acá. Son distintas etapas, el primer disco de La Abuela Coca lo que hace es sacarnos de la etapa under – llevábamos cinco años tocando sin ningún disco editado.

Martín: La gente conocía las canciones porque las tocábamos en vivo. Fue un gran paso. Colaboraron Rada, Lea Bensasson… Eso fue una primera etapa. Y entonces, el segundo disco nos abrió la segunda etapa, que fue salir de Montevideo al interior. Que en aquella época, era como ir a la luna. Fue otro gran escalón para la banda, se masificó. La pasaban por todas las radios. Y se escuchaba desde Bella Unión hasta Montevideo. Y “El Ritmo del Barrio” fue un disco que lo hicimos nosotros independientemente. Fue una locura, salió de la banda y lo produjo la banda. Trabajamos con Daniel Baez en el estudio, y fue el disco que nos abrió las puertas al mundo. Se convirtió en un disco muy importante para nosotros. Y todavía sigue estando vigente.

Martín: Coincido con todo lo que dice Chole, y agregaría una cosa: en los shows de La Abuela Coca (no en estos shows puntuales que vamos a hacer ahora, pero sí en nuestros shows comunes)  el disco que se toca más es “El Cuarto de La Abuela”, que lo produjo Palito Elissalde. Fue hecho como un disco más pensado en tocar en vivo. A veces en el estudio uno se engolosina, y empezás a hacer cosas como doblar las voces de los cantantes y a sumar cosas, y después hacer eso en vivo no siempre es automático.  Entonces, me parece que “El Cuarto de La Abuela” fue el disco que tuvo más achicada la distancia entre lo que se hizo en el estudio, y lo que se hace en los vivos.

Respecto a las dos fechas que se vienen este fin de semana, ¿cuál es la propuesta?

Chole: La invitación es que vengan a escuchar la discografía de La Abuela Coca en vivo. No es una fecha en la que vamos a festejar nuestro cumpleaños veintidós, simplemente se llama “Abuela Coca en 2 Capítulos”, y busca un reencuentro con esas canciones que hace mucho tiempo no tocábamos. Y en los ensayos estamos haciendo como una gran terapia al volver a esas canciones. En mi caso, cada palabra que canto me hace pensar en la veces que la toqué en tal lado, y las alegrías que nos dieron esas canciones. Y también, las tristezas. Entonces, todo es como una gran terapia. Y nos hace bien.

Martín: En la primera noche, nos vamos a centrar en las canciones de nuestros dos primeros discos, y la mitad de “El Ritmo del Barrio”. Y al otro día vamos a tener el otro medio de “El Ritmo del Barrio”, “El Cuarto de la Abuela” y “Vos”.

¿Y cuántos temas estiman que van a tocar por disco?

Martín: Es imposible tocar todos, en total son como sesenta temas. Y nosotros vamos a tocar unas cuarenta y cuatro canciones. Algunas seguirán quedando para otra ocasión… ¡La Abuela Coca en Tres Capítulos!” [risas].

Tengo entendido que habrá invitados, y algunas sorpresas. ¿Pueden adelantarnos algo?

Chole: Bueno, tenemos el estreno en vivo de Ta Salao, que va a tener una gran cantidad de invitados de la “nueva” versión en el escenario.

¿Y habrá miembros viejos de la banda?

Martín: En este caso no. Es una idea que está buena para hacer, pero en este caso no. Estuvieron de visita en un ensayo, pero está bueno tocar nosotros, el equipo – los que vamos a todos los toques… va a estar convidada la murga, y después vamos a estar nosotros, rockeando.

Hagamos un poco de repaso ahora… Quisiera saber, ¿qué canción de su autoría los sorprendió? ¿Qué canción grabaron por inercia, o porque la tenían ahí, y la repercusión que tuvo los asombró por completo?

Chole: Me parece que “Se Duerme Otra Vez”. La gente la hizo propia. Y la reversionaron mucho.

Martín: Y también “De Allá Abajo”, que es un tema que a veces no ponemos mucho en el repertorio, y algunos compañeros que son fans de La Abuela Coca hicieron un ranking y quedó arriba del todo.

Es difícil, vos no sabés. Si pudiéramos saber qué hacer y cómo para que un tema lo escuche todo el mundo, seríamos ricos.

¿Alguna gran decepción que hayan tenido? ¿Una canción que la gente no entendió, o cuyo mensaje fue desvirtuado?

Chole: Si, eso pasa cuando te la jugás por una canción que vos crees puede ser la que va a guiar el disco, y después no lo es.

Por ejemplo, en el “Después Te Explico” nosotros nos la jugábamos mucho por “San Pedro” y “Qué Pasa”, y no le dábamos bola a “Afoxe”. “Afoxe” era una canción del montón. Y sin embargo, “Afoxe” detonó. Y no era una canción por la que nosotros nos la jugáramos.

¿Cuál es el momento no-musical más emocionante que les dio la música?

Martín: Podríamos decir que todos los momentos alucinantes viajando. No estábamos todo el tiempo tocando, pero estar tirándonos de un puente en Alemania de diez metros pa’l agua… ninguno de nosotros vive 100% de La Abuela Coca. Pero podemos decir que la banda ha sido nuestra principal fuente de aventuras. Nos ha llevado a cada lugar increíble…

Chole: Nosotros tenemos una canción que dice “hasta donde nos trajo la música”.

Martín: Quiero citar a Pedrito Alemany, gran amigo y guitarrista… cuando estábamos en Cuba (fuimos con el Congo y Once Tiros) un día estábamos al borde de la piscina, y Pedrito empezó “gracias do, gracias do sostenido, gracias re…” [risas]. Creo que eso sintetiza todo esto que estamos hablando.

Y sé que esto es muy genérico, pero… en base a todas las bandas que han visto, y todos los escenarios que han pisado… ¿la música alguna vez puede mentir?

Martín: Sí, claro. El Príncipe advertía, “ojo los músicos que son como aprendiz de brujo”…  o sea, la música puede llegar a darte un poder muy grande que hay que saber manejar. A veces, vos tenés un micrófono y hay mucha gente que te está escuchando…

¿Pero la música en sí? ¿Eso puede mentir?

Chole: La persona es lo que miente. Una vez escuché a Darnauchans decir que le gritaron en dictadura por qué cantaba rock, y el loco paró el show y dijo, “la música no tiene ideologías, son los hombres los que se la ponen”. Y lo que dice Martín está bien, la música te da poder. Y si vos sos corrupto, o una persona muy baja, lo podés usar para mentir. No es el martillo, sino quién lo agarra…

Martín: A mí me pasa de mirar un proyecto y que me resulte demagogo… se lo atribuyo, “me parece que está haciendo demagogia”. Y ojo, por supuesto que muchas veces quedo encandilado, me parece que es magia pura. Hay veces que le creo, que parece magia…

“Magia Veneno”, como decía Catupecu Macu. [Risas]

¿Y qué bandas uruguayas emergentes les han llamado la atención? ¿Hubo alguna que escucharon o vieron, y dijeron “estaría bueno tocar con esta gente”. ¿Con cuáles han flasheado?

Martín: A mí me pasó, yo flasheé cuando vi a NTVG, te estoy hablando hace ciento cincuenta mil años. Tenía un amigo que estaba tocando ahí, yo fui a ver a mi amigo, a Martín Gil, un gran amigo. Y en ese momento flasheé.

Chole: La Vela Puerca me recontra-impresionó cuando la vi por primera vez. Tocamos juntos, los invitamos a tocar, ellos tocaron de teloneros nuestros en Cuareim. Y me sorprendió NTVG cuando los vi en vivo. Y El Peyote Asesino me partió el cerebro. Y después hay otras bandas con las cuales tocamos como Pibes Pepa, y (hace poco) La Ricardo Gómez en Paysandú.

Uruguay tiene una magia a nivel de músicos impresionante.

¿Qué opinión les merecen las nuevas tecnologías? Cuando ustedes empezaron, no había Facebook ni Twitter pero tampoco Soundcloud ni Bandcamp, ni sitios que permiten la reproducción masiva como YouTube.

Martín: Acercó todo, y también desmitificó varias cosas… Abuela Coca en los noventas no es que estuviera inventando la pólvora, había montones de proyectos similares. Pasa que no llegaban hasta acá. No se consumían, era un huevo conseguirlos. En ese sentido está buenísimo.

Igual creo que hay una cosa que se fueron un poco al carajo, y es que vos le preguntás a alguien si está bueno el disco y todos lo primero que te contestan es “se suena todo”. Y a mí me parece válida esa respuesta, pero me parece incompleta… personalmente no es lo que más me interesa, pero reconozco que a la mayoría de la gente sí.  Le interesa que suene. Pero después de eso, contame qué te parece la canción. ¿Está buena la música? ¿Está buena la letra? ¿Están buenos los arreglos?

Tal vez todo esto es porque aún sigue siendo el chiche nuevo…

Sí. Esto me recuerda una frase que me dijo Estela Magnone cuando la entrevisté recientemente,  “vivimos en la cultura de lo efímero”…

Y sí, ponete a pensar cuántos discos se graban por día en el mundo… y a veces mejor ni pensarlo, porque se torna absurdo.

Son muchos bienes culturales. ¿Qué piensan sobre su libre circulación?

Chole: Las obras son bienes del creador, eso se tiene que respetar. Pero después que haya una herramienta que vos puedas bajar esa obra a un muy módico precio, estoy a favor.

Martín: Tiene que haber (y quizá ya lo haya) una manera de detectar la canción una vez fue escuchada, y que el autor reciba su regalía. Pero entiendo que una vez que se publica algo, es difícil de controlar. En España quisieron controlarlo, y hubo terrible relajo. En Estados Unidos también.

Chole: En el caso de Ta Salao, nosotros lo subimos para compartir y difundir. Y la gente lo va a bajar. Y es una herramienta que se debe usar para eso, para la difusión. Que no se convierta en la herramienta de consumo básico para la persona. Que no se pierda el disco físico.

Martín: Esto es muy personal ya, pero yo soy hincha de lo tangible. Es un debate que tengo con varios amigos que no tienen un solo disco, que tienen todo virtual.

Chole: Y también está lo cultural. Me acuerdo los viajes que hicimos con La Abuela Coca al Primer Mundo, ahí la gente baja los temas, y si le gustan los paga. Hay otra cultura. O sino van, y compran el disco.

Martín: Hay que adaptarse, y entender que todo es compatible. En su momento había terrible cagazo con que la fotografía iba a desaparecer con el cine, el cine con el video… y al final no pasó nada. En la variedad está el gusto. Igual hoy en día los discos acá en Uruguay para lo que sirven es para tocar, son un gran comunicado de prensa.

Y lo último… Chole, hay una frase que dijiste en una entrevista que tiene un peso tremendo, y era la que señalaba que la dictadura convertía a los muchachos en “jóvenes viejos”. Y que la música siempre fue tu cable a tierra. Ahora que vos has podido vivir todo esto, ¿quién sos? ¿Cómo te ves?

Yo sigo siendo el mismo dentro mío, tengo más experiencia de vida. Tengo cuarenta y seis años, soy padre reciente. Y me gusta mi estilo de vida, siempre trato de mejorar. Tengo mis aciertos, y mis errores. Pero básicamente, sigo pensando eso. Tengo una canción nueva que estoy grabando, dice “aquí estoy otra vez como si fuera la primera vez. El mismo espíritu de aquella vez, solo que la vida deja huellas”. Soy el mismo. Y voy a ser el mismo.

Imagen portada: ABUELA COCA en 2 Capitulos en Bluzz Live Montevideo – Mayo 2014 © Mari Rodríguez

 
 

   

 
 

(Visited 34 times, 22 visits today)

Emilio Pérez Miguel

Emilio Pérez Miguel

(Montevideo, 2 de diciembre de 1979) Traductor público de idioma inglés, periodista cultural y organizador de eventos a beneficio de hospitales pediátricos en Uruguay y Argentina. Su labor periodística comenzó en junio de 2009 con la fundación de MusicKO, un sitio dedicado a la reseña de artistas emergentes. En la actualidad colabora con diversos portales entre los que se incluye Cooltivarte, al cual se integró a inicios de 2011. Como escritor, publicó dos libros de poesía en 2009 y 2010 (“Once” y “Ten”) y uno en prosa que vio la luz en 2013 (“Ayer La Lluvia”). "Once" y "Ten" fueron libros híbridos, con una propuesta enraizada en igual parte en la música y la poesía. "Ayer La Lluvia" aunó esta pluralidad de formas, y se presentó con los artistas que lo inspiraron en un festival de música y literatura que se extendió durante dos años, al término del cual Pérez Miguel se retiró como escritor. Las experiencias vividas durante ese tiempo fueron entonces sintetizadas en la "Campaña Del Juguete", una gira de conciertos que beneficia al Hospital Pereira Rossell en Uruguay, y al Hospital Garrahan en Argentina. Pérez Miguel fue asimismo el primer escritor uruguayo en subir todos sus libros a Internet, amparándose en el sistema de derechos libres conocido como Creative Commons. Basándose en que "el arte es para compartir y no para competir" y buscando "una democratización real de los bienes culturales", el autor comparte su obra en su propio sitio y en diversas páginas que fomentan la literatura, de manera libre y gratuita.







Recomendaciones destacadas