Foto: Pablo Cazarré

A la velocidad del paisaje, entrevista a Luciana Mocchi

La velocidad del paisaje es un nuevo disco. Luciana Mocchi su creadora. Esta joven artista montevideana se encuentra por estos días dándole vuelo a su primer trabajo discográfico. A pesar de este debut, Luciana ya tiene experiencia en la escena musical, habiendo colaborado con diferentes músicos tanto a nivel nacional como internacional. Es así que se ha presentado en Chile, en Argentina y ha tocado en distintos puntos de Estados Unidos en 2009, lo que como nos cuenta la hizo ver el poder que tiene el mensaje artístico a pesar de las barreras que nos separan con esa sociedad. Allí empezó a confiar en sus canciones, para continuar y sumergirse en la tarea de componer y cantar haciendo de la música su vida.

Sobre el disco y su proceso de realización, su opinión sobre la movida musical uruguaya, sus planes futuros y más, nos cuenta en la siguiente entrevista.

“Es un disco hecho con mucha dedicación y amor por la música. El título refleja eso. Momentos, personas, velocidades cambiantes, y eso está impregnado en las canciones.”

-¿Hace cuánto que te dedicas a la música y por qué surgió esa necesidad?

-Estoy convencida de que mi vida y la música son la misma cosa, no podría vivir sin hacer canciones. La necesidad de dedicarme a la música nace desde siempre. Nunca encontré otra manera para comunicarme que sea mejor que la música. Aunque voy siempre adquiriendo nuevas herramientas para hacerlo mejor o de una manera diferente, la música siempre fue y es mi canal. Estudié piano, composición, y música, y hace poco empecé a estudiar batería. Voy descubriendo cuales son mis puntos débiles e intento ir a clases para tratar de mejorarlos.

-Por lo que tengo entendido realizaste una gira por varios estados de EEUU ¿nos puedes contar cómo surgió esa posibilidad y qué te dejó esa experiencia?

-Hacer música y compartirla es lo que más me gusta. Se aprende mucho del intercambio con colegas. Y en esas cosas, está lo lindo de encontrar gente que también esté dispuesta a compartir. Eso es mágico para mí. Conocí a Yayo Serka (baterista de Lila Downs), quien me presentó músicos maravillosos en Nueva York. Hicimos una fecha en Nueva York y otra en Nueva Jersey. Después toqué en Maryland y Pennsylvania presentando un show solista, de guitarra eléctrica, voz y muchos pedales. Tocar frente a gente que no habla tu idioma genera que la música sea el puente con el espectador. En mi caso, se suma que era el único puente posible porque soy muy mala hablando inglés. De eso aprendí mucho, aprendí a ver la música de otra manera. Cuando fui a Nueva York en el 2009, tenía canciones pero no confiaba tanto en ellas. Ver el poder que puede tener un mensaje artístico, fue lo que me hizo continuar y ver que mi misión es cantar y componer canciones.

-Cóntanos sobre tu primer disco: ¿de qué viene en cuanto a estilos e influencias? ¿Cómo fue el proceso creativo para llegar al resultado final?

-Este disco es el reflejo de un montón de personas y momentos que fueron o son parte de mi vida. En principio empezamos a trabajar con Martín Musotto (Argentina) en la producción artística, pero luego decidimos separar los caminos. La preproducción fue un trabajo que hizo él, y eso se nota. Es un disco que estuvo parado por problemas económicos, acelerado en otros momentos gracias a la ayuda económica de algunos amigos o la buena disposición de técnicos y músicos, y en otros simplemente andando. Participan muchas personas que nunca imaginé, como Yayo y Luis Guzmán (baterista y bajista de Lila Downs) con quienes tuve la suerte de poder grabar en Montevideo. También Eli-u, Damián Gularte, Nico Davis y otros amigos. Es un disco hecho con mucha dedicación y amor por la música. El título refleja eso. Momentos, personas, velocidades cambiantes, y eso está impregnado en las canciones. Aprender a producir, aprender a cómo es estar en la cocina de un disco, organizar, coordinar, efectivizar.

-Si tuvieras que elegir una canción de este disco como tu preferida ¿Cuál sería y por qué?

-Me gustan todas las canciones del disco. Cada una cumple una función dentro del tracklist. Algunas me gustan más por los climas, otras por lo que sentí cuando las grabé. Siento que es un disco para escuchar entero, de principio a fin. «Impás» refleja en parte todas las velocidades del disco. Yayo Serka grabó la batería y Luis Guzmán el bajo. Estaban en Uruguay porque tocaban con Lila Downs en el Teatro Plaza, y un ratito antes de subirse a tocar, Yayo me dijo «quiero que intentemos grabar en tu disco, hagamos eso mañana». Estaba con Leo Anselmi (bajista del disco), así que llamamos a Cesar Lamschtein, le dijimos que no teníamos plata, pero que teníamos ganas de hacerlo. Nos propuso hacerlo al otro día en Vivace, pero no teníamos batería. Salimos de ver a Lila y seguíamos pensando cómo concretar la idea. Empecé a llamar bateristas amigos, pero era domingo!! Andrés Borotra salió de la cama de su novia y fue hasta la casa para prestarnos su batería. La subimos al auto de Leo, fuimos a buscar a Yayo, y directo a grabar. Teníamos dos horas para grabar todo, pero el vuelo de Yayo se atrasó y pudimos hacer todo con mucha más paz. La imagen que me queda, es la del autito de Leo con tres personas y una batería adentro. Querer es poder.

-¿Cómo se conforma la banda que te acompaña?

-El bajista de todo el disco es Leo Anselmi, quien también participa de los arreglos musicales (y muchos de los espirituales) de Luciana Mocchi. Nico Selves y Beto Ponce en guitarras, Esteban Pesce en batería, y Tato Cabrera en sintetizadores, además de ellos trabaja también un grupo divino en diseño audiovisual, fotografía y gráfico donde está Luli Sandoval, Pablo Cazarré y otros amigos más. Aprendo mucho del equipo y me apoyan muchísimo, arreglísticamente, espiritualmente, y también en cada locura que voy agregando al proyecto.

– ¿Qué expectativas tenés en cuanto a su presentación en vivo de tu nuevo disco?

-Quiero tocarlo entero, y que la gente sienta algo. Difundir el mensaje, las canciones. Esa es mi mayor expectativa. Hice eternas las canciones, y eso es lo más lindo. Pretendo editarlo en la mayor cantidad de lugares que pueda, difundirlo, presentarlo. En Uruguay, Argentina y Estados Unidos que es donde está a mi alcance.

-¿Qué artistas te interesan o escuchas con más frecuencia en este momento?

-Me gusta mucho la música latinoamericana, la fusión en general de muchos géneros, el rock, el pop y la música oriental me fascina. Escucho muchas bandas de la India, como Swarathma, Raghu Dixit, Rahul Pophali. Con éste último me encuentro grabando músicas a distancia desde hace un tiempo. Fue mi conexión con India y estoy súper escuchando las frecuencias de allí. Por acá soy muy fan de Cabrera y del Príncipe. Ídolos totales. Un músico más invisible que me súper fascina es Nicolás Davis, lo visito muy frecuentemente en soundcloud para escuchar sus canciones.

-¿Cómo ves la movida actual de la música uruguaya? ¿qué te interesa de ella?

-Estoy muy triste con la movida actual de la música uruguaya. Las músicas que suenan por ahí son increíbles, y cuando viajo me encanta decir que soy uruguaya, pero el Estado, el gobierno, las autoridades, deberían revisar qué es lo que está pasando. En el mundo entero nuestras músicas son respetadas, y salen músicos increíbles de nuestro país. El asunto es: ¿Hay lugar en casa para todos estos músicos maravillosos? Los boliches cierran, o ven la música en vivo como un problema, eso genera que las salas y teatros estén colapsados, los medios también (supongo) o quieren plata, o no sé lo que quieren para difundir, lo cierto es que no hay lugar para nadie. Al fin y al cabo la música está en todas partes, pero para sobrevivir y hacer sustentable un proyecto tenés que ser músico, estratega y vendedor, y los músicos somos solamente músicos. Hay una energía que se pierde cuando uno hace todo lo que no es música. Por otro lado no hay una unión real entre los músicos para solucionar estos problemas, porque es imposible que nos juntemos a hablar de todos estos bardos cuando siquiera podemos juntarnos para hacer unas músicas. En el mundo de hoy, estamos todos muy fanatizados en la búsqueda de resultados. Vos le decís a un músico «chee, hacemos unas músicas?» y el músico te dice «para qué?». Y lamentablemente, «expresarse y listo» no es una respuesta valida cuando tu baterista no tiene plata para pagar la luz. No sé que va a pasar y eso me entristece. Quisiera que los músicos hiciéramos más música juntos sólo porque sí. Que pudiéramos juntarnos a hacer eso, y entre canción y canción, hablar de las problemáticas que nos incumben.

-¿Cuál es tu relación con Internet y las redes sociales para difundirte? ¿Qué opinás de esa difusión con respecto a los derechos de difusión?

-Utilizo las redes sociales como principal herramienta de difusión. Pago algunas campañas online, que son las que utilizo para que la gente que no conozco pueda conocer mis músicas. Pienso que gracias a este tipo de medios podemos ser más independientes que antes, pero también corremos el riesgo de ahogarnos totalmente en la virtualidad. Internet consume mucho tiempo, energía y dedicación. Y muchas veces llegas a gente súper interesante y linda, y otras sólo a personas que nunca van a salir de la compu para ir a un show tuyo, así les quede a dos cuadras.

– ¿Cómo sigue tu carrera en cuanto a proyectos futuros, toques, etc?

-Presentaré mi disco el 29 de agosto en la Sala Zitarrosa, con varios amigos invitados de Argentina y seguramente Yayo venga desde Nueva York para estar presente también. Mientras tanto planeo presentar el disco en Argentina y viendo la posibilidad de hacerlo también en Estados Unidos. Planifico grabar varios discos más en colaboración con otros músicos, y también un disco de tangos para el año que viene. Vamos a ver como va todo. Pienso en la posibilidad de seguir viajando, pero aún no tengo tantas cosas claras. Primero lo primero. A la velocidad del paisaje.

 
 

   

 
 

(Visited 60 times, 19 visits today)

Mauricio Conde

Mauricio Conde

Nació en San José el 23 de mayo de 1983. En 2010 conoció a Federico Meneses, impulsor de óbolo cultural y más tarde de cooltivarte.com, y se incorporó como co-director y editor responsable de ese medio digital. En COOLTIVARTE también redacta y diseña artículos, entrevistas e información sobre el quehacer artístico y cultural existente en el país. Siempre curioso por seguir aprendiendo elementos vinculados a la cultura, el arte y la educación.

<





Recomendaciones destacadas